Septiembre es el mes del testamento. Y ya casi se acaba el mes, así que si sigues sin aprovechar los descuentos, es el último momento para hacerlo.

Durante septiembre los notarios se ponen de acuerdo y ofrecen descuentos de hasta 50% en el trámite del testamento. Así que si el costo era tu pretexto, ahora no lo puedes utilizar.

Pero más allá del descuento que ofrecen los notarios, testar es un derecho que tienes como mexicano que te permite decidir a quién quieres dejarle los bienes que has logrado juntar con tu trabajo, a quién quieres dejarle tu patrimonio. Y no creas que debes hacer una lista de lo que tienes al mínimo detalle -a menos de que quieras ser muy específico de quién se queda con qué- en un testamento puedes ser bastante vago e incluso hablar de bienes futuros e hijos futuros.

Por ejemplo: puedes establecer que todo lo que tengas se divida equitativamente entre los hijos que tienes hoy y los que puedas llegar a tener hasta el día que mueras. Es un documento que no tienes que modificar con cada hijo que tengas o cada bien que vendas o adquieras. Insisto, a menos de que quieras tú establecer qué le dejas a quién.

¿Cuándo hacerlo? Legalmente solo necesitas tener 16 años cumplidos y una identificación para poder hacer un testamento. Yo creo que hay que tener un testamento desde el momento en el que eres financieramente independiente, que tienes un sueldo, una afore que podrías heredar, un automóvil o una linda bicicleta en la que te transportas al trabajo.

Este testamento no solo protegerá a tu familia y ayudará a evitar conflictos a la hora de que faltes (siempre hay pleitos cuando alguien muere y deja bienes, cualquiera que sean, sin testamento), pero también te ayudará a hacer un análisis de tu patrimonio porque aunque no hagas una lista de lo que tienes, por lo menos vas a pensar qué es lo que estás dejando en las manos de tus beneficiarios. Solo pensar en lo que tienes te ayudará a entender cómo estás financieramente hablando -podrías darte cuenta de que no tienes más que deudas o que  tienes muchas joyas y poco dinero líquido- el objetivo es que te permitirá analizar y pensar un poco en hacia dónde quieres ir con el patrimonio que estás logrando.

Esta es una razón válida para que te animes a buscar a un notario y finalmente testes.

Si tienes hijos, antes de correr a hacer tu testamento debes hablar con tu pareja y decidir quién cuidaría de ellos si los dos faltan, si bien el testamento es personal, es importante que en el tuyo y en de tu pareja quede claro quién queda como tutor de los niños. Solo eso es lo que tienen que compartir los dos. De hecho, el testar no se traduce en que tu pareja sepa lo que tienes  -un miedo que muchos tienen de hacer un testamento-.

Los invito a pensar un poco las razones por las que no han hecho su testamento y de paso hacer esta lista mental de los bienes que tienen para iniciar un análisis de lo que compone su patrimonio.

Sigamos la conversación en la zona de comentarios, en Twitter @vivircomoreina, Facebook, y mi sitio web.  

 

 

 


Solo 3 de cada 100 personas tienen un testamento en México, en otras palabras, 97 de cada 100 mexicanos podrían morir dejando un lío a sus familiares.

Mañana es viernes 28 de septiembre y si no has aprovechado que este mes en el Distrito Federal cuesta 1,500 pesos hacer tu testamento (el costo depende del Estados de la República en el que vivas), todavía tienes chance de lograrlo.

¿Qué necesitas?
-       Ir con un notario.
–       Ser mayor de 16 años.
–       Presentar una identificación.
–       Pagar.
–       Dedicarle unas dos horas al notario.

¿Por qué te conviene hacerlo?

Los notarios con los que he hablado siempre me dicen que hay que tener un testamento para no dejar problemas a los familiares a la hora de nuestra muerte. Yo le sumo otra cosa –algo un poco más egoísta- pero hay que tener un testamento para que se hagan las cosas como nosotros queremos que se hagan.

¿Quién quieres que cuide a tu hijo?
¿Quién crees que pueda querer más a tu perro?
¿A quién quieres dejarle tu departamento o el anillo que te dejó tu abuelita?

Solo porque se sigan tus deseos hasta el mínimo detalle es que vale la pena dejarlos por escrito.

¿Cómo busco a un notario?

Si no conoces a alguno o ubicas la notaría que esté cerca de donde vives, puedes buscarlos en los siguientes sitios:

Directorio del Colegio de Notarios del Distrito Federal.
La Asociación Nacional del Notariado Mexicano donde puedes encontrar Notarios en toda la República.
Directorio de Notarios de la Secretaría de Gobernación.

Aclaraciones a mitos y creencias:

1. “Es que puedo cambiar de parecer” – Sí puedes cambiar de parecer y por eso puedes cambiar tu testamento las veces que quieras.

2. “Todavía no tengo hijos” – No solo porque no tengas hijos no tienes qué heredar. ¿Tienes una cuenta de banco?, ¿un bien inmueble?, ¿una joya?, ¿una mascota?, ¿una colección de monedas?
Ya con esto es razón suficiente para dejar dicho a quién quieres dejarle tus cosas.

3. “Es que no sé ni qué información debo saber” – No te preocupes, normalmente nadie sabe bien a qué va cuando se hace el primer testamento. Pero hay tres figuras en las que debes o puedes pensar en camino al notario y en quienes debes confiar mucho:

a) El albacea – persona que entregará los bienes a los herederos.
b) El tutor – persona encomendada para el cuidado de tus hijos menores de edad y su educación.
c) El curador – persona que vigilará que el tutor haga bien su trabajo.

Ya tienes toda la información que necesitas, anímate y lánzate por tu testamento con descuento.

Espero sus comentarios en la zona de opinión y sigamos la conversación por Twitter en @vivircomoreina. 



Nota: Las opiniones que se presentan en la sección de blogs de CNNExpansión.com, son responsabilidad única de sus autores y no reflejan necesariamente la opinión periodística de CNNExpansión.
Términos y condiciones