ango-LMAP-md

Se quejan de que el DF es caro… Sí, pero mucho menos que Luanda (en Angola) que es la ciudad más cara del mundo -por segundo año consecutivo- según la lista de las ciudades más caras para expatriados en 2014 presentada por la Encuesta de Costo de Vida Internacional 2014 de Mercer.
El segundo lugar de la lista de esta consultora global de Recursos Humanos lo tiene Yamena (en Chad). 
Así que si te ofrecen traslado a cualquiera de estas dos ciudades en África deberías pedir un aumento de sueldo.
La Ciudad de México, este año, se abarató para expatriados pues pasó del sitio 138 al 150.
Ahora… Explico esto bien: no es que el DF sea en sí más barato que Luanda. La encuesta de Mercer está diseñada para ayudar a las multinacionales y a los gobiernos a determinar la compensación para sus empleados expatriados. Abarca 211 ciudades en cinco continentes y mide el costo comparativo de unos 200 elementos como vivienda, transporte, comida, vestimenta, artículos para el hogar y entretenimiento.
Entonces, vivir en Luanda es más caro que en DF porque “los productos importados vienen con una prima. Además, encontrar vivienda segura y que cumpla con los estándares de los expatriados puede ser difícil y bastante costoso también. Ésta suele ser la razón por la que algunas ciudades africanas ocupan los primeros puestos en nuestra encuesta”, explica Ed Hannibal, Socio y Líder Global de la Práctica de Movilidad de Mercer.
La otra ciudad en México dentro del listado y que también se “abarató” fue Monterrey que pasó del sitio 178 al 183.
¿Por qué importa saber en qué sitio es más caro vivir cuando eres expatriado?
Porque hoy en día “la movilidad del talento en la región (y aquí se refiere a América Latina en particular) es una tendencia en aumento debido al crecimiento de las empresas hacia nuevos mercados”, dice Sandra Huertas, Líder del Centro de Excelencia de Movilidad de Empleados para América Latina de Mercer. Por lo tanto,  “monitorear los cambios entre un periodo y otro es importante para garantizar a los asignados que puedan mantener su poder adquisitivo”.
Todos aquellos en una multinacional deberían tener esta información en mente cuando llegue la posibilidad de un traslado para que su sueldo incremente de forma paralela al costo de vida de la ciudad a la que los envían.
Les dejo un par de tablas:

Las 5 más caras en el mundo: 
1. Luanda, Angola
2. Yamena, Chad
3. Hong Kong, Hong Kong
4.  Singapur, Singapur
5. Zurich, Suiza

Las 3 más caras en América:
1. Nueva York, EU
2. Sau Paulo, Brasil
3. Los Ángeles, EU

Las 3 más caras en Europa:
1. Zurich, Suiza
2. Ginebra, Suiza
3. Berna, Suiza

Sigamos la conversación en Twitter en @vivircomoreina y en Facebook en facebook.com/vivircomoreina y espero sus opniones en la zona de comentarios. 


Ya estamos a un par de días de que los empleadores entreguen el aguinaldo.

“¡Yuhuu!”, dirán todos los afortunados que reciben este ingreso extraordinario. Pero no corran a gastarlo sin leer esto.

El aguinaldo lo debes recibir antes del 20 de diciembre y su monto mínimo es de 15 días de salario, según datos de la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (Profedet). Es una prestación laboral para todos los empleados, no solo los de base, también “los de confianza, los de planta, los sindicalizados, los contratados por obra o tiempo determinado, los eventuales, los trabajadores del campo”, dice un comunicado de la Profedet. Tu empleador no puede decirte que no hay aguinaldo porque este año no se vendió tan bien o no te portaste bien o hay crisis.

¿Qué hacer con este dinero extra?, es la pregunta clave. Y como todos los años, les diré de nuevo que este ingreso NO es para pagar el pavo, los regalos, las fiestas y las vacaciones de fin de año. O, por lo menos, no todo el aguinaldo debe destinarse para esto.

Según el estudio “Compras de Navidad 2012: Intenciones y Expectativas de los Consumidores en México y Latinoamérica”, realizado por la firma Deloitte, 42% de los encuestados indica que destinará su aguinaldo a las compras navideñas y el 51% al pago de deudas.

Una buena parte de tu aguinaldo la debes destinar al ahorro, y mejor aún, a la inversión para proteger el valor de tu ahorro. Según INEGI en octubre de 2013 los precios al consumidor aumentaron 0.48% con respecto al año pasado. Esto quiere decir que la comida, las bebidas, los cigarros y hasta la electricidad están más caros que antes, explica Alan Gómez, Director de Soluciones de Inversión de Principal Financial Group México. Estos incrementos anuales hacen que gastemos más, por lo tanto, nuestro ahorro debería de incrementar proporcionalmente. Solo por este dato debes sentarte a pensar qué hacer y cómo gastar tu aguinaldo de forma eficiente.

El pago de deudas es importante, y hay que usar este dinero para eso. Pero si así te vas a gastar tu aguinaldo este año, espero sea aprendizaje suficiente para no hacerlo de nuevo el año que viene. Hay que dejar de gastar el aguinaldo de forma adelantada porque entonces este “premio” no es “premio”.

Si debes pagar algunas deudas, hazlo. Después toma un porcentaje -yo digo que no más del 20% de tu aguinaldo- y eso sí destínalo a los gastos de esta temporada. Si llevaste un presupuesto anual y medio te apegaste a él, no vas a necesitar este dinero para el pavo. Pero sí se vale un “gustito”. UNO.

De esta forma, podrás ahorrar un porcentaje importante de tu aguinaldo para eventualidades futuras, ya sea algo a corto plazo, o el retiro. Tus metas a corto plazo pueden ser las siguientes vacaciones, los 15 años de la hija o a mediano plazo, el enganche de un departamento. Asegúrate de que sabes para qué estas guardando tu aguinaldo.

Según Gómez de Principal, destinar 40% del aguinaldo al ahorro debe ser una obligación “por el bien tuyo y de tu familia”, dice y añade que  “la disciplina financiera es importante los 365 días del año y los “regalos” extra de dinero como el aguinaldo o el reparto de utilidades deberían de verse como la mejor opción para iniciar un ahorro, darle un empujón a tu fondo de inversión o llenar más la alcancía de tu ahorro para el retiro. Recuerda que si no lo haces por ti, nadie más lo hará”.

Tiene razón. Este dinero extraordinario debe utilizarse de forma extraordinaria, no para siempre estar pagando deudas.

La encuesta de Capacidades Financieras en México, realizada por el Banco Mundial,  señala que sólo el 34% de la población puede cubrir un gasto importante imprevisto. Además el 70% de los adultos encuestados reportan hacer planes financieros, pero sólo un 34% de éstos siguen sus propios planes.

El aguinaldo es ese dinero que te ayudará a lograr tus planes para el 2014 o más allá en el tiempo o cubrir un gasto imprevisto.

Si este año ya no lo lograste y tienes comprometido tu aguinaldo, ponte el propósito de que no te pase lo mismo el año que viene.

La Condusef, por cierto, da estas recomendaciones para un uso adecuado del aguinaldo:

1. Elabora un presupuesto para esta época, en donde consideres también los compromisos que deberás enfrentar a inicio de año, a fin de evitar al máximo la denominada “Cuesta de Enero”.
2. Si tienes oportunidad, paga deudas de corto plazo como las tarjetas de crédito, ya que con ello disminuyes tu nivel de ingreso comprometido para el próximo año.
3. Considera ahorrar una parte de tu aguinaldo para enfrentar algún imprevisto.
4. Evita participar en todos los intercambios de regalos, analiza cuáles son los más importantes en el ámbito personal y con ello evitarás gastos innecesarios.
5. Compara precios antes de adquirir un producto, te sorprenderás del ahorro que puedes lograr en cada artículo.
6. Cuestiona si requieres o necesitas algo que viste en una tienda, ya que en algunas ocasiones sólo se realizan compras por impulso o porque el artículo tenía algún descuento o alguna promoción a meses sin intereses.

Espero sus comentarios en la zona de opinión, compartan sus experiencias y recomendaciones. Y sigamos la conversación en Twitter en @vivircomoreina y en Facebook.  

 

 


¡Qué bien cae un dinero extra! Pero, antes de salir a gastarlo, piensa cómo podrías aprovecharlo mejor.

Es la temporada del reparto de utilidades. Las empresas obtienen ganancias cada año por su actividad productiva o los servicios que ofrece, y debe compartirla con sus empleados -los que realmente ayudan a conseguir esas ganancias-. Por lo tanto, entre mayo y junio muchos recibirán un dinerito extra.

¿Cómo funciona?
Si trabajaste al menos 60 días en el año tienes derecho a este dinero.

¿Cuándo recibirás?
No todos los años es igual, así que no es un monto que puedas tener claro en tu presupuesto, porque el cálculo, según datos de la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (Profedet) depende de los días que trabajaste en el año y tu sueldo.
Por cierto, si ya no trabajas en la empresa porque cambiaste de trabajo a la mitad del año, puedes ir por tu parte correspondiente.

Las empresas que no dan:
No toda empresa está obligada a dar reparto de utilidades. Por ejemplo: las de reciente creación, las de asistencia privada sin fines de lucro, las que no hayan obtenido un ingreso anual declarado al Impuesto Sobre la Renta de menos de 300,000 pesos, el IMSS y las instituciones públicas descentralizadas con fines culturales, asistenciales o de beneficencia.

¿Para qué lo puedo usar? (Y esto aplica para cualquier dinero extra, desde el reparto hasta los bonos, premios, y también si te ganaste la lotería).
1. Paga deudas. Si tienes deudas, aprovéchalo para pagarlas y dejar atrás el pago de intereses.

2. Adelanta créditos. Si tienes una hipoteca, un crédito hipotecario, personal o de nómina, y en el contrato no se penalizan los adelantos, usa el dinero para una aportación a capital y bajar así tu mensualidad o el plazo de la deuda.

3. Invierte. Piensa en esa etapa en la que ya no tengas ingresos -el retiro- y por lo menos usa una parte del dinero para invertirlo en fondos de inversión o en el ahorro voluntario de tu afore.
Si el retiro lo tienes cubierto, entonces piensa en una de tus metas financieras y aporta para lograrla.
Recuerda que debes tomar decisiones inteligentes, antes de ponerlo en cualquier fondo, pide asesoría para encontrar el mejor para tu perfil. Y si vas a hacer aportaciones en tu afore, asegúrate que ésta siga siendo la mejor en comparación con las otras.

4. Empieza tu fondo de emergencia. En teoría deberías tener un ahorro líquido y de fácil acceso de entre 3 y 6 meses de tus gastos fijos para un día o temporada lluviosa. Si no lo tienes, esta es una buena forma de empezarlo.

5. Adquiere un seguro. Si te falta el seguro de vida para uno de los proveedores de la familia, es tiempo de adquirirlo. Si puedes con ese dinero pagar tus seguros de gastos médicos mayores para que todos en la familia estén cubiertos, hazlo. Y si tu coche sigue sin seguro, más te vale que lo adquieras ya. La previsión es necesaria para unas finanzas sanas.

6. Disfrútalo. Si todo lo anterior lo tienes cubierto (sean honestos), entonces puedes usar parte de este dinero extra en un premio, gástalo en lo que traigas ganas y disfruta tu orden financiero.

Si ya recibieron su reparto, ojalá nos compartan cómo lo usaron y cómo tomaron la decisión de que era la mejor opción.

Espero sus experiencias en la zona de comentarios y sigamos la conversación por medio de Twitter en @vivircomoreina y Facebook en www.facebook.com/vivircomoreina.
 

 


Ayer presentaron los resultados de la encuesta de INEGI y Consar titulada: ‘Primera Encuesta Nacional de Trayectorias Laborales’. Es un esfuerzo interesante de las dos instituciones por entender cómo trabajamos en México y qué tanta seguridad social obtenemos por nuestro trabajo.

Uno de los resultados que más asustan, por ejemplo, es que más de la mitad de la población analizada no está afiliada a alguna institución de seguridad social.

Pero lo que quiero compartir hoy en este post son las diferencias entre hombres y mujeres en el ámbito laboral, según los resultados de la encuesta.

De las personas que cambiaron de trabajo en el periodo analizado, un 65.8% de la muestra, la mayoría de los hombres (68.8%) se dedicó a buscar trabajo, mientras que en el caso de las mujeres 33.7% buscó trabajo y 32.7% se dedicó al hogar. Esto no es sorprendente, es probable que las mujeres que regresaron a casa del ámbito laboral lo hayan hecho por un embarazo o el cuidado de los hijos. Lo que me sorprende es que:

1. Un porcentaje mayor de mujeres quiere jubilarse a una edad más temprana, en comparación con los hombres. Es decir, queremos trabajar menos tiempo. 74.4% de las mujeres quieren jubilarse con menos de 60 años, mientras que los hombres el 59% quiere jubilarse antes de cumplir 60. Ojo, no olviden que la edad de retiro estipulada en México es de 65 años.

2.   Si bien un 46.2% de los trabajadores dijeron que ahorran, en porcentaje, las mujeres (47.9%) ahorran menos que los hombres (50.9%).

Con estos tres datos se podría concluir lo siguiente: Las mujeres, cuando dejamos nuestro trabajo, tres de cada 10 regresamos a casa. De las que están en el mercado laboral, 7 de cada 10 ya no quiere trabajar a sus 60 años. Y además, de las que trabajan y se quieren retirar a una edad menor, 5 de cada 10 ahorran.

Es normal que muchas mujeres decidamos dejar el mercado laboral por temporadas largas por el cuidado de los hijos o una enfermedad, pero me parece importante reflexionar por qué queremos trabajar menos tiempo que los hombres y por qué ahorramos menos. Si queremos pasarla bien al jubilarnos, antes de nuestros 60 años, ¿no sería bueno que todas estuviéramos ahorrando? (¿Y, mucho…?)

¿Ustedes qué opinan?

Si quieren leer más sobre los datos de la encuesta, revisen: Mexicanos: más trabajo y ¿más salario?

Espero sus comentarios en la zona de opinión y sigamos la conversación en Twitter en @vivircomoreina y en Facebook

 


El gran reto que enfrenta México, según la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), es incorporar a los jóvenes al mercado laboral formal. Por lo que en un comunicado de prensa se han puesto a favor de la Reforma Laboral que hoy está en la mesa del Legislativo.

Pero más allá de lo que pase o no en el Congreso, lo importante es que un trabajador que empiece a cotizar a los 20 años con respecto a otro que ingrese a los 30, obtendrá una pensión de casi el 80% superior en relación al que entró tardíamente a trabajar.

Y es un hecho que pocos mexicanos menores a los 26 años trabajan y cotizan en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y por lo tanto cuentan con una afore y un ahorro para su retiro. De hecho, la Siefore 5 -donde se guardan los recursos de estos mexicanos- cuenta con poca liquidez y se ha decidido transferir sus fondos a la Siefore 4, que es para trabajadores de entre 27 y 36 años.

¿Dónde están trabajando los estudiantes o los mexicanos más jóvenes?, ¿por qué no los están dando de alta?

En este contexto es importante la reforma porque permitiría que a través de contratación por medio tiempo o tiempo parcial, por temporada, o con capacitación inicial recibir todos los derechos y prestaciones y generar un ahorro para su retiro por medio de una afore.

¿Cómo nos impacta la tan nombrada Reforma Laboral? Todos los que no cuenten con una afore porque trabajan por periodos, por proyectos, etcétera, obtendrán prestaciones y es probable que más jóvenes puedan empezar el ahorro para su retiro.

En cuanto al traslado de activos que Consar ha anunciado, no debes preocuparte, pues no te impactará aunque seas los que están en alguna de las dos Siefores, dijo el presidente de la Consar, Pedro Ordorica.

Lo que sí debemos anotar es que este instrumento está ahí para ayudarnos a juntar algo para el futuro y necesitamos empezar la vida laboral con el pie derecho para que juntemos la mayor cantidad de recursos para el futuro.

Si no tienes afore, si eres trabajador de medio tiempo, si eres uno de esos jóvenes que no cotizan, empieza ya a analizar cuáles serán tus opciones de afore para que -si pasa la Reforma Laboral- puedas escoger la correcta. Y si no llega a ser aceptada por el Legislativo, pienses en abrir una por tu cuenta y empezar un ahorro para el futuro.

Así se ve el movimiento de los activos:

 

 

 

 

 

 

 

Así queda la familia de Siefores a partir del 23 de noviembre:

 

 

 

 

 

 

 

No hay mucha diferencia porque las afores en las dos Siefores tienen el mismo ranking según su rendimiento neto:

 

 

 

 

 

 

 

Espero su opinión en la zona de comentarios y sigamos la conversación por Twitter en @vivircomoreina. 

 


Hablar de dinero con la pareja no es romántico.

Pero hablar de dinero con tu media naranja es necesario para seguir siendo pareja.

No es un tema de conversación que se toca en la cama, pero sí que se debe hablar para que en el futuro tu vida amorosa se mantenga tan romántica como hoy. En serio.

Desde antes de vivir juntos, casarse o compartir una tarjeta de crédito o cuenta bancaria es recomendable que se cuenten su situación financiera, y lo más importante que debes saber es cuánto debe “tu amor de la vida”.

Las deudas que podría tener:
-       Hipoteca para un bien inmueble.
-       Créditos para un auto.
-       Crédito educativo.
-       Crédito personal.
-       Deuda personal, es decir, le debe a su tío rico.
-       Crédito para su negocio.
-       Deuda en tarjetas de crédito.

Las deudas que cada uno tenga antes de compartir su vida, son propias, cada uno debe ser responsable de lo que debe a menos que decidan unir sus deudas y trabajarlas o saldarlas juntos. Esta decisión no se recomienda para parejas que empiezan a conocerse, sino para aquellas que ya saben cómo funcionan financieramente.

En cuanto se muden juntos, no muden sus deudas… primero hablen de ellas, vean cuáles son las más caras y establezcan una estrategia que les funcione para saldarlas sin que esto les cause estrés en su relación de pareja o que uno se convierta en el responsable de las deudas del otro.

Dejen muy claro quién y cómo van a pagar lo que cada uno debe y cuánto de su ingreso mensual van a destinar para esto. Por ejemplo, yo pago mes a mes mi préstamo educativo. Desde el inicio de mi matrimonio establecí que mi prioridad era pagar esta deuda. Entonces, hicimos las cuentas para ver cuánto tendría yo después de pagar mi crédito al mes para aportar a los gastos que tenemos en conjunto.

Es cuestión de organizarse para que las cosas queden claras y no haya peleas innecesarias.

Por otro lado, las deudas que contraigan juntos, son de los dos. Si van a pedir un crédito para un auto o una hipoteca, deben hablar de las condiciones juntos y hacer cuentas juntos antes de que uno de ustedes corra a firmar un contrato para sorprender al otro con una nueva casa.

Las deudas son una de las causas de pleito en las parejas, si no lo hablamos con claridad la palabra divorcio o separación puede asomarse en el horizonte. Para que tengan un control de las deudas es recomendable:

-       Discutir cómo gastan y cómo pagan: ¿pagas la deuda de tu tarjeta de crédito cada mes?, ¿o pagas solo el mínimo? Saber esto te ayudará a evitar problemas de altos intereses en tarjetas, hablen de lo que deben en sus plásticos, presupuesten cómo van a pagar estas deudas –ya sean adquiridas previo a estar juntos, o desde que iniciaron su vida como pareja-.

-       Revisen sus historiales crediticios juntos: saquen su historial una vez al año, que es gratis, en el Buró de Crédito y revisen sus calificaciones financieras. Recuerden que el día que quieran pedir un crédito en conjunto, para una casa, el mal historial de uno puede afectar en las condiciones de crédito para los dos.

-       Sean honestos sobre lo que no han pagado en el pasado: saca este tema lo antes posible, antes de que los cobradores te empiecen a llamar a ti por las deudas de tu pareja. Hablen de cómo pueden resolver estos problemas juntos.

¿Cómo han ustedes resuelto el tema de las deudas con su pareja?

Espero sus experiencias y opiniones en la zona de comentarios y sigamos la conversación en Twitter en @vivircomoreina.

 


“Muerte e impuestos”, dicen, son las únicas cosas ciertas en la vida.

Si para estas alturas te quedan pocos recibos de papel y no sabes qué sigue con esto de las nuevas reglas digitales… sigue leyendo.

“Cada persona es un caso distinto, lo mejor es acudir con tu contador para que él te dé las opciones y puedan escoger la mejor según tus ingresos y necesidades”, explica Rubén Herrero, presidente de Impuestum Contadores. Pero, les dejo una guía general:

Paso 1: Tu ingreso
Cualquier persona física que esté dada de alta por honorarios, como arrendadores, o por actividad empresarial deben dejar atrás el papel para mantener una sana relación con Hacienda a más tardar en diciembre de 2012.

Por cierto… Si estás dado de alta por actividad empresarial, sólo los que están dados de alta como REPECOS no están obligados a migrar a lo electrónico y siguen con sus notas en papel.

La primera consideración que debes hacer cuando se acaben tus recibos de papel es identificar si tus ingresos superan o podrían superar los 4 millones de pesos. En el caso de que ganes más de esta cantidad, entonces sí debes efectuar tu facturación digital a través de internet (CFDI), es decir, tener facturas electrónicas.

Si no ganas eso, todavía tienes la posibilidad de emitir comprobantes fiscales en papel con tu código de barras bidimensional.

Paso 2a: La digitalización
Si debes optar –porque tengas ingresos mayores a 4 mdp- o quieres ya dar el paso a la digitalización es recomendable que estés bien informado de todos los pasos y que hagas una buena búsqueda de proveedores. Tu contador te puede ayudar.

- Lo primero que debes hacer es tramitar tu Firma Electrónica Avanzada (FIEL).
- Después de la FIEL deberás tramitar un Certificado de Sello Digital (CSD) que es, básicamente, con lo que vas a firmar tus facturas electrónicas.
- Deberás contar con un sistema informático para generar tus facturas que puedes desarrollar, adquirir o arrendar a un tercero.
Si no quieres tener o contratar un sistema para generar el comprobante digital, puedes adquirir los servicios con un Proveedor Autorizado de Certificación (PAC), quienes podrán generar y validar tu CFDI.
- Ya que tengas tu comprobante digital, lo debes enviar a un Proveedor Autorizado de Certificación (PAC) para validar, asignar el folio e incorporar el sello digital a las facturas. La lista de los proveedores autorizados está en el sitio del SAT, la forma más fácil para encontrarlos es introduciendo en el buscador ‘proveedores pac’, explica Rubén Herrero de Impuestum.
Todo proveedor PAC ofrece servicios básicos gratuitos obligatorios. Así que si no ganas 4 millones pero ya tus clientes te piden facturas electrónicas, no debes gastar dinero en la migración, aunque sí deberás diseñar y almacenar tus recibos.
- Tu factura electrónica estará guardada en un archivo XML que puede transformarse en formato PDF para su impresión o lectura. Tu obligación es conservar todas tus facturas electrónicas, tal como lo hacías con las de papel para tenerlas a disposición de las autoridades. “Hay que guardar estos documentos por un periodo de 5 años”, explica Arturo Morales, coordinador de vicepresidencia fiscal en el Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP).
- El costo promedio de 100 timbres electrónicos para las facturas es de entre 300 y 400 pesos, explica Morales, es decir, de 2 pesos por factura aproximadamente.

Paso 2b: La bidimensionalidad
Si no estás listo para dar el salto a la digitalización, puedes, hasta ahora, imprimir recibos en papel con tu código de barras bidimensional.
“La decisión entre código de barras bidimensional y la factura electrónica es personal y depende de los ingresos y el cliente que se tenga”, dice Arturo Morales, del IMCP.
Si por medio de tus recibos obtienes ingresos de unos 5,000 pesos quizá no quieras pagar el servicio digital o hacer las facturas electrónicas tú mismo, por lo que los recibos con CBB son una buena opción, mientras tu cliente no te pida la factura electrónica. Según Morales, la mayoría de las empresas grandes del país ya están demandando recibos y facturas electrónicas.

- Para tener recibos con CBB, lo primero que debes hacer es solicitar la aprobación de series y folios en el portal del SAT. Entra a Información y servicios en la sección de comprobantes fiscales y selecciona la opción de Comprobantes Fiscales Impresos con código de barras bidimensionales (CBB).
- Ya que tengas la imagen de tu CBB deberás crear un diseño de recibo de honorarios y anexarle el CBB. “Esto lo puede hacer la persona en su computadora o acudir por el servicio a las empresa donde solía imprimir sus recibos de papel”, explica Herrero de Impuestum.

El costo promedio por 100 recibos mandados a hacer en imprenta con CBB es de 500 a 700 pesos.

¿Qué información deben tener mis recibos con código de barras bidimensional?
- Nombre, denominación o razón social
- Registro Federal de Contribuyentes del emisor y de la persona a favor de quién se expida (esta se escribe al momento de entregar la factura).
- Domicilio fiscal
- Lugar y fecha de expedición
- Cantidad y clase de mercancías o descripción del servicio
- Valor unitario en número e importe total en número o letra
- Monto de los impuestos que deben trasladarse desglosado por tasas
- Si se trata de ventas de primera mano de mercancía de importación el recibo debe tener el número y la fecha del documento aduanero y la aduana por la que se realizó la importación.
- CBB proporcionado por el SAT al contribuyente al momento de la asignación de los folios, mismo que deberá reproducirse con un mínimo 200/200 dpi en un área de impresión no menor a 2.75 cm por 2.75 cm.

Y, si quieres diseñar tus recibos, este es el requerimiento:
- El número de aprobación del folio asignado por SICOFI.
- El número de folio asignado por el SAT y en su caso, la serie.
- La leyenda: “La reproducción apócrifa de este comprobante constituye un delito en los términos de las disposiciones fiscales”. Esta debe estar impresa en letra de por lo menos 5 puntos.
- La leyenda “Este comprobante tendrá una vigencia de dos años contados a partir de la fecha de aprobación de la asignación de folios, la cual es: dd/mm/aaaa”. También en letra de mínimo 5 puntos.
- Señalar si el pago se hace en una exhibición.
- En el caso de personas físicas que tributen conforme al Régimen de Actividades Empresariales y Profesionales, así como en el Régimen Intermedio; además, debe imprimir la leyenda “Efectos fiscales al pago” de conformidad con lo señalado en la fracción III del Art.133 de la Ley del Impuesto sobre la Renta.

Por último, les dejo un video para ver cómo hacer la solicitud de folios y código de barras para comprobantes fiscales impresos.

Imagen de previsualización de YouTube

Espero esto les haya servido. Dejen su opinión en la zona de comentarios y sigamos la conversación en Twitter en @vivircomoreina.


Emprender no es tarea sencilla. Hace poco entrevistaba a un dueño de una franquicia que me decía que hay perfiles de todo tipo, pero quien emprende tiene que tener un mayor apetito por el riesgo y tener ciertas características muy definidas. Este franquiciatario consideraba que él no tenía las características de estos emprendedores, pero sí quería un negocio propio, por lo que optó por una franquicia.

Pero más allá de este caso que entrevisté, lo que es que es cierto, es que al emprendedor muchas veces se le ve como héroe porque se aventó contra viento y marea en competencia con los grandes jugadores que ya navegan las aguas a nivel internacional. Y sí, muchos quizá sean héroes. Pero la gran mayoría son personas que tienen cierta forma de enfrentar los problemas y retos que llegan a la hora de querer lograr su idea.

Hoy me llegó un estudio de Credit Suisse sobre emprendedores titulado “David contra Goliat: cómo los emprendedores superan los retos de empresas en crecimiento”.

Según el estudio, los emprendedores de alto-crecimiento, que por lo que se explica son muy exitosos y han logrado un crecimiento importante en sus empresas, son aquéllos que enfrentan estos desafíos con esta perspectiva:

  1. Las personas: los emprendedores de alto-crecimiento son responsables y se adaptan con facilidad, entienden que lo que es un equipo y han dejado a un lado esta percepción de que son “lobos solitarios –individuos ferozmente independientes que forjan sus propios caminos”.
  2. Recursos financieros: todo emprendedor debe enfrentar el estrés de encontrar capital para iniciar su negocio, pero los emprendedores de alto-crecimiento son ingeniosos para capitalizar el crecimiento. Además son eficientes para conseguir capital y para tener operaciones eficientes. De hecho, la recomendación de uno de los casos analizados en el estudio es no iniciar con mucho dinero –de inversionistas- porque esto puede crear la ilusión de que tienes un buen negocio cuando no es cierto.
    Finalmente, comparte otro de los casos, ya que se llega a la etapa de crecimiento en la que capital externo es necesaria, entonces hay que encontrar “el dinero correcto, no cualquier dinero”.
  3. Redes empresariales: las redes de los emprendedores de alto-crecimiento deben ser multidimensionales e incluir amigos y familiares, pero lo que los hace diferentes es que establecen relaciones de sociedades estratégicas con sus clientes, proveedores y hasta competidores.
  4. Sacudidas del medio ambiente: en principio, según el estudio, las situaciones macroeconómicas no afectan al emprendedurismo, pero tienen un efecto en la forma en la que el emprendedor decide hacer crecer su negocio. Los emprendedores de alto-crecimiento le tienen poco miedo al fracaso y son persistentes, de hecho, son capaces de transformar eventos inesperados en algo rentable. Parten de la idea de que “si la vida te da limones, haz limonada”.

Hoy en Twitter pregunté qué es lo que debía incluir en mi post sobre emprendedurismo y la mayoría de los seguidores que respondieron mencionaban una palabra con cierta frecuencia: orden.

Y es que el orden en el manejo del negocio es esencial para el emprendedor. Entonces más allá de las características que el estudio de Credit Suisse encuentra en emprendedores de alto-crecimiento hay algunos principios básicos que ayudan a que el emprendedurismo no termine en historia de terror financiera:

1)    Para llevar una idea a convertirse en un negocio hay que establecer desde el inicio qué es lo que tu idea está resolviendo: un problema de servicio, una necesidad de producto, etc. Esto te ayudará a saber qué necesitarás para lanzar el negocio.
2)    El plan de negocios no debe faltar y debe ser lo más específico y detallado posible.
3)    El dinero de la empresa es de la empresa, no del emprendedor. Por eso es que el creador debe tener un sueldo asignado para que no saque dinero de la caja.
4)    Ten un presupuesto que incluya un registro de ingresos y de egresos.

Según Yli Renko, uno de los autores del estudio de Credit Suisse, “la clave está en ver a los emprendedores y su crecimiento empresarial como un proceso de aprendizaje en donde los emprendedores continuamente mejoran la habilidad para tomar decisiones en ambientes de incertidumbre. Los emprendedores se tienen que ver como los resuelve-problemas e improvisadores que utilizan cualquiera de los recursos que tengan a la mano.”

¿Ustedes cuáles creen que sean las características que hacen a un emprendedor más exitoso que otro?

Espero sus comentarios en la zona de opinión y sigamos la conversación en Twitter en @vivircomoreina.

 

 


Esta semana la afore ING se convirtió -oficialmente- en la afore Sura. A inicios de esta semana se presentó la nueva imagen de esta afore y se dijo que los clientes no tenían por qué preocuparse pues se mantenían a los equipos de inversión, es decir, que las personas que han manejado el dinero de la afore ING seguirán en el equipo de lo que ahora es afore Sura.

Durante esta conferencia de prensa puse en Twitter algunas de estas afirmaciones de los directivos de ING – ahora Sura y la respuesta de los seguidores poco alentadora. No muchos mostraban estar contentos con el cambio, de hecho recibí un par de quejas de lo desesperante que es no saber ya en qué afore estás.

Entiendo que uno no esté 100% convencido de que estas transacciones siempre sean en beneficio de los clientes finales, es decir, los que aportamos a nuestra afore. Pero creo que hay que ser autocríticos. Me explico: No podemos quejarnos de que es feo que una empresa compre a nuestra afore, si no sabemos ni lo que es una Siefore o en cuál es en la que estamos.

Más allá de la compra de Sura a ING o de la fusión de Banorte con Siglo XXI, otro ejemplo reciente de que estas consolidaciones se están dando y seguirán dando, nosotros como usuarios debemos entender cómo funciona la afore y cuáles son nuestros derechos y obligaciones como usuarios.

ALGUNOS DETALLES CLAVES DE LA AFORE
- Según tu edad entras a una Siefore. Si no sabes en cuál debes estar, consulta esta parte del sitio de Consar.
- Las Siefores se pueden comparar según su rendimiento neto -una medición que pide la reguladora Consar. Para comparar y ver si estás en la Siefore que da mejor rendimiento neto, consulta esta sección de Consar y da click sobre la Siefore en la que estás.
- Cada año puedes cambiar una vez de afore, no es recomendable estar saltando de una a otra. ¿Por qué? Porque estas son inversiones a largo plazo y hay que tratarlas así. Si sacas el dinero cada año, nunca llegas a disfrutar el beneficio de una estrategia de inversión hecha para un largo plazo. Pero, si en la tabla comparativa la Siefore en la que estás lleva años con un muy mal rendimiento neto, ¿qué esperas para cambiar? — Por cierto, esto solo lo sabrás si revisas tus estados de cuenta de la afore o consultas el sitio de Consar. Para saber cómo cambiar de afore consulta esta sección de la Consar y para saber cómo leer tu estado de cuenta consulta esta otra liga.
- Tú debes aportar -si tienes un contrato por nómina- un porcentaje de tu sueldo mensual a tu afore. Esto no te va a alcanzar para un retiro digno y por eso es importante que ahorres más dinero de forma voluntaria. Revisa el procedimiento del ahorro voluntario de tu afore para saber cómo ahorrar más para cuando llegue el retiro. Más sobre ahorro voluntario aquí.

Las consolidaciones de afores puede que sigan sucediendo, pero hay que tener toda la información para tomar la decisión de si esto nos conviene o no nos conviene. Las fusiones y adquisiciones de las afores no deben molestarte si sabes bien qué te conviene. Por eso hay que leer sobre lo que pasa, enterarnos de quiénes son las empresas que tienen nuestro dinero y buscar la información correcta para tomar decisiones informadas.

Espero sus opiniones y dudas sobre este tema en la zona de comentarios. Y sigamos la conversación por Twitter en @vivircomoreina.

 


El que las mujeres tengan un salario inferior al de los hombres no es noticia. En puestos similares a los de los hombres, las mujeres pueden llegar a ganar hasta 40% menos en su salario. De hecho, solo de 10 a 20% de los puestos representativos en política o la empresa son ocupados por mujeres.

Lo que me llamó la atención es fue toparme un artículo en The Wall Street Journal que me llevó a un estudio de la Universidad de Notre Dame en el que se se dice que los hombres que se perciben como “buenas personas” puedan estar en casi la misma condición que las mujeres. En otras palabras, los buena onda ganan menos.

El estudio dice que “porque los hombres agradables no confirman (los no agradables confirman) los roles convencionales de género, el ser agradable se esperó que fuera negativo en relación al sueldo para los hombres (por ejemplo: que la brecha entre hombres agradables y mujeres agradables sería menor a la brecha entre hombres poco agradables y mujeres poco agradables)”. Y con esta hipótesis partieron para su estudio.

¿Qué pasó? Comprobaron su hipótesis.

“Las mujeres y los que tienen una calificación alta dentro de ‘ser agradables’ ganan menos que quienes tienen una calificación baja en ‘ser agradables’”. Y el estudio comprobó también que la brecha salarial es mayor entre un hombre agradable y uno que no lo es (hay un 18% de diferencia en sus salarios), en comparación a una mujer agradable y una que no lo es (entre ellas la diferencia es de 5%).

Entonces, ser mujer y/o ser buena onda en la oficina puede tener un resultado negativo en nuestros ingresos. La conclusión obvia sería decir: “hay que ser malditos y malditas en la oficina”. ¿Qué opinan?, ¿esto funcionaría mejor?

Hablé a Valeria Villa, psicoterapeuta, y le puse sobre la mesa el dilema. Su respuesta:

Es una cuestión que responde a los roles de género. Se piensa que un hombre debe ser más autoafirmativo que agradable. La asertividad, que llevada al extremo puede ser agresión, en el ámbito laboral es un atributo que se premia, al igual que la competitividad.

Ser buenas personas y cooperar no necesariamente se premia en lo laboral. Aunque entre mujeres sí, por lo que es probable que se refleje en la diferencia de la brecha salarial entre hombres y la que se muestra entre mujeres agradables y las no tanto.

Si quizá tú eres amable y agradable y no sabes si tienes un sueldo castigado, pero te has dado cuenta de que sí abusan de tu amabilidad para que trabajes horas extra o resuelvas trabajo de los otros más asertivos, entonces debes cambiar tu enfoque. Villa dice que:

Ser agradable es algo que se premia en cuestiones sociales o afectivas y que no tienen tanto peso en el trabajo. Lograr cosas en el ámbito laboral -ya sea un mejor sueldo o mejores condiciones- será un resultado de la productividad, no de la amabilidad. Puedes dejar para la vida social y afectiva tu amabilidad y esos detalles que tenías con los compañeros y tus superiores. Dependerá de la empresa, pero quizá el contexto laboral no es el correcto para desplegar toda tu amabilidad.

¿Ustedes qué opinan?, ¿han tenido que cambiar su enfoque en la oficina para no recibir ‘chamba extra’?

Espero sus opiniones y experiencias en la zona de cometarios y sigamos la conversación en Twitter en @vivircomoreina.

 

 

 

 

 

 

 



Nota: Las opiniones que se presentan en la sección de blogs de CNNExpansión.com, son responsabilidad única de sus autores y no reflejan necesariamente la opinión periodística de CNNExpansión.
Términos y condiciones