Si eres de los que dicen alguna de las siguientes frases, ya sea a tus amigos o solo en tu cabeza, estás cometiendo un gravísimo error:

1. “Voy a empezar a invertir en serio y ahorrar de forma constante cuando junte suficiente para tener un contrato con X casa de bolsa o banco”.

2. “Eso de ahorrar es para cuando sea más viejo, por ahora a disfrutar lo que gano”.

3. “Sí, ya casi estoy a punto de lograr un colchón para en serio tomar en cuenta eso del ahorro, nada más que pase esta racha de vacas flacas”.

¿Te identificaste?

Todos nos hemos justificado el no ahorrar en algún momento de la vida. El resultado es que dejamos pasar el tiempo pensando que un día lo vamos a tener todo en orden para lograr ahorrar y ese momento perfecto para empezar a hacer crecer el dinero nunca llega.

Hay muchas formas de ahorrar -en instrumentos formales y con rendimientos- desde un peso. ¿Cuáles?

Ejemplos:

- El ahorro voluntario en la afore. Sí, ahí puedes ahorrar desde un peso.
- Los PPR (Planes Personales de Retiro), hay algunos que te piden que pongas desde 1,000 pesos al mes sin ahorro de inicio.
- CetesDirecto en donde puedes invertir desde 100 pesos.

Y, ¿qué es lo que pasa si dejas pasar más el tiempo?

Miren esto:

Cortesía: Resuelve Tu Futuro

Cortesía: Resuelve Tu Futuro

 

 

 

 

 

 

 

 

(PUEDEN DAR CLICK EN LA IMAGEN PARA VER LOS DATOS A DETALLE)

Lo que pueden ver aquí es que si ahorras 500 pesos al mes desde que tienes 25 años en un Plan Personal de Retiro (PPR) logras juntar una aportación de 240,000 pesos, que con los intereses compuestos y beneficios fiscales, termina siendo un ahorro de unos 2 millones de pesos. Si empiezas tu ahorro 10 años después la diferencia es de 60% y logras una meta de 836,156 pesos. Y así va bajando el monto. Esto no solo es resultado de ahorrar menos tiempo, también de perder intereses compuestos, donde está la clave del ahorro a largo plazo.

No dejemos para luego lo que podemos empezar hoy.

¿Que el retiro es muy lejano? Bueno… ¿ya empezaron con el ahorro para su casa o su negocio o la universidad de sus hijos?

No pierdan ni un día más.

Espero sus comentarios en la zona de opinión y sigamos la conversación en Twitter o Facebook


photoEl día de ayer Banamex y la UNAM presentaron los resultados de su encuesta “Cultura financiera de los jóvenes en México”. No saben la emoción que me dio que hay una nueva encuesta de este tipo.

Más allá de la emoción, los resultados de la encuesta son interesantes y demuestran que para los jóvenes -mexicanos entre 15 y 29 años de edad- el dinero es un medio para adquirir y consumir. Si bien muchos de ellos (y esto es una gran noticia) dicen que ahorran recurrentemente, no tienen claridad en cuanto al ahorro a largo plazo y menos aún sobre inversiones. No utilizan productos financieros y se manejan en efectivo. Dicen querer más información sobre el tema, pero con lenguaje sencillo.

El campo de oportunidad para las instituciones financieras es enorme. Tendrán, todas, que echarle un ojo a esta encuesta para ver cómo atraer a esta clientela potencial.

El resto de los mexicanos debemos pensar qué es lo que pasa, qué hacemos, hicimos o podemos hacer para que estos jóvenes, cuyas vidas serán reflejo de las decisiones financieras que tomen o no tomen hoy, tengan la información para tomar las correctas.

Les dejo algunos de los datos que me llamaron la atención:

- 95% dice que el medio de pago que utiliza con mayor frecuencia para pagar sus compras es el efectivo.

- 20% dice que encuentra mayor satisfacción en gastar el dinero que en ahorrar para el futuro.

- 56% respondió que al final de mes no le sobra dinero, y 9% que se endeuda o pide prestado.

- 52% dice ahorrar con regularidad. Sus ahorro los guardan en casa, según el 51%, donde perciben que esta más seguro.

- 3 de cada 10 dicen que no tienen una cuenta de ahorro en el banco porque no les alcanza.

- 96% no tienen una inversión bancaria.

- 75% no conocen inversiones por medio de pagarés, plazo o a la vista.

- 70% dicen no conocer las inversiones en negocios.

“La lógica es el gasto y no la inversión”, dijo ayer en la presentación de la encuesta Fernando Castañeda, director de la facultado de Ciencias políticas de la UNAM. Y el rector de la UNAM, José Narro, después añadió que este bono demográfico que tenemos en México ahora y que no se aprovecha para darles educación en prevención se puede convertir en un pagaré. La educación financiera, dijo el rector, ayuda a los jóvenes a lograr una planeación en su vida “a ser autores de su futuro y no dejarlo al azar”.

Ustedes, ¿qué opinan?, ¿cómo ven los jóvenes el dinero?, ¿por qué el consumo es tan importante?, ¿por qué el ahorro se percibe como algo positivo pero complejo de lograr?

Sigamos la conversación en Facebook y en Twitter @vivircomoreina.

 


Contradictorio les parecerá el título de este post. Lo es. Uno esperaría que si las expectativas que se tienen de los mercados son positivas, que las estrategias de inversión serían menos adversas al riesgo. Pues parece que este 2014 ese no es el sentimiento del inversionista.

52% de los inversionistas a nivel mundial planean adoptar estrategias más conservadoras este año, tomar menos riesgo y asumir menores rendimientos por su dinero invertido, según datos de la Encuesta del Sentimiento del Inversionista Global de la firma Franklin Templeton.

Solo en México, esta tendencia por el conservadurismo la aceptan 58% de los inversionistas encuestados.

Esto va en contra “de la opinión que la mayoría de los mismos inversionistas tienen sobre un mejor desempeño del mercado de acciones y rendimientos mejores de sus inversiones este año”, añade la encuesta. Hay una desconexión.

Otro dato que refleja la contracción: todos quieren ser más conservadores al mismo tiempo que 4 de cada 5 inversionistas sienten optimismo en cuanto a la posibilidad de alcanzar sus objetivos financieros.

En México, y esto no es dato de la encuesta, sino de varias entrevistas que he realizado a directores de instituciones financieras en los últimos meses, la tendencia del inversionista es conservadora. La mayoría de los portafolios que manejan los bancos son de perfiles conservadores. Y esto sucede cuando las tasas de interés a nivel mundial y en México están bajas e instrumentos de deuda o renta fija ya no siempre logran mantener un rendimiento por encima de la inflación.

“Un enfoque inteligente para manejar el riesgo no es evitarlo categóricamente, sino asegurarse que los riesgos tomados son intencionales, entendidos y propiamente compensados teniendo en la mira nuestras metas de inversión de largo plazo”, dijo Hugo Petricioli, country manager de Franklin Templeton Investments México.

¿Qué es lo que está pasando? Si tú tienes inversiones a largo plazo y no tomas la estrategia que Hugo plantea en esta última cita, de tomar ciertos riesgos y no evitarlos por completo, tu dinero corre peligro porque tomas decisiones basadas en los eventos del día o de corto plazo, para inversiones que tienes a largo plazo.

Entonces, ¿en qué quieren poner su dinero los inversionistas en México?

En bienes raíces y metales preciosos.

Invertir en estos dos activos no es mala idea, solo hay que tener siempre en mente la regla número 1 de las inversiones: no pongas todos tus huevos en la misma canasta y diversifica.

En fin, me pareció interesante que la encuesta reflejara esta desconexión en los inversionistas a nivel mundial y en México. Debemos, los que queremos invertir e ir haciendo más dinero con el que ya tenemos, de pensar realmente en la estrategia correcta para lograrlo y la ayuda de un buen analista financiero es clave para ordenarnos y establecer el camino que queremos seguir para conseguir nuestras metas.

Una sencilla conclusión a todo esto: Si queremos que nuestro dinero trabaje y obtenga rendimientos no podemos dejar de tomar algo de riesgo porque los instrumentos de deuda no son ya el refugio que eran antes, hay que tomar riesgo, pero éste debe ser acotado a nuestras metas y planes y lo debemos tomar asesorados.

Si quieren darse una empapara de inversiones en una lectura agradable lean “El pequeño cerdo capitalista: Inversiones” y “Maneja tu dinero para Dummies“.

Otros datos interesantes de México en la encuesta:

- Casi la mitad de los encuestados dijeron que el mercado subió en 2013, cuando en realidad bajó. Creo que andamos un poco desinformados.

- Un tercio de los inversionistas mexicanos esperan agregar o incrementar sus inversiones en acciones locales.

- Los inversionistas mexicanos son optimistas en cuanto a conseguir sus metas financieras y esto coloca al país como el tercero más optimista de la encuesta. El top 3: India, Chile y México. Los 3 menos optimistas: Japón, Corea y Francia.

 


Bitso lanzará pronto el primer exchange mexicano de Bitcoin. En otras palabras, ya podrás adquirir tus bitcoins en México. Claro que no imagines que te las van a dar, pues recuerda que son digitales.

Bitso operará como un exchange tradicional con un libro de pedidos limitados.

“Constituimos Bitso para promover y desarrollar en México esta innovación tecnológica tan emocionante y trascendental para la economía mundial”, dice Pablo González Delezé, director general y cofundador de Bitso.

El otro cofundador de la empresa es Ben Peters, quien es también director del Vancouver Bitcoin Coop.

Bitcoin es una moneda global que permite hace transacciones entre dos personas sin importar dónde se encuentren en el mundo. Según datos del Banco Mundial en el 2013 más de 483 mil millones de dólares fueron enviados internacionalmente a través de los canales oficiales de remesas. De estos, 351 mil millones van a países en desarrollo como México. El costo promedio global de envío de remesas se calcula que es del 9.3% del valor de la transacción, es decir, del monto global, unos 50 mil millones. Según Bitso, este es un nicho de oportunidad para ellos pues podrán disminuir el costo de los envíos y aumentar la velocidad de las transacciones.

No queda claro cuándo iniciará el exchange de Bitso en el comunicado enviado, pero puedes estar al tanto en su sitio web: bitso.com.

Esta noticia surge en México justo cuando Mt. Gox, una importante exchange de bitcoins con sede en Tokio se declaró en bancarrota. El sitio desapareció. No obstante, miembros de la comunidad Bitcoin dijeron que este colapso es un caso aislado y que no enmarca el futuro de esta moneda virtual. En un comunicado se especificó que como en otras ramas de la economía, en la de Bitcoins, hay actores malos que deben ser eliminados.

El Bitcoin surgió en el 2008 y se utiliza para hecer pagos y transferencias en línea, pero no está hasta ahora regulado por ninguna entidad financiera a nivel mundial. Es decir, si inviertes en esta moneda y hay una devaluación no tienes respaldo alguno.

Hasta diciembre de 2013 y antes de la noticia de Mt. Gox el bitcoin se había apreciado 6,542% en cinco años y valía 930 dólares el bitcoin.

Es interesante que surjan este tipo de productos, pero hay que tener cuidado al usarlos y estar muy informados antes de invertir en ellos.

Espero sus comentarios en la zona de opinión y sigamos la conversación en Twitter @vivircomoreina y Facebook


¿Tienes tu casa asegurada?

Lo más probable es que tu respuesta haya sido: No. Y es que solo 5% de la población cuenta con un seguro de daños, según datos de Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros.

Y es que el seguro de hogar se percibe como algo que se contrata con el dinero excedente cuando se tenga, y la verdad es que nunca se tiene. Esto es un error. Tu casa es uno de los activos más importantes de tu patrimonio. Si la pierdes, igual que tu capacidad para trabajar -lo que implica un seguro de gastos médicos mayores- es muy difícil reponerlo. Es un seguro que debería de ser indispensable.

Hace una semana Seguros Axa sacó un comunicado de prensa en el que decía que 9 de cada 10 personas le preocupa el cambio climático y que están convencidas de que hay un número mayor de eventos metereológicos y sequías.

Por otro lado, según la Organización Mundial de la Salud, los desastres naturales relacionados al cambio climático se han triplicado en los últimos 50 años, causando más de 60,000 muertes. Aún así, muy pocos en México han decidido asegurar uno de los activos más importantes que tienen como familia: la casa.

Uno de los pretextos para no asegurar la casa es que es muy caro. El seguro de una casa de interés social cuesta menos de 2,000 pesos al año y de interés medio podría costar entre 5,000 y 10,000 pesos al año. ¿Cuánto cuesta perder la casa?

Aquí algunas de las opciones que tienes:

-       Si tienes una hipoteca: Los créditos hipotecarios tienen un seguro para la vivienda, pero lo que está asegurado es el saldo insoluto de la casa.
En caso de una pérdida de la casa por un incendio, el seguro dentro de la hipoteca responde por el saldo insoluto y el primer beneficiario es el banco. En otras palabras el banco se cobra lo que le debes y si sobra te lo devuelve. Por eso debes asegurar parte de la casa por tu parte.
Lo que se recomienda asegurar por fuera son: los contenidos del bien inmueble y la parte proporcional o la diferencia entre el saldo insoluto y el valor comercial de tu casa.

-       Si rentas tu casa: En este caso lo recomendable es asegurar los contenidos de la casa –tus muebles, pantallas planas y electrodomésticos- y uno por los daños a terceros que puedas provocar en el uso de la casa. Este tipo de seguros incluye eventos como: tu perro se sale corriendo y muerde a un vecino, o tu hijo deja abierta la llave del agua e inundas el departamento de abajo.

-       Si eres dueño de tu casa: En este caso deberías adquirir la cobertura básica que se llama incendio y/o rayo. Y revisar, según tus necesidades, las coberturas adicionales.

Las coberturas adicionales son:

  1. Terremoto: Depende geográficamente de dónde vives. Si estás en el Distrito Federal o Oaxaca sería una tontería no tener esta cobertura.
  2. Riesgos hidrometeorológicos: También depende de la localización del bien y cubre huracanes y todo evento relacionado.
  3. Responsabilidad civil familiar: Este te cubrirá de errores que dañan a terceros, por ejemplo: dejas la plancha prendida al salir de tu departamento en el quinto piso de un edificio de seis pisos. Tu error provoca un incendio y el fuego sube y quema tu departamento y los dos en el piso de arriba. Esto lo debe contemplar la responsabilidad civil.
    Para calcular por cuánto debes estar cubierto piensa en el valor de tu casa y tus bienes, asume que tus vecinos deben tener más o menos lo mismo. Si vives en un edificio este monto lo multiplicas por el número de departamentos que podrías afectar con este tipo de accidentes. Lo mismo en una casa: si incendias la tuya, podrías incendiar las de los vecinos.
  4. El robo y los contenidos: Haz un inventario de tus contenidos. Aunque la aseguradora no va a dudar de los electrodomésticos o muebles, siempre ayudará que tengas fotografías que muestren que de verdad tienes tres pantallas planas. De hecho, pide a tu agente de seguros que tome fotografías o un video de los contenidos que tienes en tu casa, esto puede agilizar y simplificar el proceso de pago de una indemnización.

Por último. Si tienes obras de arte en casa y joyas compradas o heredades tienes lo que se conoce como ‘bienes de difícil o imposible reposición’. Lo recomendable es que al contratar el seguro de hogar avises a la aseguradora de dichos bienes.

La aseguradora puede enviar a un valuador para hacer un aproximado del monto por el que se deben asegurar estas piezas, pero si prefieres, puedes buscar uno que tenga certificación y registro para hacer avalúos.

Saca fotografías de estos bienes, guárdalas fuera de tu casa y envía copias a la aseguradora para que estén en tu archivo.

Espero sus comentarios en la zona de opinión y sigamos la conversación en Twitter en @vivircomoreina y Facebook


¡Qué bien cae un dinero extra! Pero, antes de salir a gastarlo, piensa cómo podrías aprovecharlo mejor.

Es la temporada del reparto de utilidades. Las empresas obtienen ganancias cada año por su actividad productiva o los servicios que ofrece, y debe compartirla con sus empleados -los que realmente ayudan a conseguir esas ganancias-. Por lo tanto, entre mayo y junio muchos recibirán un dinerito extra.

¿Cómo funciona?
Si trabajaste al menos 60 días en el año tienes derecho a este dinero.

¿Cuándo recibirás?
No todos los años es igual, así que no es un monto que puedas tener claro en tu presupuesto, porque el cálculo, según datos de la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (Profedet) depende de los días que trabajaste en el año y tu sueldo.
Por cierto, si ya no trabajas en la empresa porque cambiaste de trabajo a la mitad del año, puedes ir por tu parte correspondiente.

Las empresas que no dan:
No toda empresa está obligada a dar reparto de utilidades. Por ejemplo: las de reciente creación, las de asistencia privada sin fines de lucro, las que no hayan obtenido un ingreso anual declarado al Impuesto Sobre la Renta de menos de 300,000 pesos, el IMSS y las instituciones públicas descentralizadas con fines culturales, asistenciales o de beneficencia.

¿Para qué lo puedo usar? (Y esto aplica para cualquier dinero extra, desde el reparto hasta los bonos, premios, y también si te ganaste la lotería).
1. Paga deudas. Si tienes deudas, aprovéchalo para pagarlas y dejar atrás el pago de intereses.

2. Adelanta créditos. Si tienes una hipoteca, un crédito hipotecario, personal o de nómina, y en el contrato no se penalizan los adelantos, usa el dinero para una aportación a capital y bajar así tu mensualidad o el plazo de la deuda.

3. Invierte. Piensa en esa etapa en la que ya no tengas ingresos -el retiro- y por lo menos usa una parte del dinero para invertirlo en fondos de inversión o en el ahorro voluntario de tu afore.
Si el retiro lo tienes cubierto, entonces piensa en una de tus metas financieras y aporta para lograrla.
Recuerda que debes tomar decisiones inteligentes, antes de ponerlo en cualquier fondo, pide asesoría para encontrar el mejor para tu perfil. Y si vas a hacer aportaciones en tu afore, asegúrate que ésta siga siendo la mejor en comparación con las otras.

4. Empieza tu fondo de emergencia. En teoría deberías tener un ahorro líquido y de fácil acceso de entre 3 y 6 meses de tus gastos fijos para un día o temporada lluviosa. Si no lo tienes, esta es una buena forma de empezarlo.

5. Adquiere un seguro. Si te falta el seguro de vida para uno de los proveedores de la familia, es tiempo de adquirirlo. Si puedes con ese dinero pagar tus seguros de gastos médicos mayores para que todos en la familia estén cubiertos, hazlo. Y si tu coche sigue sin seguro, más te vale que lo adquieras ya. La previsión es necesaria para unas finanzas sanas.

6. Disfrútalo. Si todo lo anterior lo tienes cubierto (sean honestos), entonces puedes usar parte de este dinero extra en un premio, gástalo en lo que traigas ganas y disfruta tu orden financiero.

Si ya recibieron su reparto, ojalá nos compartan cómo lo usaron y cómo tomaron la decisión de que era la mejor opción.

Espero sus experiencias en la zona de comentarios y sigamos la conversación por medio de Twitter en @vivircomoreina y Facebook en www.facebook.com/vivircomoreina.
 

 


Foto: Especial.

“Ahorrar es para tontos”.
“La organización financiera es una pérdida de tiempo”.
“¡Qué flojera que le den tanta importancia al dinero!”

He escuchado estas frases por todos lados. Sobre todo cuando se enteran que escribo sobre finanzas personales. “Es como tema de autoayuda, ¿no?”, me dicen.

No sé qué tengan en contra de ayudarse a vivir mejor. No sé por qué hablar de dinero es para los que basan su vida en conceptos capitalistas y monetarios.

Solo les digo una cosa: todos en este mundo tendremos que enfrentar la toma de decisiones financieras a lo largo de la vida, varias veces.
1. “¿No importa en qué banco abra mi cuenta de nómina?”, si eso te vale, podrías escoger una que te cobre más comisiones y te ayude a perder más valor a tus ingresos.
2. “Nunca sacaré una tarjeta de crédito”. OK, no quieres tener un plástico porque son muy caros y caes en el juego de pagarle a los bancos. Nada más recuerda que si no tienes un historial crediticio, el día que necesites un crédito para comprar una casa o iniciar tu propio negocio -ese que te va a hacer independiente del mundo- es menos probable que te lo den.
3. “Jamás pediré una hipoteca para comprar casa”. Endeudarse, si no es necesario, quizá no valga la pena. Pero, si no se tiene el dinero para pagar un bien inmueble y se quiere uno para formar patrimonio, ¿cómo piensan hacerlo? Si tienen un secreto, que me digan. Si creen que ahorrando, perfecto, pero ¿en qué instrumentos van a ahorrar o invertir su dinero para conseguir el monto necesario para comprar ladrillos?, ¿debajo del colchón?
4. “¿Seguros?, pero si eso solo llama a la mala suerte”. Un seguro es un instrumento de previsión. Si crees que nunca te va a pasar nada porque no tienes seguro es que no entiendes lo que es prevenir y que no has preguntado lo que cuesta un siniestro, una enfermedad, un accidente. Si no tienes seguro, por lo menos ten un fondo de emergencia importante en relación a tus ingresos y que te permita enfrentar cualquier tipo de eventualidad.

Estos son cuatro ejemplos de momentos en la vida en los que no estar informado sobre temas financieros puede crearte una pesadilla en tu vida. Una mala decisión te puede endeudar por décadas. Una mala decisión te puede llevar a nunca conseguir la meta que te estableciste. El que no te importe lo que pasa con la Bolsa, el tipo de cambio, si hay o no fondos de inversión, tarjetas de crédito, afores, etcétera, solo te deja fuera de los temas que podrían ayudarte a vivir mejor, o por lo menos, más tranquilo.

¿De verdad no te deben importar los temas relacionados con el dinero?, ¿en serio no quieres saber cómo hacerle para que el ingreso por el que trabajas valga más en el futuro?

Espero sus comentarios en la zona de opinión y sigamos la conversación en Twitter en @vivircomoreina o Facebook en facebook.com/vivircomoreina

 


Invertir en bolsa no es para ricos y famosos, grandes y viejos inversionistas o para quienes saben todo sobre el mundo de las finanzas. Sí es para los que tienen interés en hacer crecer su dinero, personas que tienen un cierto apetito de riesgo y visión a largo plazo. Y lo puedes hacer en línea.

Hay varias opciones: Accitrade de Banamex, Scotiatrade de Scotiabank, Bursanet de Actinver. Todas estas requieren de montos mínimos de inversión de entre 10,000 y 20,000 pesos. Y está también Kuspit, que es el nuevo jugador en este mercado, y que te permite iniciar a invertir desde 100 pesos. Kuspit es una casa de bolsa 100% en línea, es decir, no tiene un banco por detrás como los ejemplos antes mencionados.

Esta semana platiqué con Kuspit, les cuento lo que averigüé:

Lo que busca Kuspit es “democratizar las inversiones”, es decir, que todo mexicano que ahorre 100 pesos pueda hacer que este ahorro crezca. ¿Te vas a hacer rico con 100 peso al mes invertido en la bolsa?, no creo, pero seguro vas a obtener rendimientos y aprender para cuando tengas un mayor capital.

Kuspit tiene en su sitio un simulador en el que puedes aprender a invertir en varios instrumentos paso a paso. El simulador es virtual y tienes 1 millón de pesos para que entres a la bolsa. Primero podrás invertir en deuda gubernamental y poco a poco, conforme pases los módulos informativos -no llevan mucho tiempo- podrás simular la compra de otros instrumentos hasta llegar a acciones. Puedes adquirir ETF’s, por ejemplo, o fondos de inversión de renta fija y variable, y hasta un cete. Por cierto, otro sitio que permite invertir desde 100 pesos es Cetesdirecto.com -aunque por este medio no puedas comprar renta variable solo deuda gubernamental-.

Si te sientes cómodo con la información que Kuspit te da en sus módulos informativos y ya has simulado un poco lo que harías con tu dinero puedes ligar tu cuenta de Kuspit a la bancaria y hacer transferencias de tu ahorro a tu propia Clabe bancaria de Kuspit e invertir tu dinero.

Y, ¿cuánto cuesta?

Utilizar el simulador el tiempo que quieras: nada.

Si das el paso a invertir hay un cargo anual de 0.99% del valor promedio de tu portafolio. Además, pagas un 0.40% por operación. Ve la tabla comparativa de comisiones para que veas cómo andan – esta tabla me la compartieron en Kuspit (al final del post).

Esta es otra opción que facilita el proceso de maximizar tus recursos. Si has estado pensando en que es hora de que tu ahorro sobreviva a la inflación y te ofrezca algo de rendimientos, revisa las opciones y toma la mejor decisión según tus necesidades. Recuerda que de las cosas más importantes al pensar en invertir es considerar cuánto estás dispuesto a perder (para saber tu apetito de riesgo) y cómo vas a diversificar tus inversiones para que no pongas todos los huevos en la misma canasta.

Mi experiencia:

Acabo de sacar mi cuenta hace poco. No le he invertido mucho tiempo, sigo el el proceso de inversiones en deuda y fondos por mercado. Así que voy en el segundo paso de instrumentos.

Los videos y la información proporcionada me parecen ágil y sencillos. Te hacen un examen después de ver un video y leer un texto corto que te ayuda a ver si estás listo para el siguiente nivel. No te dejan invertir en fondos por mercado si no pasas los tres exámenes correspondientes y has pasado por la etapa uno de entender deuda. Cada test toma, en serio, un minuto cuando mucho – esto si pusiste atención al video y la información escrita.

Me falta pasar por las secciones de fondos indizados, acciones y baja liquidez.

Simular las inversiones es divertido y ves qué puedes hacer con un millón de pesos. Sigo en el simulador, no he decidido si quiero ligarlos a mi cuenta de banco y hacer “trading” real. Lo que me queda claro es que si estás interesado en aprender, esto te va a ayudar.

La tabla comparativa de costos por comisiones:

En fin, los invito a informarse, a jugar o familiarizarse con la plataforma de Kuspit y las otras casas de bolsa en línea y pensar seriamente en dar ese paso a ser inversionista.

Espero sus opiniones en la zona de comentarios y sigamos la conversación en Twitter @vivircomoreina y Facebook www.facebook.com/vivircomoreina. 

 

 

 


Ayer Mark Mobius, uno de los inversionistas más reconocidos a nivel mundial y quien lleva el mando de las inversiones en mercados emergentes de Franklin Templeton, dijo que poco a poco más personas dejarán atrás sus inversiones en deuda de corto plazo para dar el paso a las acciones.

¿Por qué? Porque los rendimientos no hacen sentido.

En un desayuno con algunos miembros de la prensa en México, Mobius, quien llegó vestido completamente de blanco, excepto por la brillante corbata y el pañuelo amarillo, dijo que el reto hoy en día es encontrar activos a buen precio que no impliquen mucho riesgo. Quizá por eso, porque la renta fija no está dando rendimientos interesantes y las acciones buenas son riesgosas, es que planteó un portafolio que se combine activos en renta fija de corto plazo con acciones muy arriesgadas. Así se logra un poco de seguridad y los beneficios de unos buenos rendimientos.

Los productos que él maneja son los Frontier Funds, a los que en México todavía no tenemos acceso e invierten en países africanos y asiáticos.

No obstante, la solución a los rendimientos no está en irse a invertir a Nigeria, Mobius habló de América Latina con mucho optimismo. Perú, Chile, Colombia y Panamá son emergentes con oportunidades de inversión y a los que mexicanos pueden tener acceso en casas de bolsa y fondos de inversión o por mediod e ETFs en instituciones financieras u operadoras de fondos.

Al final el precio y la valuación es todo en inversiones, le dije a Mobius en el desayuno, y le pregunté cómo veía él a México cuando últimamente se ha dicho que ya los inversionistas extranjeros como él lo perciben caro. Mobius dijo que le sigue pareciendo un emergente interesante para sus portafolios y que aunque en los globales hay poca exposición a nuestro país, en los fondos de América Latina es de los -todavía predilectos-.

Después le pregunté qué sectores o empresas le parecían interesantes y comentó que todas las relacionadas con exportaciones y consumo. Mencionó a Walmex y a Kimberly Clark como dos de las que tienen en sus portafolios.

Finalmente, dijo, debemos aceptar que la volatilidad llegó para quedarse -causada por derivados, trading muy activo y frecuente, los apalancamientos y los hedge funds. Así que, “los mercados son como la rueda de la fortuna, puedes subirte y gritar o disfrutar el paseo”.

En lo personal soy de la idea de disfrutar el paseo. Después de escucharlo hablar me dieron ganas de llamarle a mi asesor financiero y decirle: ‘Quiero comprar más bolsa’. Pero antes de tomar decisiones sin pensar dos veces, voy a pedir una cita y revisar mi portafolio.

Aquí una entrevista que hice a Mark Mobius hace un poco más de un año que fue publicada en la revista Expansión.  

Sigamos la conversación sobre el tema de inversiones en Twitter en @vivircomoreina y Facebook en www.facebook.com/vivircomoreina. 


Invertir en bienes raíces no es siempre sinónimo de éxito rotundo y retorno veloz. Al contrario, invertir en ladrillos aunque brinda seguridad -porque ves en dónde está tu dinero- es una herramienta para el largo plazo. Y cuando digo largo plazo hablo de 5 a 10 años.

Comprar tu casa, aunque es una inversión en inmuebles, no es una inversión de la que podrás sacar jugo. Pues mientras la uses no recibirás una renta, por ejemplo. Aunque sí obtienes una plusvalía general.

De lo que quiero hablar hoy es de ese sueño de comprar un bien inmueble para remodelarlo y rentarlo o venderlo después. Este tipo de negocio suena atractivo, tanto, que hay programas de televisión que te dicen cómo hacerlo, pero -como toda inversión- conlleva riesgos.

Para hablar de este tipo de negocios busqué a personas de carne y hueso que a eso se dedican para que me platicaran cómo le han hecho y qué consejos pueden ofrecer.

Rodrigo Rivero Borrell, arquitecto, y su socio Alberto Kritzler, ingeniero, llevan seis años en el negocio de comprar, remodelar y vender o rentar departamentos en la Ciudad de México.

Hasta hoy han visitado más de 50 propiedades e invertido en seis proyectos, de los cuales tres edificios están terminados y el resto en proceso.

“Es un negocio que suena muy romántico, pero necesitas de experiencia, tiempo y dedicación para que –de verdad- sea negocio”, dice Rivero Borrell. (TIP 1. Si vas a invertir en ladrillos, busca a un grupo con buenas credenciales, no al primo de tu vecino que se acaba de graduar)

Se han dedicado a edificios de uso mixto en las delegaciones Cuauhtémoc y Miguel Hidalgo.

El riesgo en este negocio es que “de un inmueble no se puede correr”, dice Kritzler, por lo que en épocas de crisis económica en la que el sector se detiene, no hay forma fácil de deshacerse de los ladrillos. Tu dinero está en el proyecto hasta que se venda o rente y entonces veas retornos. (TIP 2. Invierte solo el dinero que tengas apartado para no usarlo en mucho tiempo, no lo que quieres usar para la fiesta de 15 de tu hija de 13 años)

Por eso dice Kritzler que es un negocio que “como un hijo, te da muchas satisfacciones pero también muchos dolores de cabeza”. (TIP 3. Si tu vas a dedicarte a cobrar la renta de tus inmuebles, considera que te absorberá tiempo, al igual que dinero cuando debas pagar mantenimiento del bien raíz.)

Estos dos inversionistas han encontrado problemas de todo tipo, por ejemplo, en una ocasión ya estaban casi listos para la compra cuando se enteraron que con quien habían tratado era solo uno de los dueños del edificio y que del resto un par no estaban de acuerdo con la venta del inmueble. Desde ese día aprendieron a revisar más a fondo la cuestión legal y ahora investigan hasta “si el propietario está casado por bienes mancomunados o no”, para incluso averiguar si su pareja está de acuerdo.

Si quisieras dedicarte a esto o buscar un grupo en el cual puedas invertir, la principal recomendación que dan este arquitecto y este ingeniero es siempre revisar el estado legal de las propiedades y asesorarse con expertos para tener claro el costo de la remodelación. (TIP 4. Asesórate en el aspecto legal.)

Cada proyecto es un caso distinto. Para fondearse, Rivero Borrell y Kritzler invitan a inversionistas a poner su dinero con ellos. La premisa es que es a largo plazo y que no se puede asegurar un retorno a la inversión igual en cada proyecto.

En las corridas financieras que hacen, incluyen detalles como el mantenimiento del edificio a 20 años y los costos la remodelación. Entre más pormenores contemplen, mejor. (TIP 5. Revisa las corridas financieras de en quienes vas a invertir.)

En general, dicen, a su grupo de inversionistas les han dado alrededor de un 15% de retorno de su inversión inicial.

Este es solo un ejemplo de cómo puedes diversificar tu portafolio de  inversiones. Piensa que un proyecto muy exitoso no te dará más del 30% de rendimiento en un periodo de alrededor de tres años.

Espero sus historias de cómo han invertido ustedes en este sector y cuál ha sido el resultado.

Para más información sobre inversiones en bienes raíces puedes leer:
Qué debes revisar en una casa antes de comprar
Cuándo te conviene comprar para remodelar
La mejor hipoteca según tu edad
El ABC legal para la compra de tu casa

 

Espero sus opiniones en la sección de comentarios y sigamos la conversación por medio de Twitter en @vivircomoreina



Nota: Las opiniones que se presentan en la sección de blogs de CNNExpansión.com, son responsabilidad única de sus autores y no reflejan necesariamente la opinión periodística de CNNExpansión.
Términos y condiciones