Abril es el mes de la declaración anual para personas físicas. Les quedan 9 días para presentarla.

Yo ya la presenté y tuve un saldo positivo que estoy esperando me regrese el SAT pronto. ¡Yay!

(Si no sabes si debes o no presentar declaración anual da click aquí y lee lo que dice el SAT)

El proceso para presentar la declaración no fue el más sencillo. Entre las cosas que más trabajo me cuestan es esto de pedir a los clientes de todo el año que me entreguen una constancia de retención de impuestos para tener todos los papeles en orden. Hay clientes que me la dieron un minuto y medio antes de que presentara mi declaración. Pero estos son los gajes del trabajador independiente.

Otro de los rubros importantes en esta declaración anual son los gastos personales para deducciones. Hay que saber qué puedes deducir y tener siempre comprobantes válidos con RFC y domicilio fiscal. Estos papeles los tienes que guardar por cinco años por si Hacienda te quisiera hacer una revisión o auditoría después. (Abajo pongo una lista de las deducciones básicas).

Y finalmente, no se pongan a hacer su declaración anual si no tienen esto a la mano:

- Todas las constancias de percepciones y retenciones de 2013.
- Declaraciones mensuales al corriente.
- Recibos de honorarios o facturas de los gastos que vas a deducir y que están relacionados con tu actividad.
- Recibos de honorarios o facturas de pagos que realizaste en 2013.
- Recibos o facturas de pagos de colegiaturas.
- Contraseñas de acceso a los servicios electrónicos del SAT o la Firma Electrónica Avanzada (FIEL).
- Tu RFC.
- Constancia de percepciones y retenciones.
- Tu Clabe para que la pongas en caso de que haya saldo a favor.

Estos son algunos de los rubros básicos que luego se olvidan:

1- Honorarios médicos, dentales y gastos hospitalarios.
2. Medicinas incluidas en facturas de hospitales.
3. Gastos funerarios.
4. Seguros de gastos médicos.
5. Intereses del crédito hipotecario de tu casa.
6. Donativos no onerosos ni remunerativos (no más del 7% de los ingresos acumulables).
7. Aportaciones para el retiro (depositados en tu afore o planes personales de retiro y no más de 5 salarios mínimos elevados al año o 10% de tus ingresos, lo que sea menor).
8. Transporte escolar obligatorio.

Aquí les dejo la liga a la declaración anual del SAT para que empiecen ya.

Y la liga al SAT donde explican todo para personas físicas. 

Dos cosas mas que me sirvieron. Uno de mis clientes no me dio mi retención de impuestos a tiempo para el día que yo quería hacer mi declaración. La hice sin esa constancia porque pude registrar (gracias a que ya casi todo está automatizado y es electrónico) a la empresa y el SAT me lo tomó por bueno. No obstante, recomiendo tener todas las constancias para no tener problemas futuros.

Y para los que esto de pagar impuestos les da flojera… lean esto que son las multas que podrían tener que pagar – hasta 22,500 pesos.

Para los que siguen con dudas, llamen a InfoSAT: 01 800 46 36 728 (en México), y 1 877 44 88 728 (desde Estados Unidos y Canadá), de lunes a sábado de 8:00 a 21:00 horas. 

Espero sus experiencias pagando impuestos en la zona de comentarios y sigamos la conversación en Twitter @vivircomoreina o Facebook facebook.com/vivircomoreina. 

 

                                                                                                                    


La pregunta que está en la mente de todos desde hace casi un mes.

Resulta que a inicios de julio el Servicios de Administración Tributaria (SAT) inició una nueva era en la emisión de comprobantes. Y todos entramos en pánico.

Hace unos meses publiqué este post sobre cómo ir migrando a la era de comprobantes digitales y los requisitos de información que deben tener los comprobantes fiscales. Muchos enviaron sus dudas sobre nuevos requisitos.

La respuesta a sus dudas, espero responder a todas.

Lo que pide el SAT por medio del Código Fiscal de la Federación, en los recibos o comprobantes fiscales, que antes no pedía:

-       El régimen fiscal en el que tributas: Si no sabes cuál es, entonces puedes ingresar al sitio del SAT y dentro del apartado ‘Mi Portal’ dar click a ‘Servicios por Internet’ y luego ‘Guía de obligaciones’ para que lo sepas.

-       Forma en la que se realizará el pago y datos de la cuenta o tarjeta de crédito con que se realiza el mismo: En teoría debes anotar la forma en la que te van a pagar, por ejemplo, poner transferencia bancaria o cheque y los últimos cuatro dígitos de la cuenta o tarjeta con la que se realice el pago. Si no tienes esta información a la hora de emitir el recibo, entonces anotas “No aplica”.

-       RFC genérico: Esto ya se pedía antes, pero ahora si la persona o empresa a la que le prestas un servicio es, por ejemplo, un extranjero residente en México, debes anotar la clave correspondiente. Lo mismo si es público en general sin clave de registro.

Las claves las puedes encontrar en el Artículo 29-A, fracción IV del CFF, y regla 2.7.1.2 de la RMISC 2012.

-       Unidad de medida: Si prestas un servicio u otorgas el uso o goce de bienes de forma temporal, entonces pones “No aplica”, porque lo de las medidas es para enajenación de bienes.

¿Tengo que hacer nuevos recibos?
Sí. No hay de otra. Si sigues con recibos o comprobantes de papel deberás imprimir de nuevo los folios que tienes restantes con las nuevas indicaciones. Lo bueno es que no debes adquirir nuevos folios y te ahorrarás ese proceso.

Si ya te quedan pocos folios, entonces de todas maneras ibas a tener que pedir nuevos en el SAT y de una vez mandas hacer los nuevos comprobantes con los requisitos.

Si ya migraste a digital, felicidades, y solo habla con tu contador para ver cómo integras a tus comprobantes los datos faltantes.

¿Cuándo debo tener los recibos listos?
En teoría, desde el 1 de julio. Pero, muchas empresas han otorgado un periodo de ajuste de un mes, es decir, hasta el 1 de agosto en el que permiten a sus proveedores de servicios anotar a mano o por medio de un sello los datos requeridos en lo que tienen sus nuevos recibos.

Así que debes averiguar, según a quién le ofreces servicios, hasta cuándo te van a recibir los comprobantes antiguos con los datos a mano o en sello.

Les dejo un video de mi participación en el programa de Agenda Mujer en Efekto TV donde también hablé de esto:


“Muerte e impuestos”, dicen, son las únicas cosas ciertas en la vida.

Si para estas alturas te quedan pocos recibos de papel y no sabes qué sigue con esto de las nuevas reglas digitales… sigue leyendo.

“Cada persona es un caso distinto, lo mejor es acudir con tu contador para que él te dé las opciones y puedan escoger la mejor según tus ingresos y necesidades”, explica Rubén Herrero, presidente de Impuestum Contadores. Pero, les dejo una guía general:

Paso 1: Tu ingreso
Cualquier persona física que esté dada de alta por honorarios, como arrendadores, o por actividad empresarial deben dejar atrás el papel para mantener una sana relación con Hacienda a más tardar en diciembre de 2012.

Por cierto… Si estás dado de alta por actividad empresarial, sólo los que están dados de alta como REPECOS no están obligados a migrar a lo electrónico y siguen con sus notas en papel.

La primera consideración que debes hacer cuando se acaben tus recibos de papel es identificar si tus ingresos superan o podrían superar los 4 millones de pesos. En el caso de que ganes más de esta cantidad, entonces sí debes efectuar tu facturación digital a través de internet (CFDI), es decir, tener facturas electrónicas.

Si no ganas eso, todavía tienes la posibilidad de emitir comprobantes fiscales en papel con tu código de barras bidimensional.

Paso 2a: La digitalización
Si debes optar –porque tengas ingresos mayores a 4 mdp- o quieres ya dar el paso a la digitalización es recomendable que estés bien informado de todos los pasos y que hagas una buena búsqueda de proveedores. Tu contador te puede ayudar.

- Lo primero que debes hacer es tramitar tu Firma Electrónica Avanzada (FIEL).
- Después de la FIEL deberás tramitar un Certificado de Sello Digital (CSD) que es, básicamente, con lo que vas a firmar tus facturas electrónicas.
- Deberás contar con un sistema informático para generar tus facturas que puedes desarrollar, adquirir o arrendar a un tercero.
Si no quieres tener o contratar un sistema para generar el comprobante digital, puedes adquirir los servicios con un Proveedor Autorizado de Certificación (PAC), quienes podrán generar y validar tu CFDI.
- Ya que tengas tu comprobante digital, lo debes enviar a un Proveedor Autorizado de Certificación (PAC) para validar, asignar el folio e incorporar el sello digital a las facturas. La lista de los proveedores autorizados está en el sitio del SAT, la forma más fácil para encontrarlos es introduciendo en el buscador ‘proveedores pac’, explica Rubén Herrero de Impuestum.
Todo proveedor PAC ofrece servicios básicos gratuitos obligatorios. Así que si no ganas 4 millones pero ya tus clientes te piden facturas electrónicas, no debes gastar dinero en la migración, aunque sí deberás diseñar y almacenar tus recibos.
- Tu factura electrónica estará guardada en un archivo XML que puede transformarse en formato PDF para su impresión o lectura. Tu obligación es conservar todas tus facturas electrónicas, tal como lo hacías con las de papel para tenerlas a disposición de las autoridades. “Hay que guardar estos documentos por un periodo de 5 años”, explica Arturo Morales, coordinador de vicepresidencia fiscal en el Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP).
- El costo promedio de 100 timbres electrónicos para las facturas es de entre 300 y 400 pesos, explica Morales, es decir, de 2 pesos por factura aproximadamente.

Paso 2b: La bidimensionalidad
Si no estás listo para dar el salto a la digitalización, puedes, hasta ahora, imprimir recibos en papel con tu código de barras bidimensional.
“La decisión entre código de barras bidimensional y la factura electrónica es personal y depende de los ingresos y el cliente que se tenga”, dice Arturo Morales, del IMCP.
Si por medio de tus recibos obtienes ingresos de unos 5,000 pesos quizá no quieras pagar el servicio digital o hacer las facturas electrónicas tú mismo, por lo que los recibos con CBB son una buena opción, mientras tu cliente no te pida la factura electrónica. Según Morales, la mayoría de las empresas grandes del país ya están demandando recibos y facturas electrónicas.

- Para tener recibos con CBB, lo primero que debes hacer es solicitar la aprobación de series y folios en el portal del SAT. Entra a Información y servicios en la sección de comprobantes fiscales y selecciona la opción de Comprobantes Fiscales Impresos con código de barras bidimensionales (CBB).
- Ya que tengas la imagen de tu CBB deberás crear un diseño de recibo de honorarios y anexarle el CBB. “Esto lo puede hacer la persona en su computadora o acudir por el servicio a las empresa donde solía imprimir sus recibos de papel”, explica Herrero de Impuestum.

El costo promedio por 100 recibos mandados a hacer en imprenta con CBB es de 500 a 700 pesos.

¿Qué información deben tener mis recibos con código de barras bidimensional?
- Nombre, denominación o razón social
- Registro Federal de Contribuyentes del emisor y de la persona a favor de quién se expida (esta se escribe al momento de entregar la factura).
- Domicilio fiscal
- Lugar y fecha de expedición
- Cantidad y clase de mercancías o descripción del servicio
- Valor unitario en número e importe total en número o letra
- Monto de los impuestos que deben trasladarse desglosado por tasas
- Si se trata de ventas de primera mano de mercancía de importación el recibo debe tener el número y la fecha del documento aduanero y la aduana por la que se realizó la importación.
- CBB proporcionado por el SAT al contribuyente al momento de la asignación de los folios, mismo que deberá reproducirse con un mínimo 200/200 dpi en un área de impresión no menor a 2.75 cm por 2.75 cm.

Y, si quieres diseñar tus recibos, este es el requerimiento:
- El número de aprobación del folio asignado por SICOFI.
- El número de folio asignado por el SAT y en su caso, la serie.
- La leyenda: “La reproducción apócrifa de este comprobante constituye un delito en los términos de las disposiciones fiscales”. Esta debe estar impresa en letra de por lo menos 5 puntos.
- La leyenda “Este comprobante tendrá una vigencia de dos años contados a partir de la fecha de aprobación de la asignación de folios, la cual es: dd/mm/aaaa”. También en letra de mínimo 5 puntos.
- Señalar si el pago se hace en una exhibición.
- En el caso de personas físicas que tributen conforme al Régimen de Actividades Empresariales y Profesionales, así como en el Régimen Intermedio; además, debe imprimir la leyenda “Efectos fiscales al pago” de conformidad con lo señalado en la fracción III del Art.133 de la Ley del Impuesto sobre la Renta.

Por último, les dejo un video para ver cómo hacer la solicitud de folios y código de barras para comprobantes fiscales impresos.

Imagen de previsualización de YouTube

Espero esto les haya servido. Dejen su opinión en la zona de comentarios y sigamos la conversación en Twitter en @vivircomoreina.


¿Dónde puedo aprender sobre impuestos?, me preguntó @Lizeis, una seguidora en Twitter prestadora de servicios independientes y quien confiesa no tener muchas deducciones.

Ahhhh, el mundo de los impuestos…

Hacienda causa pánico a muchos –sobre todo a los que pagamos-. Pero no debemos sufrir todos los meses o toda la vida.

Platiqué con un contador para un artículo que saldrá en Dinero Inteligente. Según él, una de las constantes en las personas físicas que ha asesorado es que no conocen su situación ante el fisco, no están seguros cómo están dados de alta o qué pueden deducir…

La conclusión del contador es que si todos nos echáramos un clavado en la información correcta se nos facilitaría nuestra relación con Hacienda.

¿Dónde obtener información sobre impuestos?
Hay dos sitios en Internet que pueden ayudar a cualquiera: Impuestum e IDC Online.

En IDC hay que ser suscriptor, pero puedes obtener una cortesía de 5 días y utilizar las calculadoras –en lo personal me parecen muy útiles- y decidir si quieres ser suscriptor.

En Impuestum encontrarás las noticias más relevantes sobre el tema fiscal, un directorio de contadores y su sección de ABC de los impuestos siempre es un buen lugar para comenzar a informarse.

El lugar más obvio para buscar información fiscal es la página del Servicio de Administración Tributaria (SAT) que tiene tutoriales interesantes y puedes descargar la Guía para elaborar y presentar por Internet su Declaración Anual, la cual trae listados de las cosas que se pueden deducir y que –en muchos casos- o no sabemos o se nos olvidan… (Lo malo: si tienes una computadora Mac va a ser muy complicado que navegues la página…).

¿Qué hacen otros como yo?
Al preguntar en Twitter ¿cómo pagan impuestos, se asesoran o presentan sus declaraciones personas físicas? Recibí estas respuestas que a todos nos pueden ayudar.

@giglams: Lo mejor es tener un cotador de confianza y muy clavado en rollos fiscales, la mía casi tiene su catre en el SAT.
@boticapop: Yo hago una cita en Hacienda y ahí te asesoran y te lo dicen todo, salgo con las cuentas hechas y pago y listo.
@ernestinaQuiere: ¡Contador! Intenté hacerlo por mi cuenta y fue un fracaso total porque tengo Mac y el SAT es para PC. Y luego, por las 2 declaraciones mensuales que se tienen que hacer, soy mala para eso. (Gracias a esta pregunta @enestinaQuiere leyó a @boticapop y ahora se ahorrará al contador y va a ir al SAT como lo hace @boticapop)
@mfloresarellano: En el SAT te dan asesoría gratuita y sin compromiso. Si te da miedito, contrata a un comtador profesional.

Ya sea que optes por pagar a un contador y ‘olvidarte’ de tus impuestos o que decidas ir al SAT para arreglar tus papeles, la idea es que te organices y sepas por qué debes pagar, cuánto debes pagar y qué puedes deducir. Esto te facilitará mucho los trámites mes con mes. (Además de que podrás buscar deducciones que quizá no sabías que podías tener).

Si decides asesorarte con un contador, como cualquier asesor de inversiones o de seguros, éste debe ser una persona a la que le tengas confianza…

La muerte y los impuestos
Creo que fue Bejnamin Franklin quien escribió en una carta que “in this world nothing can be said to be certain, except death and taxes”… (‘en este mundo nada se puede decir que sea seguro, excepto la muerte y los impuestos’).

¿Qué opinan?



Nota: Las opiniones que se presentan en la sección de blogs de CNNExpansión.com, son responsabilidad única de sus autores y no reflejan necesariamente la opinión periodística de CNNExpansión.
Términos y condiciones