La educación para los mexicanos es sinónimo de una mejor vida. 57% de los padres encuestados por HSBC creen que una buena universidad dará a sus hijos las habilidades para competir en su vida profesional y otro 40% cree que además de esto, una carrera universitaria, resultará en mejores oportunidades de vida.

No obstante, 54% de los padres encuestados en México (la encuesta fue realizada en 15 países) hubiera deseado empezar con el ahorro para la educación de sus hijos con tiempo, más tiempo del que tuvieron. Según la encuesta, 9 de cada 10 padres (92%) paga hoy por la educación de sus hijos; 1 de cada 10 hijos (11%) tienen becas; y solo 5% de los chamacos contribuyen a pagar su propia educación.

Ahora piensen en esto: una carrera universitaria cuesta hoy unos 650 mil pesos -en una universidad privada- y en realidad tienes unos 18 años para ahorrar para este momento de tu vida si empiezas desde que tu hijo o hija nacen. Sin entrar en mucho lío y solo dividiendo esta cantidad en años y meses el resultado es el siguiente:

Para que tus hijos puedan pagar una universidad en 18 años debes ahorrar unos 36,000 pesos al año o 3,000 pesos al mes. Esto sin pensar en inflación o los rendimientos que podrías obtener en un instrumento correcto para la inversión de tu dinero. De hecho, según el estudio de HSBC dicen que el ahorro mensual de un padre por 18 años sería de 1,700 pesos. Asumo que este cálculo es con el producto que ellos ofrecen de una seguro dotal llamado Becahorro.

Hay varias estrategias para ahorrar para la educación de los hijos. Muchas que podrán hacer más fácil tu meta de que estén preparados para el mundo global y competitivo en el que ya vivimos. La cosa es tomar las riendas desde hoy, no un par de meses antes de que lo acepten en la universidad privada de su elección.

Otro dato en la encuesta es que 71% los padres mexicanos consideran que la educación en este país no tienen los más altos estándares de calidad, no es novedad este dato, pero lo que sí me parece interesante es que 86% considerarían enviar a sus hijos a la universidad fuera de México. Si esto está en tu cabeza, entonces tienes que ahorrar mucho más desde el día uno. En serio.

Por lo que se lee en la encuesta, el sueño es tener hijos universitarios con carreras profesionales, incluso posgrados, con experiencia en otros países y por ende conocimientos de un segundo idioma. Esto suena fenomenal, y efectivamente, darle estas herramientas a tus hijos puede darles ventajas en el futuro. Pero el esfuerzo financiero para lograrlo no es sencillo. Y por eso la planeación financiera familiar es tan importante desde el día que planeamos tener hijos.

Algunas opciones para empezar el ahorro para la educación de los hijos:
- Seguros educativos: están ligados a un seguro de vida, lo cual se traduce en que si mueres ellos se encargan de cubrir la meta que tenían planeada. Pero si un día tú dejas de pagar porque te endeudaste de más o salió una eventualidad, pierdes lo que sea que hayas ahorrado.
- Cuentas de inversión: puedes abrir una cuenta de inversión y explicarle al asesor que es para cuando tus hijos vayan a la universidad. Esto le permitirá hacerte una propuesta con un horizontes de inversión a largo plazo y con un poco de riesgo al inicio para obtener mejores rendimientos. La desventaja aquí es que tienes acceso al dinero cuando quieras y podrías hacerle rasguñitos cada que andes corto de lana.
- Fideicomiso: aquí encomiendas el dinero a una institución fiduciaria  que cuida que el dinero se use para su objetivo. Si esto te interesa lo que debe quedarte muy claro son los cobros de administración y comisiones.
- Paga por adelantado: el Tec de Monterrey ofrece esta opción, compras materias hoy y tu hijo las cobra cuando ingrese a la universidad. La desventaja es que tu hijo o hija no quiera ir a esa universidad, pero se soluciona pues son materias que tú puedes vender o traspasar.

Acaba de ser el día de las madres… quizá lo que debamos hacer después de tan festejado día es pensar qué estamos haciendo por nuestros hijos del futuro. Más allá de pedirles flores y apapachos un día al año (soy madre, entiendo lo que todas queremos que nos reconozcan – por lo menos una vez al año), es momento de pensar si estamos tomando las decisiones correctas para lo que queremos darles o con lo que queremos ayudarles en el futuro. Los invito a reflexionar conmigo.

Sigamos la conversación en Twitter @vivircomoreina y Facebook

 


Contradictorio les parecerá el título de este post. Lo es. Uno esperaría que si las expectativas que se tienen de los mercados son positivas, que las estrategias de inversión serían menos adversas al riesgo. Pues parece que este 2014 ese no es el sentimiento del inversionista.

52% de los inversionistas a nivel mundial planean adoptar estrategias más conservadoras este año, tomar menos riesgo y asumir menores rendimientos por su dinero invertido, según datos de la Encuesta del Sentimiento del Inversionista Global de la firma Franklin Templeton.

Solo en México, esta tendencia por el conservadurismo la aceptan 58% de los inversionistas encuestados.

Esto va en contra “de la opinión que la mayoría de los mismos inversionistas tienen sobre un mejor desempeño del mercado de acciones y rendimientos mejores de sus inversiones este año”, añade la encuesta. Hay una desconexión.

Otro dato que refleja la contracción: todos quieren ser más conservadores al mismo tiempo que 4 de cada 5 inversionistas sienten optimismo en cuanto a la posibilidad de alcanzar sus objetivos financieros.

En México, y esto no es dato de la encuesta, sino de varias entrevistas que he realizado a directores de instituciones financieras en los últimos meses, la tendencia del inversionista es conservadora. La mayoría de los portafolios que manejan los bancos son de perfiles conservadores. Y esto sucede cuando las tasas de interés a nivel mundial y en México están bajas e instrumentos de deuda o renta fija ya no siempre logran mantener un rendimiento por encima de la inflación.

“Un enfoque inteligente para manejar el riesgo no es evitarlo categóricamente, sino asegurarse que los riesgos tomados son intencionales, entendidos y propiamente compensados teniendo en la mira nuestras metas de inversión de largo plazo”, dijo Hugo Petricioli, country manager de Franklin Templeton Investments México.

¿Qué es lo que está pasando? Si tú tienes inversiones a largo plazo y no tomas la estrategia que Hugo plantea en esta última cita, de tomar ciertos riesgos y no evitarlos por completo, tu dinero corre peligro porque tomas decisiones basadas en los eventos del día o de corto plazo, para inversiones que tienes a largo plazo.

Entonces, ¿en qué quieren poner su dinero los inversionistas en México?

En bienes raíces y metales preciosos.

Invertir en estos dos activos no es mala idea, solo hay que tener siempre en mente la regla número 1 de las inversiones: no pongas todos tus huevos en la misma canasta y diversifica.

En fin, me pareció interesante que la encuesta reflejara esta desconexión en los inversionistas a nivel mundial y en México. Debemos, los que queremos invertir e ir haciendo más dinero con el que ya tenemos, de pensar realmente en la estrategia correcta para lograrlo y la ayuda de un buen analista financiero es clave para ordenarnos y establecer el camino que queremos seguir para conseguir nuestras metas.

Una sencilla conclusión a todo esto: Si queremos que nuestro dinero trabaje y obtenga rendimientos no podemos dejar de tomar algo de riesgo porque los instrumentos de deuda no son ya el refugio que eran antes, hay que tomar riesgo, pero éste debe ser acotado a nuestras metas y planes y lo debemos tomar asesorados.

Si quieren darse una empapara de inversiones en una lectura agradable lean “El pequeño cerdo capitalista: Inversiones” y “Maneja tu dinero para Dummies“.

Otros datos interesantes de México en la encuesta:

- Casi la mitad de los encuestados dijeron que el mercado subió en 2013, cuando en realidad bajó. Creo que andamos un poco desinformados.

- Un tercio de los inversionistas mexicanos esperan agregar o incrementar sus inversiones en acciones locales.

- Los inversionistas mexicanos son optimistas en cuanto a conseguir sus metas financieras y esto coloca al país como el tercero más optimista de la encuesta. El top 3: India, Chile y México. Los 3 menos optimistas: Japón, Corea y Francia.

 


Afore Banamex fondeó este martes un primer mandato para que Schroeders, la firma inglesa, invierta 200 millones de dólares de los trabajadores mexicanos en renta variable global.

Esta es la primera afore que logra poner en marcha un mandato después de dos años de trabajar de la mano de la Consar, que permitió esta figura en el 2011.

¿Y esto por qué importa?

Se logra la diversificación de los recursos de los trabajadores mexicanos y esta es la regla número uno de las inversiones. Por otro lado, se le da a un experto el dinero para ser invertido en lo que este experto mejor sabe, en vez de que alguien en la oficina de Reforma de Banamex decida en qué invertir en el mundo, lo cual se traduce en un menor riesgo para el dinero.

¿Por qué no solo invertir en México?

Las afores han invertido siempre en México y tienen permiso de invertir un pedazo muy pequeño de los activos en el mundo entero, no es como que se esté sacando todo tu dinero del país, pues. Y regresamos al punto que ya hice, la diversificación ayuda a estar más protegido ante eventualidades financieras.

Este tipo de inversiones las hacen fondos de pensión en el mundo entero para lograr mejores rendimientos, las afores en México no están incursionando en figuras o herramientas de inversión que no han sido probadas por muchos otros antes.

En México solo 20% de los activos se pueden invertir en valores extranjeros. Hay algunas Siefores que pueden invertir más que otras, es decir, si estás más cercano a la edad del retiro tu exposición a este tipo de activos será menor a la de un trabajador que tiene 28 años. Esto hace que en el largo plazo haya tiempo para nivelar el riesgo y que el dinero tenga rendimientos interesantes.

Otra afore que ha dicho que está interesada en aprovechar esta figura es Sura, así que los que tengan su afore ahí, manténganse pendientes porque pronto su dinero también podría estar invertido en… no sé… ¿Noruega?

Será interesante ver qué otras afores optan por esta figura para diversificar sus carteras y cuáles son las que deciden seguir invirtiendo solo en lo que hasta ahora han invertido. Al final, esto traerá solo otro elementos de comparación y competencia para pelearse por los clientes mexicanos.

Espero sus opiniones en la zona de comentarios y sigamos la conversación por Twitter en @vivircomoreina y en Facebook en Facebook.com/vivircomoreina. 

 


Tomar cualquier decisión financiera de forma inteligente implica tener información suficiente. Solo así la decisión podrá ser lo mejor para tu situación financiera y tu futuro económico. Ni modo, como he dicho en otros posts en este mismo espacio, hay que educarse un poco y hacer la tarea.

Hace un tiempo llegó a mis manos el libro de “Mexicanos… ¡a la Bolsa!” escrito por Lourdes Treviño y Mauricio de Medina y justo eso repiten varias veces: “Procurarse una educación básica sobre cómo hacer un buen uso de sus recursos económicos es una responsabilidad y un derecho que tenemos todos los seres humanos”, dicen los autores.

Este libro es una referencia interesante para todo el que quiera saber cómo funciona la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) y cómo decidir si se quiere invertir en el mercado de valores.

La lectura del libro te ayudará a entender la historia de la BMV, los instrumentos a los que puedes tener acceso (desde bonos, acciones, TRACS, sociedades de inversión, etcétera), y qué buscar para tomar las mejores decisiones (por ejemplo, recomienda siempre revisar que la institución a la que le des tu dinero para invertir esté regulada). Es un libro de referencia para encontrar explicaciones sencillas a términos que -cuando se tiene un primer acercamiento a las inversiones y al mercado accionario- pueden ayudarte en el proceso de la toma de decisiones.

Y regreso al punto de partida, la educación o la información es lo que permite tomar las mejores decisiones, sobre todo en cuanto a nuestro dinero. No hay receta perfecta, no hay plan infalible, pero no podemos seguir pensando que la Bolsa es para los grandes inversionistas y que el riesgo es enorme, no podemos seguir dejando pasar el tiempo y no pensar en cómo hacer crecer el dinero que logramos juntar con el trabajo diario. Este libro, igual que varios existentes en el mercado, forman parte de las referencias que todo aquél que quiera cuidar su dinero y hacerlo crecer debe buscar para tomar las mejores decisiones.

Otros dos libros que pueden orientarte en cuanto a inversiones:
- “La Bolsa de Valores es para los niños” de Carlos Ponce
- “Lo que debes saber de dinero antes de cumplir 40″ de Roberto Morán, el capítulo 6 en particular.

Si lo que quieres es hacer crecer tu dinero, el primer paso es enterarte de cómo se logra y cómo funciona el instrumento en el que vas a poner tu dinero. El pero error es irte solo con lo que te diga el señor detrás de la mesa de una institución financiera, sí, ese que habla con términos raros sobre fondos de inversiones, acciones y rendimientos sin detenerse un segundo para preguntarte si puede explicarte exactamente de qué habla. Y de esos, lamentablemente, hay muchos. Así que toma el toro por los cuernos y busca la información que existe para tomar las mejores decisiones financieras.

Y cuenten dónde han encontrado buenas recomendaciones, explicaciones o asesores que les hayan ayudado a hacer crecer su dinero.

Espero sus comentarios y sigamos la conversación en Twitter @vivircomoreina y Facebook en facebook/vivircomoreina


“Yo no puedo ahorrar, no me alcanza”, es la frase favorita de todos para hacernos burros de que el ahorro es para los que ganan mucho y no para los que tenemos que enfrentar injusticias reales laborales y salariales.

Ahorrar no es fácil. Es un esfuerzo duro que a todos, hasta al más rico, le cuesta trabajo. El ahorro es dejar de consumir hoy por un bienestar de mañana y eso es algo tan poco agradable en la mente y la vida en el día a día, que es más fácil decir que no alcanza.

No obstante, INEGI acaba de sacar este dato: El ingreso mensual promedio es de 12,708 pesos mexicanos (1,000 dólares) y el gasto promedio es de 11,248 pesos (885 dólares). Esto, según una lectura prueba que muchos por ahí podríamos ahorrar 1,460 pesos al mes en promedio.

Una segunda pregunta: ¿qué hago con 1,500 pesos al mes para que este dinero sí me ayude a lograr mis metas en el futuro? Yo les propongo que no solo ahorren este dinero en su cuenta de banco o bajo el colchón, sino que se animen a ser inversionistas u hagan crecer el dinero.

Pregunté en dos instituciones financieras qué productos tienen para este tipo de ahorro. Una es un banco (Scotiabank) y la otra una distribuidora de fondos de inversión (Allianz Fóndika). Estas fueron las respuestas. Espero les ayude a animarse a no gastar esos 1,500 pesos extras al mes y ponerlos a trabajar un poco.

Allianz Fóndika propuso dos estrategias, una invertir el dinero en un fondo de inversión y la segunda en un plan personal de retiro.
En el fondo de inversión lo más importante es que hay que empezar con 10,000, por lo que primero debes juntar tus 1,500 pesos mensuales por seis meses y después empezar con esta inversión. Lo que propone es un portafolio para personas que no vayan a tocar este dinero en el largo plazo y sin necesidades de liquidez, es decir, para un ahorro en serio y no para estar sacando y metiendo dinero cada vez que se quiera. La institución dice que es para 1 a 3 años, yo quizá pensaría en hasta 5 años. Es un portafolio con acciones por lo que no es para personas que le tengan miedo al riesgo. Y claro, esto también quiere decir que entre más joven seas, mejor que estés en este tipo de instrumentos porque por el largo plazo puedes aguantar las probables minusvalías.
El portafolio se llama Agresivo Capitales B ACB y está compuesto así:
- 25% LIQUIDEZ CP en SCOTIAGTF3 que invierte exclusivamente en Valores Gubernamentales en directo o a través de otra sociedad de inversión que invierta exclusivamente en Valores Gubernamentales.
- 15% Mediano Plazo en 15% ST&ER-6D invierte en valores de deuda gubernamentales, bancarios y privados, invierte principalmente en valores de mediano y largo plazo.
- 10% Largo Plazo pesos en ST&ER-7D invierte los recursos en valores de deuda mayoritariamente de largo plazo con duración promedio ponderada mayor a tres años y en moneda nacional.
- 50% Capitales Mdo. Local 25% CRECE+B-1 Inverte mayoritariamente en acciones, CPO’s no amortizables que coticen en la BMV, incluyendo los listados en el SIC y de manera directa o a través de ETF’s y Trackers. Y 25% GBMCREBO busca capitalizar movimientos del mercado, sin límites mínimos o máximos por tipo de valor.
Si todos los meses invirtieras 1,500 pesos en este fondo, según datos de rendimientos históricos que no garantizan los rendimientos futuros, podrías obtener, en 5 años unos 128,000 pesos.
En el Plan Personal de Retiro no necesitas un ahorro previo, empiezas con tus 1,500 pesos al mes, pero el compromiso es a 25 años para que puedas obtener también beneficios fiscales porque es ahorro para el retiro. Si sacas el dinero antes, debes pagar los impuestos correspondientes. El ejercicio que hicieron es para una persona de 40 años que planea ahorrar estos 1,500 pesos hasta sus 65 años, cuando puede retirar el dinero y lo que se logra es juntar 1.7 millones de pesos.

Scotiabank, por su parte, propone un instrumento que se llama Invierte en ti (aquí puedes consultar el simulador y hacer tus propios cálculos). Yo hice un cálculo en el que se ahorran 1,000 pesos al mes, no logré poner 1,500 y con eso a una tasa de 5% puedes lograr unos 68,000 pesos. Si incrementas esto a 2,000 pesos al mes logras 136,000 pesos a los cinco años.

Estas no son las únicas opciones. Revisen también Cetes Directo y su simulador o el ahorro voluntario de su afore, si es que tienen una. Estos son otros instrumentos o herramientas que les ayudarán a hacer crecer sus 1,500 pesos en el tiempo para lograr metas. Den el paso a ser no solo ahorradores, también inversionistas.

Espero sus comentarios en la zona de opinión y sigamos la conversación en Twitter @vivircomoreina y Facebook en www.facebook.com/vivircomoreina

 


Invertir en bolsa no es para ricos y famosos, grandes y viejos inversionistas o para quienes saben todo sobre el mundo de las finanzas. Sí es para los que tienen interés en hacer crecer su dinero, personas que tienen un cierto apetito de riesgo y visión a largo plazo. Y lo puedes hacer en línea.

Hay varias opciones: Accitrade de Banamex, Scotiatrade de Scotiabank, Bursanet de Actinver. Todas estas requieren de montos mínimos de inversión de entre 10,000 y 20,000 pesos. Y está también Kuspit, que es el nuevo jugador en este mercado, y que te permite iniciar a invertir desde 100 pesos. Kuspit es una casa de bolsa 100% en línea, es decir, no tiene un banco por detrás como los ejemplos antes mencionados.

Esta semana platiqué con Kuspit, les cuento lo que averigüé:

Lo que busca Kuspit es “democratizar las inversiones”, es decir, que todo mexicano que ahorre 100 pesos pueda hacer que este ahorro crezca. ¿Te vas a hacer rico con 100 peso al mes invertido en la bolsa?, no creo, pero seguro vas a obtener rendimientos y aprender para cuando tengas un mayor capital.

Kuspit tiene en su sitio un simulador en el que puedes aprender a invertir en varios instrumentos paso a paso. El simulador es virtual y tienes 1 millón de pesos para que entres a la bolsa. Primero podrás invertir en deuda gubernamental y poco a poco, conforme pases los módulos informativos -no llevan mucho tiempo- podrás simular la compra de otros instrumentos hasta llegar a acciones. Puedes adquirir ETF’s, por ejemplo, o fondos de inversión de renta fija y variable, y hasta un cete. Por cierto, otro sitio que permite invertir desde 100 pesos es Cetesdirecto.com -aunque por este medio no puedas comprar renta variable solo deuda gubernamental-.

Si te sientes cómodo con la información que Kuspit te da en sus módulos informativos y ya has simulado un poco lo que harías con tu dinero puedes ligar tu cuenta de Kuspit a la bancaria y hacer transferencias de tu ahorro a tu propia Clabe bancaria de Kuspit e invertir tu dinero.

Y, ¿cuánto cuesta?

Utilizar el simulador el tiempo que quieras: nada.

Si das el paso a invertir hay un cargo anual de 0.99% del valor promedio de tu portafolio. Además, pagas un 0.40% por operación. Ve la tabla comparativa de comisiones para que veas cómo andan – esta tabla me la compartieron en Kuspit (al final del post).

Esta es otra opción que facilita el proceso de maximizar tus recursos. Si has estado pensando en que es hora de que tu ahorro sobreviva a la inflación y te ofrezca algo de rendimientos, revisa las opciones y toma la mejor decisión según tus necesidades. Recuerda que de las cosas más importantes al pensar en invertir es considerar cuánto estás dispuesto a perder (para saber tu apetito de riesgo) y cómo vas a diversificar tus inversiones para que no pongas todos los huevos en la misma canasta.

Mi experiencia:

Acabo de sacar mi cuenta hace poco. No le he invertido mucho tiempo, sigo el el proceso de inversiones en deuda y fondos por mercado. Así que voy en el segundo paso de instrumentos.

Los videos y la información proporcionada me parecen ágil y sencillos. Te hacen un examen después de ver un video y leer un texto corto que te ayuda a ver si estás listo para el siguiente nivel. No te dejan invertir en fondos por mercado si no pasas los tres exámenes correspondientes y has pasado por la etapa uno de entender deuda. Cada test toma, en serio, un minuto cuando mucho – esto si pusiste atención al video y la información escrita.

Me falta pasar por las secciones de fondos indizados, acciones y baja liquidez.

Simular las inversiones es divertido y ves qué puedes hacer con un millón de pesos. Sigo en el simulador, no he decidido si quiero ligarlos a mi cuenta de banco y hacer “trading” real. Lo que me queda claro es que si estás interesado en aprender, esto te va a ayudar.

La tabla comparativa de costos por comisiones:

En fin, los invito a informarse, a jugar o familiarizarse con la plataforma de Kuspit y las otras casas de bolsa en línea y pensar seriamente en dar ese paso a ser inversionista.

Espero sus opiniones en la zona de comentarios y sigamos la conversación en Twitter @vivircomoreina y Facebook www.facebook.com/vivircomoreina. 

 

 

 


Ayer Mark Mobius, uno de los inversionistas más reconocidos a nivel mundial y quien lleva el mando de las inversiones en mercados emergentes de Franklin Templeton, dijo que poco a poco más personas dejarán atrás sus inversiones en deuda de corto plazo para dar el paso a las acciones.

¿Por qué? Porque los rendimientos no hacen sentido.

En un desayuno con algunos miembros de la prensa en México, Mobius, quien llegó vestido completamente de blanco, excepto por la brillante corbata y el pañuelo amarillo, dijo que el reto hoy en día es encontrar activos a buen precio que no impliquen mucho riesgo. Quizá por eso, porque la renta fija no está dando rendimientos interesantes y las acciones buenas son riesgosas, es que planteó un portafolio que se combine activos en renta fija de corto plazo con acciones muy arriesgadas. Así se logra un poco de seguridad y los beneficios de unos buenos rendimientos.

Los productos que él maneja son los Frontier Funds, a los que en México todavía no tenemos acceso e invierten en países africanos y asiáticos.

No obstante, la solución a los rendimientos no está en irse a invertir a Nigeria, Mobius habló de América Latina con mucho optimismo. Perú, Chile, Colombia y Panamá son emergentes con oportunidades de inversión y a los que mexicanos pueden tener acceso en casas de bolsa y fondos de inversión o por mediod e ETFs en instituciones financieras u operadoras de fondos.

Al final el precio y la valuación es todo en inversiones, le dije a Mobius en el desayuno, y le pregunté cómo veía él a México cuando últimamente se ha dicho que ya los inversionistas extranjeros como él lo perciben caro. Mobius dijo que le sigue pareciendo un emergente interesante para sus portafolios y que aunque en los globales hay poca exposición a nuestro país, en los fondos de América Latina es de los -todavía predilectos-.

Después le pregunté qué sectores o empresas le parecían interesantes y comentó que todas las relacionadas con exportaciones y consumo. Mencionó a Walmex y a Kimberly Clark como dos de las que tienen en sus portafolios.

Finalmente, dijo, debemos aceptar que la volatilidad llegó para quedarse -causada por derivados, trading muy activo y frecuente, los apalancamientos y los hedge funds. Así que, “los mercados son como la rueda de la fortuna, puedes subirte y gritar o disfrutar el paseo”.

En lo personal soy de la idea de disfrutar el paseo. Después de escucharlo hablar me dieron ganas de llamarle a mi asesor financiero y decirle: ‘Quiero comprar más bolsa’. Pero antes de tomar decisiones sin pensar dos veces, voy a pedir una cita y revisar mi portafolio.

Aquí una entrevista que hice a Mark Mobius hace un poco más de un año que fue publicada en la revista Expansión.  

Sigamos la conversación sobre el tema de inversiones en Twitter en @vivircomoreina y Facebook en www.facebook.com/vivircomoreina. 


Invertir en bienes raíces no es siempre sinónimo de éxito rotundo y retorno veloz. Al contrario, invertir en ladrillos aunque brinda seguridad -porque ves en dónde está tu dinero- es una herramienta para el largo plazo. Y cuando digo largo plazo hablo de 5 a 10 años.

Comprar tu casa, aunque es una inversión en inmuebles, no es una inversión de la que podrás sacar jugo. Pues mientras la uses no recibirás una renta, por ejemplo. Aunque sí obtienes una plusvalía general.

De lo que quiero hablar hoy es de ese sueño de comprar un bien inmueble para remodelarlo y rentarlo o venderlo después. Este tipo de negocio suena atractivo, tanto, que hay programas de televisión que te dicen cómo hacerlo, pero -como toda inversión- conlleva riesgos.

Para hablar de este tipo de negocios busqué a personas de carne y hueso que a eso se dedican para que me platicaran cómo le han hecho y qué consejos pueden ofrecer.

Rodrigo Rivero Borrell, arquitecto, y su socio Alberto Kritzler, ingeniero, llevan seis años en el negocio de comprar, remodelar y vender o rentar departamentos en la Ciudad de México.

Hasta hoy han visitado más de 50 propiedades e invertido en seis proyectos, de los cuales tres edificios están terminados y el resto en proceso.

“Es un negocio que suena muy romántico, pero necesitas de experiencia, tiempo y dedicación para que –de verdad- sea negocio”, dice Rivero Borrell. (TIP 1. Si vas a invertir en ladrillos, busca a un grupo con buenas credenciales, no al primo de tu vecino que se acaba de graduar)

Se han dedicado a edificios de uso mixto en las delegaciones Cuauhtémoc y Miguel Hidalgo.

El riesgo en este negocio es que “de un inmueble no se puede correr”, dice Kritzler, por lo que en épocas de crisis económica en la que el sector se detiene, no hay forma fácil de deshacerse de los ladrillos. Tu dinero está en el proyecto hasta que se venda o rente y entonces veas retornos. (TIP 2. Invierte solo el dinero que tengas apartado para no usarlo en mucho tiempo, no lo que quieres usar para la fiesta de 15 de tu hija de 13 años)

Por eso dice Kritzler que es un negocio que “como un hijo, te da muchas satisfacciones pero también muchos dolores de cabeza”. (TIP 3. Si tu vas a dedicarte a cobrar la renta de tus inmuebles, considera que te absorberá tiempo, al igual que dinero cuando debas pagar mantenimiento del bien raíz.)

Estos dos inversionistas han encontrado problemas de todo tipo, por ejemplo, en una ocasión ya estaban casi listos para la compra cuando se enteraron que con quien habían tratado era solo uno de los dueños del edificio y que del resto un par no estaban de acuerdo con la venta del inmueble. Desde ese día aprendieron a revisar más a fondo la cuestión legal y ahora investigan hasta “si el propietario está casado por bienes mancomunados o no”, para incluso averiguar si su pareja está de acuerdo.

Si quisieras dedicarte a esto o buscar un grupo en el cual puedas invertir, la principal recomendación que dan este arquitecto y este ingeniero es siempre revisar el estado legal de las propiedades y asesorarse con expertos para tener claro el costo de la remodelación. (TIP 4. Asesórate en el aspecto legal.)

Cada proyecto es un caso distinto. Para fondearse, Rivero Borrell y Kritzler invitan a inversionistas a poner su dinero con ellos. La premisa es que es a largo plazo y que no se puede asegurar un retorno a la inversión igual en cada proyecto.

En las corridas financieras que hacen, incluyen detalles como el mantenimiento del edificio a 20 años y los costos la remodelación. Entre más pormenores contemplen, mejor. (TIP 5. Revisa las corridas financieras de en quienes vas a invertir.)

En general, dicen, a su grupo de inversionistas les han dado alrededor de un 15% de retorno de su inversión inicial.

Este es solo un ejemplo de cómo puedes diversificar tu portafolio de  inversiones. Piensa que un proyecto muy exitoso no te dará más del 30% de rendimiento en un periodo de alrededor de tres años.

Espero sus historias de cómo han invertido ustedes en este sector y cuál ha sido el resultado.

Para más información sobre inversiones en bienes raíces puedes leer:
Qué debes revisar en una casa antes de comprar
Cuándo te conviene comprar para remodelar
La mejor hipoteca según tu edad
El ABC legal para la compra de tu casa

 

Espero sus opiniones en la sección de comentarios y sigamos la conversación por medio de Twitter en @vivircomoreina


La semana pasada hice un llamado a pensar en las inversiones globales.

La duda que surgió de ustedes, los lectores, fue: ¿cómo lograrlo desde México?

Le pedí a un funcionario de Deutche Bank, patrocinador del mercado global en México, que me ayudara a responder cómo se puede invertir en el mundo por medio de ETFs o Exchange Traded Funds.

Estos son algunos de los comentarios de Olivo:

Sobre invertir…
Hacer que tu dinero trabaje para ti puede ser una frase trillada, pero hay que convertirla en recibir dinero y tener una fuente de ingresos.
Para invertir inteligentemente debemos sentirnos cómodos con la inversión, y para sentirnos cómodos debemos entender los instrumentos que usamos y el lenguaje que se usa en el mundo del mercado de valores.

¿Cómo invertir?
Una forma eficiente de hacerlo es mediante los Exchange Traded Funds (ETFs), también conocidos en México como Títulos Referenciados a Acciones (Trac´s).  Pero como encontrarán más el término en inglés, usemos éste.

¿Qué es un ETF?
Los ETFs son instrumentos que se compran y venden en las bolsas de valores (tal como una acción) pero su principal diferencia es que en su interior mantienen otros valores, es decir, compras un ETF pero en “su panza” encuentras muchas acciones, deuda de gobiernos, bonos corporativos, entre otros.
De manera automática diversificas, una de las principales ventajas del instrumento.
Los ETFs son creados por Administradores de Activos y hoy en el Sistema Internacional de Cotizaciones de la Bolsa Mexicana de Valores puedes encontrar ETFs sobre acciones, renta fija, mercancías o commodities, divisas e inclusive productos derivados.
La “tienda” está llena de productos financieros para todos los perfiles.

Las ventajas de los ETFs
Un punto a favor es que operan intradía. Imagina que los mercados se están desplomando a las 10am, e invertiste en una sociedad de inversión que busca replicar al índice tecnológico NASDAQ, pero cuando contactas a tu promotor, te dice que las sociedades de inversión necesitan un proveedor de precios para que en la tarde, una vez cerrados los mercados, asigne un precio a los activos de la sociedad de inversión y vendan tu posición. Es decir, necesitas que cierre el mercado para comprar/vender, cuando quizás los mercados de las 10am a las 3pm siguieron cayendo.
Los ETFs operan como cualquier acción, a las 10 m tu asesor coloca una postura de venta y vende tu ETF, evitando mayores pérdidas en un mercado a la baja y manejando la disponibilidad y el reaccionar oportunamente.

¿Cómo tener acceso a los ETFs?
Si ya te decidiste por invertir tu dinero, acércate a una casa de bolsa. En México existen más de 30 casas de bolsa y ellos pueden asesorarte en los costos, montos mínimos, etc. Es su trabajo, y si no te sientes cómodo con el asesor que te toque, puedes buscar con otra institución.
Recuerda que tú eres el cliente y tienes el poder de decidir.
En México existen dos plataformas, la local y la internacional.
En la local encontramos empresas que fueron a la Bolsa Mexicana a emitir acciones o deuda, como América Móvil, Walmart de México, Cemex o Bimbo.
Por otro lado está el Sistema Internacional de Cotizaciones (SIC) donde los inversionistas calificados e institucionales pueden operar y comprar empresas como Google, Nokia, Walt-Disney, Coca-Cola, Nestle y otras 300 empresas más.

¿Cuál es la recomendación básica?
Acercarte con alguna casa de bolsa para que te platique requisitos y montos mínimos, la realidad es que es más sencillo de lo que imaginas.
En el SIC operan más de 650 valores (entre empresas y ETFs) que ya están listos para recibir tu inversión y diversificar en todo el mundo.

Para más información sobre estos instrumentos consulta:
La guía para “mi primera inversión”
Sigue un índice y gana dinero
Tiempos interesantes para invertir

Espero sus opiniones en la zona de comentarios y sigamos la conversación en Twitter en @vivircomoreina.

 


Invertir es ya una actividad que causa miedo. Lo sé. Invertir en cosas que no conocemos, en países que no conocemos es –para muchos- una idea que causa pánico.

Pero hay quien invita a considerar el panorama global cuando se habla de inversiones. Y nunca está de más tomar en cuenta la visión de todos…

Les compartos estos datos de una encuesta para ver si eso los lleva a analizar inversiones más complejas que las de ladrillos en México, que por cierto, siguen siendo de las más populares…

45% de los encuestados en México por Franklin Templeton, una operadora de sociedades de inversión a nivel global, dicen que  la economía nacional se ha deteriorado. Esta podría ser una razón para pensar en inversiones fuera.

Pero aunque casi la mitad crean que las cosas con la economía andan mal, siguen pensando en invertir primero en México, cuando se habla de corto plazo. Casi la mitad de los encuestados en México escogió su país de origen cuando tuvieron escoger una sola región para invertir. Solo 14% cree que México ofrecerá los mejores rendimientos de inversión, lo cual sería otra señal de que hay que buscar oportunidades de inversión fuera.

La respuesta a la diversificación cambia cuando se piensa en el largo plazo, pues según la encuesta, 43% prevé que en 10 años tendrá por lo menos una quinta parte de sus inversiones fuera de México. Esto quiere decir que el invertir globalmente se considera cuando se invierte a largo plazo, lo que hacen muy pocos inversionistas.

Cuando se percibe un entorno poco positivo a nivel local, pensar de forma global puede ser natural; el problema es que hoy en día al entorno poco alentador nacional se le suma lo que escuchamos de bolsas internacionales bajando, tipos de cambio inestables y que Grecia sigue sin salir de sus problemas. Quizá por eso olvidamos la idea de invertir en China.

Lo entiendo. Pero por eso muchos recomiendan entender bien el principio de la diversificación, y se refieren a no solo tener cetes, bonos e incluso acciones de la Bolsa, sino a la diversificación geográfica, es decir, invertir en Brasil, China o la India.

¿Cómo invertir fuera de México cuando no se es experto en inversiones?

  1. Hay que buscar una asesoría que ofrezca información de calidad y confianza.
  2. Hay que pensar en portafolios con fondos de inversión que tengan inversiones en varias regiones geográficas.

Esto sonará genérico para muchos. Sobre todo si seguimos los resultados de la encuesta, donde solo 6% de los inversionistas tiene fondos de inversión en su portafolio. Y los bienes raíces siguen siendo el tipo de inversión más popular (30%), seguido por los metales (15%), acciones (4%) y bonos (4%). Si la seguridad está en lo tangible, como los ladrillos, pensar en fondos mutuos o sociedades de inversión con productos asiáticos es una locura para muchos.

Pero los expertos insisten que si en el mundo las fronteras han ido desapareciendo,  la migración ha cambiado y las empresas pueden tener presencia en miles de países al mismo tiempo, es probable que invertir a nivel global sea importante.

“La mayoría de las oportunidades de inversión en el mundo son globales, los inversionistas que prefieren invertir solo en sus mercados locales podrían estar perdiendo oportunidades potenciales en otras partes del mundo”, dice Hugo Petricioli, encargado de la operadora en México.

No hay que echarlo en saco roto, debemos pensar en cómo maximizar nuestro dinero, debemos pensar en que somos parte de un mundo –literalmente- de oportunidades y que quizá hay que buscarlas también fuera de México.

Espero sus opiniones en la zona de comentarios. Y sigamos la conversación en Twitter en @vivircomoreina.

 



Nota: Las opiniones que se presentan en la sección de blogs de CNNExpansión.com, son responsabilidad única de sus autores y no reflejan necesariamente la opinión periodística de CNNExpansión.
Términos y condiciones