Desde este lunes pasado ya puedes ir a un 7Eleven y hacer un depósito en tu afore para el ahorro voluntario. Más fácil no puede ser. Más pretextos ya no podemos encontrar. Eso de que depositar en la afore sea complicado o quede lejos es, literalmente, una mentira.

Lo único que necesitas es tu CURP y el dinero que quieras depositar – el mínimo es de 50 pesos -.

El ahorro voluntario en México es casi inexistente. Representa apenas el 1% (23,231.6 pesos) del total de los recursos acumulados que hoy suman 2.3 billones de pesos. En otras palabras. Nadie ahorra de forma voluntaria en las afores.

Esta falta de ahorro voluntario es una tristeza porque -como he dicho muchas veces en este espacio- tu afore no va a ser suficiente. De hecho, en el evento para presentar este programa, el Secretario de Hacienda, Luis Videgaray, cuestionó si el ahorro para el retiro será suficiente para sostener una pensión digna para quienes completan una vida de trabajo. Bien calculan los expertos que la afore solo te permitirá retirarte con aproximadamente 30% de tus ingresos. Videgaray resaltó que el ahorro voluntario puede hacer una gran diferencia en la vida de una mujer o de un hombre que se retira, pues según cálculos de la Consar, el incrementar en 1% el ahorro voluntario a una afore de manera sostenida, puede incrementar al monto de la pensión hasta en un 12%.

El propósito de Consar al hacer esta liga con la Amafore y 7Eleven es simplificar los mecanismos para las aportaciones voluntarias, de modo que todos los mexicanos tengan acceso a un mecanismo de ahorro seguro, sencillo y a la vuelta de la esquina, explicó Carlos Ramírez, presidente de Consar.

Pensemos en el futuro, pensemos en cómo queremos vivir cuando ya no trabajemos. Y, por favor, dejemos de ser flojos, ir a la esquina y depositar 50 pesos al mes podría permitirnos estar mejor cuando tengamos canas.

Les dejo otro dato para que vean que sí se puede ahorrar algo si ponemos orden. De acuerdo con un estudio publicado por la Profeco, el mexicano promedio puede desembolsar hasta 19,000 pesos al año en gastos no contabilizados o los conocidos como hormiga. ¿Cuáles? Café, galletas, cigarros, refrescos, botanas y propinas. Imaginen cortar a la mitad estos gastos y lograr un ahorro voluntario de 9,500 pesos al año.

Empecemos por ahí.

Espero sus comentarios en la zona de opinión y sigamos la conversación en Twitter @vivircomoreina y Facebook en Facebook.com/vivircomoreina. 

 

 


10639524_700361706686443_6707783361953434000_n

Foto de Julieta Osuna de Cruz enviada para el concurso ‘Qué es para ti Vivir como reina y gastar como plebeya.

 

El sábado acabó el concurso que hice con Sofía Macías de Pequeño Cerdo Capitalista para regalar un ejemplar de mi libro. (Gracias Sofía por este divertido ejercicio que compartiste con mi libro).

La idea era enviar una foto que reflejara lo que es “Vivir como reina y gastar como plebeya”.

Lo que llegó me hizo pensar en lo que son las finanzas personales y la relación que llevamos con el dinero.

Para muchos “Vivir como reina” era la posibilidad de viajar sin preocupaciones financieras. Otros dijeron que era gastar poco en experiencias que les eran gratificantes. Hubo un ejemplo con el que me identifiqué mucho -porque así he cargado por todos lados a mis dos hijos y por eso es la foto de este post-, y Julieta decía que para ella “Vivir como reina y gastar como plebeya” era gastar poco por disfrutar una tarde con su hijo. Y otra foto, la del único hombre que se animó a participar, explicaba que “Vivir como reyes y gastar como plebeyos” era disfrutar la vida sin preocuparte por el costo de las actividades, objetos y experiencias adquiridas porque ese dinero lo tienes contemplado. (Por cierto, todas las fotos las pueden ver en mi página de Facebook en el álbum de Concurso: Qué es para ti Vivir Como Reina).

Revisé las fotos que compartieron. Vi mil veces las imágenes y pensé qué transmitían. Al final, mi conclusión es que para muchos Vivir como reina y gastar como plebeya se traduce en tener la libertad de tomar las decisiones que queramos. Y sí, eso es también para mí el significado del título de este blog. (Por cierto, este año cumplí 5 años de escribir en este espacio y de hablar de lo que es “Vivir como reina y gastar como plebeya” y eso me hace muy feliz).

Tomar control de nuestras finanzas, aprender a hacer un presupuesto, controlar la “tarjetitis”, como la llama Sofía, y aprender a planear es DECIDIR que queremos vivir mejor, es optar por querernos y cuidarnos más. ¿Cómo?, ¿por qué?

Porque al final al cuidar tu dinero, hacerlo crecer, pensar en ti cuando tengas canas y no gastarte todo lo que te llega cada quincena es ponerte a ti primero antes que todas las otras cosas y personas que tienes alrededor.

Los invito a pensar en esto, en por qué sí o por qué no se han puesto a ustedes primero. Sobre todo a los que siguen posponiendo el ahorro o los que creen que hablar de dinero es todavía de mala educación y que más vale ni mencionarlo porque igual y se nos va el que sí tenemos en las manos.

Y no se confundan. Hay veces en la vida en las que las prioridades son diferentes y endeudarse es la forma de conseguir lo que se quiere, y no está mal, solo hay que hacerlo consciente: me endeudo porque este es mi plan y requiere de esta deuda para lograrse.

¡Felicidades a los que ya tomaron la decisión de tener el control! ¡Felicidades a los que ya planean y saben cómo gastan! ¡Felicidades a quienes se pueden dar el lujo de gastar como se les antoje! Eso es “Vivir como reyes y gastar como plebeyos”.

Espero sigamos la conversación en Twitter y Facebook y dejen sus comentarios aquí en la zona de opinión. 


Sofía Macías, la autora de “Pequeño cerdo capitalista” escribió una reseña sobre mi libro “Vivir como reina y gastar como plebeya” y para festejar juntas que el libro le gustó, decidimos regalar un ejemplar a quien mejor explique qué es Vivir como reina.

Antes de ir a lo que es el concurso, quiero subrayar algo que dice Sofía: ¡Lean libros de finanzas personales! No solo este que ganen o los de Sofía, los invito, como hace ella a leer los que encuentran en las librerías, a buscar más información en línea. La respuesta correcta no la tendrá solo un blog o un libro en particular, sino nuestra capacidad de encontrar en cada uno lo que mejor nos funcione a nosotros.

Gracias Sofía por tan linda reseña.

El concurso:

Se regalará un ejemplar autografiado del libro ‘Vivir como reina y gastar como plebeya’ a quien mande la foto más original de lo que cree que es “vivir como reina y gastar como plebeya”, de acuerdo con los seguidores de Regina en Facebook.

Bases: 

1. Publicar en la página de Facebook de Vivir como reina https://www.facebook.com/vivircomoreina una fotografía de lo que es para ti “vivir como reina y gastar como plebeya”, y tangueae al Pequeño Cerdo Capitalista (si no le has dado like, es aquí: https://www.facebook.com/PequenoCerdoCapitalista) .

Tienen hasta el 2 de septiembre para subir su foto. Si la suben después de esa fecha, no será tomada en cuenta para la dinámica.

2. Se permite solo una foto por persona. Pueden hacerlo hombres y mujeres que vivan en la República Mexicana.

3. La fotografía no debe ser ofensiva.

4. Las fotos se pondrán en un álbum llamado “Qué es para ti ‘Vivir como reina” en la página de Facebook https://www.facebook.com/vivircomoreina y la que tenga el mayor número de “Me gusta” para el 6 de septiembre a las 12 pm será la fotografía ganadora.

5. El libro se les enviará autografiado por mensajería.

¡Anímense a participar y de paso organizar sus finanzas personales!

 


2 de cada 10 trabajadores independientes en México no han pensado de qué vivirán cuando dejen de trabajar.

9 de cada 10 trabajadores independientes nunca ha calculado cuánto deberían ahorrar para su retiro.

Estos trabajadores, les recuerdo, es probable que no tengan afore aunque pueden hacer aportaciones voluntarias y tener cuentas sin patrón para ahorrar para la vejez. De hecho, solo existen 251,165 cuentas de trabajadores independientes de las 51,500,030 cuentas administradas por las afores.

Y regreso al punto inicial, estos trabajadores que no tienen afores y por ende aportaciones patronales o del gobierno para su retiro, si no ahorran por su cuenta, son los que vivirán a expensas de la familia.

Si eres un joven prometedor, es hora de que te cuestiones si tus padres o tíos están en esta situación. Si eres un joven prometedor independientes es momento de que planees cómo le vas a hacer cuando seas viejo. Y si ya no eres tan joven y estás en esta circunstancia, ¡aguas!

En la nueva encuesta de la Consar titulada “Trabajadores Independientes/Informales” se tomó en cuenta a los profesionistas independientes, las personas que cuentan con estudios a nivel licenciatura que desempeñan actividades relacionadas con la profesión estudiada y que trabajan de manera independiente (abogados, médicos, dentistas, etc.); y a los trabajadores por su cuenta (oficios), personas cuyo trabajo, oficio u ocupación principal es realizado en su propio negocio, pueden tener trabajadores con y sin retribución, o mediante la prestación de servicios personales, que no están a las órdenes de ningún patrón.

Algunos datos que en los que vale la pena pensar un poco:

  • 41.7% del total de encuestados dice ahorrar, al menos para temas de corto plazo, siendo los profesionistas independientes quienes más ahorran en comparación con los trabajadores por su cuenta.
  • Del universo de encuestados que dijo “SÍ ahorrar”, poco más del 50% actualmente está ahorrando para emergencias o imprevisto. Como segunda opción los profesionistas independientes ahorran para viajes y vacaciones y los trabajadores por su cuenta para comprar o construir una casa.
  • Entre $100 y $500 pesos es la cantidad de los que señalaron ahorrar “cada semana” y más de $500 para los que ahorran “cada mes”. Al preguntarles a los encuestados cuánto consideran como una buena jubilación, 6 de cada 10 trabajadores por su cuenta dijo que hasta $5,000 pesos, mientras que 1 de cada 3 profesionistas independientes considero recibir entre $7,500 y $10,000 pesos. Cabe señalar que estas cantidades son, en promedio, equivalente a una tasa de reemplazo cercana al 100% (de acuerdo con los gastos que ambos segmentos manifestaron realizar mensualmente).
  • Al 64% de los encuestados les gustaría contar, cuando menos, con un ingreso superior al 75% de su ingreso actual.

En conclusión, la mayoría de mis colegas independientes no saben bien cómo van a enfrentar su retiro o ahorran para ese momento irremediable de la vida, pero tienen ganas de mantener por lo menos un ingreso del 75% de lo que ganan hoy en día.

¿Alguien más cree que hay algo extraño en esta realidad financiera?

Espero sus opiniones en la zona de comentarios y sigamos la conversación por Twitter y Facebook.

 

 

 


Si eres de los que dicen alguna de las siguientes frases, ya sea a tus amigos o solo en tu cabeza, estás cometiendo un gravísimo error:

1. “Voy a empezar a invertir en serio y ahorrar de forma constante cuando junte suficiente para tener un contrato con X casa de bolsa o banco”.

2. “Eso de ahorrar es para cuando sea más viejo, por ahora a disfrutar lo que gano”.

3. “Sí, ya casi estoy a punto de lograr un colchón para en serio tomar en cuenta eso del ahorro, nada más que pase esta racha de vacas flacas”.

¿Te identificaste?

Todos nos hemos justificado el no ahorrar en algún momento de la vida. El resultado es que dejamos pasar el tiempo pensando que un día lo vamos a tener todo en orden para lograr ahorrar y ese momento perfecto para empezar a hacer crecer el dinero nunca llega.

Hay muchas formas de ahorrar -en instrumentos formales y con rendimientos- desde un peso. ¿Cuáles?

Ejemplos:

- El ahorro voluntario en la afore. Sí, ahí puedes ahorrar desde un peso.
- Los PPR (Planes Personales de Retiro), hay algunos que te piden que pongas desde 1,000 pesos al mes sin ahorro de inicio.
- CetesDirecto en donde puedes invertir desde 100 pesos.

Y, ¿qué es lo que pasa si dejas pasar más el tiempo?

Miren esto:

Cortesía: Resuelve Tu Futuro

Cortesía: Resuelve Tu Futuro

 

 

 

 

 

 

 

 

(PUEDEN DAR CLICK EN LA IMAGEN PARA VER LOS DATOS A DETALLE)

Lo que pueden ver aquí es que si ahorras 500 pesos al mes desde que tienes 25 años en un Plan Personal de Retiro (PPR) logras juntar una aportación de 240,000 pesos, que con los intereses compuestos y beneficios fiscales, termina siendo un ahorro de unos 2 millones de pesos. Si empiezas tu ahorro 10 años después la diferencia es de 60% y logras una meta de 836,156 pesos. Y así va bajando el monto. Esto no solo es resultado de ahorrar menos tiempo, también de perder intereses compuestos, donde está la clave del ahorro a largo plazo.

No dejemos para luego lo que podemos empezar hoy.

¿Que el retiro es muy lejano? Bueno… ¿ya empezaron con el ahorro para su casa o su negocio o la universidad de sus hijos?

No pierdan ni un día más.

Espero sus comentarios en la zona de opinión y sigamos la conversación en Twitter o Facebook


ango-LMAP-md

Se quejan de que el DF es caro… Sí, pero mucho menos que Luanda (en Angola) que es la ciudad más cara del mundo -por segundo año consecutivo- según la lista de las ciudades más caras para expatriados en 2014 presentada por la Encuesta de Costo de Vida Internacional 2014 de Mercer.
El segundo lugar de la lista de esta consultora global de Recursos Humanos lo tiene Yamena (en Chad). 
Así que si te ofrecen traslado a cualquiera de estas dos ciudades en África deberías pedir un aumento de sueldo.
La Ciudad de México, este año, se abarató para expatriados pues pasó del sitio 138 al 150.
Ahora… Explico esto bien: no es que el DF sea en sí más barato que Luanda. La encuesta de Mercer está diseñada para ayudar a las multinacionales y a los gobiernos a determinar la compensación para sus empleados expatriados. Abarca 211 ciudades en cinco continentes y mide el costo comparativo de unos 200 elementos como vivienda, transporte, comida, vestimenta, artículos para el hogar y entretenimiento.
Entonces, vivir en Luanda es más caro que en DF porque “los productos importados vienen con una prima. Además, encontrar vivienda segura y que cumpla con los estándares de los expatriados puede ser difícil y bastante costoso también. Ésta suele ser la razón por la que algunas ciudades africanas ocupan los primeros puestos en nuestra encuesta”, explica Ed Hannibal, Socio y Líder Global de la Práctica de Movilidad de Mercer.
La otra ciudad en México dentro del listado y que también se “abarató” fue Monterrey que pasó del sitio 178 al 183.
¿Por qué importa saber en qué sitio es más caro vivir cuando eres expatriado?
Porque hoy en día “la movilidad del talento en la región (y aquí se refiere a América Latina en particular) es una tendencia en aumento debido al crecimiento de las empresas hacia nuevos mercados”, dice Sandra Huertas, Líder del Centro de Excelencia de Movilidad de Empleados para América Latina de Mercer. Por lo tanto,  “monitorear los cambios entre un periodo y otro es importante para garantizar a los asignados que puedan mantener su poder adquisitivo”.
Todos aquellos en una multinacional deberían tener esta información en mente cuando llegue la posibilidad de un traslado para que su sueldo incremente de forma paralela al costo de vida de la ciudad a la que los envían.
Les dejo un par de tablas:

Las 5 más caras en el mundo: 
1. Luanda, Angola
2. Yamena, Chad
3. Hong Kong, Hong Kong
4.  Singapur, Singapur
5. Zurich, Suiza

Las 3 más caras en América:
1. Nueva York, EU
2. Sau Paulo, Brasil
3. Los Ángeles, EU

Las 3 más caras en Europa:
1. Zurich, Suiza
2. Ginebra, Suiza
3. Berna, Suiza

Sigamos la conversación en Twitter en @vivircomoreina y en Facebook en facebook.com/vivircomoreina y espero sus opniones en la zona de comentarios. 


photoEl día de ayer Banamex y la UNAM presentaron los resultados de su encuesta “Cultura financiera de los jóvenes en México”. No saben la emoción que me dio que hay una nueva encuesta de este tipo.

Más allá de la emoción, los resultados de la encuesta son interesantes y demuestran que para los jóvenes -mexicanos entre 15 y 29 años de edad- el dinero es un medio para adquirir y consumir. Si bien muchos de ellos (y esto es una gran noticia) dicen que ahorran recurrentemente, no tienen claridad en cuanto al ahorro a largo plazo y menos aún sobre inversiones. No utilizan productos financieros y se manejan en efectivo. Dicen querer más información sobre el tema, pero con lenguaje sencillo.

El campo de oportunidad para las instituciones financieras es enorme. Tendrán, todas, que echarle un ojo a esta encuesta para ver cómo atraer a esta clientela potencial.

El resto de los mexicanos debemos pensar qué es lo que pasa, qué hacemos, hicimos o podemos hacer para que estos jóvenes, cuyas vidas serán reflejo de las decisiones financieras que tomen o no tomen hoy, tengan la información para tomar las correctas.

Les dejo algunos de los datos que me llamaron la atención:

- 95% dice que el medio de pago que utiliza con mayor frecuencia para pagar sus compras es el efectivo.

- 20% dice que encuentra mayor satisfacción en gastar el dinero que en ahorrar para el futuro.

- 56% respondió que al final de mes no le sobra dinero, y 9% que se endeuda o pide prestado.

- 52% dice ahorrar con regularidad. Sus ahorro los guardan en casa, según el 51%, donde perciben que esta más seguro.

- 3 de cada 10 dicen que no tienen una cuenta de ahorro en el banco porque no les alcanza.

- 96% no tienen una inversión bancaria.

- 75% no conocen inversiones por medio de pagarés, plazo o a la vista.

- 70% dicen no conocer las inversiones en negocios.

“La lógica es el gasto y no la inversión”, dijo ayer en la presentación de la encuesta Fernando Castañeda, director de la facultado de Ciencias políticas de la UNAM. Y el rector de la UNAM, José Narro, después añadió que este bono demográfico que tenemos en México ahora y que no se aprovecha para darles educación en prevención se puede convertir en un pagaré. La educación financiera, dijo el rector, ayuda a los jóvenes a lograr una planeación en su vida “a ser autores de su futuro y no dejarlo al azar”.

Ustedes, ¿qué opinan?, ¿cómo ven los jóvenes el dinero?, ¿por qué el consumo es tan importante?, ¿por qué el ahorro se percibe como algo positivo pero complejo de lograr?

Sigamos la conversación en Facebook y en Twitter @vivircomoreina.

 


La educación para los mexicanos es sinónimo de una mejor vida. 57% de los padres encuestados por HSBC creen que una buena universidad dará a sus hijos las habilidades para competir en su vida profesional y otro 40% cree que además de esto, una carrera universitaria, resultará en mejores oportunidades de vida.

No obstante, 54% de los padres encuestados en México (la encuesta fue realizada en 15 países) hubiera deseado empezar con el ahorro para la educación de sus hijos con tiempo, más tiempo del que tuvieron. Según la encuesta, 9 de cada 10 padres (92%) paga hoy por la educación de sus hijos; 1 de cada 10 hijos (11%) tienen becas; y solo 5% de los chamacos contribuyen a pagar su propia educación.

Ahora piensen en esto: una carrera universitaria cuesta hoy unos 650 mil pesos -en una universidad privada- y en realidad tienes unos 18 años para ahorrar para este momento de tu vida si empiezas desde que tu hijo o hija nacen. Sin entrar en mucho lío y solo dividiendo esta cantidad en años y meses el resultado es el siguiente:

Para que tus hijos puedan pagar una universidad en 18 años debes ahorrar unos 36,000 pesos al año o 3,000 pesos al mes. Esto sin pensar en inflación o los rendimientos que podrías obtener en un instrumento correcto para la inversión de tu dinero. De hecho, según el estudio de HSBC dicen que el ahorro mensual de un padre por 18 años sería de 1,700 pesos. Asumo que este cálculo es con el producto que ellos ofrecen de una seguro dotal llamado Becahorro.

Hay varias estrategias para ahorrar para la educación de los hijos. Muchas que podrán hacer más fácil tu meta de que estén preparados para el mundo global y competitivo en el que ya vivimos. La cosa es tomar las riendas desde hoy, no un par de meses antes de que lo acepten en la universidad privada de su elección.

Otro dato en la encuesta es que 71% los padres mexicanos consideran que la educación en este país no tienen los más altos estándares de calidad, no es novedad este dato, pero lo que sí me parece interesante es que 86% considerarían enviar a sus hijos a la universidad fuera de México. Si esto está en tu cabeza, entonces tienes que ahorrar mucho más desde el día uno. En serio.

Por lo que se lee en la encuesta, el sueño es tener hijos universitarios con carreras profesionales, incluso posgrados, con experiencia en otros países y por ende conocimientos de un segundo idioma. Esto suena fenomenal, y efectivamente, darle estas herramientas a tus hijos puede darles ventajas en el futuro. Pero el esfuerzo financiero para lograrlo no es sencillo. Y por eso la planeación financiera familiar es tan importante desde el día que planeamos tener hijos.

Algunas opciones para empezar el ahorro para la educación de los hijos:
- Seguros educativos: están ligados a un seguro de vida, lo cual se traduce en que si mueres ellos se encargan de cubrir la meta que tenían planeada. Pero si un día tú dejas de pagar porque te endeudaste de más o salió una eventualidad, pierdes lo que sea que hayas ahorrado.
- Cuentas de inversión: puedes abrir una cuenta de inversión y explicarle al asesor que es para cuando tus hijos vayan a la universidad. Esto le permitirá hacerte una propuesta con un horizontes de inversión a largo plazo y con un poco de riesgo al inicio para obtener mejores rendimientos. La desventaja aquí es que tienes acceso al dinero cuando quieras y podrías hacerle rasguñitos cada que andes corto de lana.
- Fideicomiso: aquí encomiendas el dinero a una institución fiduciaria  que cuida que el dinero se use para su objetivo. Si esto te interesa lo que debe quedarte muy claro son los cobros de administración y comisiones.
- Paga por adelantado: el Tec de Monterrey ofrece esta opción, compras materias hoy y tu hijo las cobra cuando ingrese a la universidad. La desventaja es que tu hijo o hija no quiera ir a esa universidad, pero se soluciona pues son materias que tú puedes vender o traspasar.

Acaba de ser el día de las madres… quizá lo que debamos hacer después de tan festejado día es pensar qué estamos haciendo por nuestros hijos del futuro. Más allá de pedirles flores y apapachos un día al año (soy madre, entiendo lo que todas queremos que nos reconozcan – por lo menos una vez al año), es momento de pensar si estamos tomando las decisiones correctas para lo que queremos darles o con lo que queremos ayudarles en el futuro. Los invito a reflexionar conmigo.

Sigamos la conversación en Twitter @vivircomoreina y Facebook

 


Abril es el mes de la declaración anual para personas físicas. Les quedan 9 días para presentarla.

Yo ya la presenté y tuve un saldo positivo que estoy esperando me regrese el SAT pronto. ¡Yay!

(Si no sabes si debes o no presentar declaración anual da click aquí y lee lo que dice el SAT)

El proceso para presentar la declaración no fue el más sencillo. Entre las cosas que más trabajo me cuestan es esto de pedir a los clientes de todo el año que me entreguen una constancia de retención de impuestos para tener todos los papeles en orden. Hay clientes que me la dieron un minuto y medio antes de que presentara mi declaración. Pero estos son los gajes del trabajador independiente.

Otro de los rubros importantes en esta declaración anual son los gastos personales para deducciones. Hay que saber qué puedes deducir y tener siempre comprobantes válidos con RFC y domicilio fiscal. Estos papeles los tienes que guardar por cinco años por si Hacienda te quisiera hacer una revisión o auditoría después. (Abajo pongo una lista de las deducciones básicas).

Y finalmente, no se pongan a hacer su declaración anual si no tienen esto a la mano:

- Todas las constancias de percepciones y retenciones de 2013.
- Declaraciones mensuales al corriente.
- Recibos de honorarios o facturas de los gastos que vas a deducir y que están relacionados con tu actividad.
- Recibos de honorarios o facturas de pagos que realizaste en 2013.
- Recibos o facturas de pagos de colegiaturas.
- Contraseñas de acceso a los servicios electrónicos del SAT o la Firma Electrónica Avanzada (FIEL).
- Tu RFC.
- Constancia de percepciones y retenciones.
- Tu Clabe para que la pongas en caso de que haya saldo a favor.

Estos son algunos de los rubros básicos que luego se olvidan:

1- Honorarios médicos, dentales y gastos hospitalarios.
2. Medicinas incluidas en facturas de hospitales.
3. Gastos funerarios.
4. Seguros de gastos médicos.
5. Intereses del crédito hipotecario de tu casa.
6. Donativos no onerosos ni remunerativos (no más del 7% de los ingresos acumulables).
7. Aportaciones para el retiro (depositados en tu afore o planes personales de retiro y no más de 5 salarios mínimos elevados al año o 10% de tus ingresos, lo que sea menor).
8. Transporte escolar obligatorio.

Aquí les dejo la liga a la declaración anual del SAT para que empiecen ya.

Y la liga al SAT donde explican todo para personas físicas. 

Dos cosas mas que me sirvieron. Uno de mis clientes no me dio mi retención de impuestos a tiempo para el día que yo quería hacer mi declaración. La hice sin esa constancia porque pude registrar (gracias a que ya casi todo está automatizado y es electrónico) a la empresa y el SAT me lo tomó por bueno. No obstante, recomiendo tener todas las constancias para no tener problemas futuros.

Y para los que esto de pagar impuestos les da flojera… lean esto que son las multas que podrían tener que pagar – hasta 22,500 pesos.

Para los que siguen con dudas, llamen a InfoSAT: 01 800 46 36 728 (en México), y 1 877 44 88 728 (desde Estados Unidos y Canadá), de lunes a sábado de 8:00 a 21:00 horas. 

Espero sus experiencias pagando impuestos en la zona de comentarios y sigamos la conversación en Twitter @vivircomoreina o Facebook facebook.com/vivircomoreina. 

 

                                                                                                                    


Contradictorio les parecerá el título de este post. Lo es. Uno esperaría que si las expectativas que se tienen de los mercados son positivas, que las estrategias de inversión serían menos adversas al riesgo. Pues parece que este 2014 ese no es el sentimiento del inversionista.

52% de los inversionistas a nivel mundial planean adoptar estrategias más conservadoras este año, tomar menos riesgo y asumir menores rendimientos por su dinero invertido, según datos de la Encuesta del Sentimiento del Inversionista Global de la firma Franklin Templeton.

Solo en México, esta tendencia por el conservadurismo la aceptan 58% de los inversionistas encuestados.

Esto va en contra “de la opinión que la mayoría de los mismos inversionistas tienen sobre un mejor desempeño del mercado de acciones y rendimientos mejores de sus inversiones este año”, añade la encuesta. Hay una desconexión.

Otro dato que refleja la contracción: todos quieren ser más conservadores al mismo tiempo que 4 de cada 5 inversionistas sienten optimismo en cuanto a la posibilidad de alcanzar sus objetivos financieros.

En México, y esto no es dato de la encuesta, sino de varias entrevistas que he realizado a directores de instituciones financieras en los últimos meses, la tendencia del inversionista es conservadora. La mayoría de los portafolios que manejan los bancos son de perfiles conservadores. Y esto sucede cuando las tasas de interés a nivel mundial y en México están bajas e instrumentos de deuda o renta fija ya no siempre logran mantener un rendimiento por encima de la inflación.

“Un enfoque inteligente para manejar el riesgo no es evitarlo categóricamente, sino asegurarse que los riesgos tomados son intencionales, entendidos y propiamente compensados teniendo en la mira nuestras metas de inversión de largo plazo”, dijo Hugo Petricioli, country manager de Franklin Templeton Investments México.

¿Qué es lo que está pasando? Si tú tienes inversiones a largo plazo y no tomas la estrategia que Hugo plantea en esta última cita, de tomar ciertos riesgos y no evitarlos por completo, tu dinero corre peligro porque tomas decisiones basadas en los eventos del día o de corto plazo, para inversiones que tienes a largo plazo.

Entonces, ¿en qué quieren poner su dinero los inversionistas en México?

En bienes raíces y metales preciosos.

Invertir en estos dos activos no es mala idea, solo hay que tener siempre en mente la regla número 1 de las inversiones: no pongas todos tus huevos en la misma canasta y diversifica.

En fin, me pareció interesante que la encuesta reflejara esta desconexión en los inversionistas a nivel mundial y en México. Debemos, los que queremos invertir e ir haciendo más dinero con el que ya tenemos, de pensar realmente en la estrategia correcta para lograrlo y la ayuda de un buen analista financiero es clave para ordenarnos y establecer el camino que queremos seguir para conseguir nuestras metas.

Una sencilla conclusión a todo esto: Si queremos que nuestro dinero trabaje y obtenga rendimientos no podemos dejar de tomar algo de riesgo porque los instrumentos de deuda no son ya el refugio que eran antes, hay que tomar riesgo, pero éste debe ser acotado a nuestras metas y planes y lo debemos tomar asesorados.

Si quieren darse una empapara de inversiones en una lectura agradable lean “El pequeño cerdo capitalista: Inversiones” y “Maneja tu dinero para Dummies“.

Otros datos interesantes de México en la encuesta:

- Casi la mitad de los encuestados dijeron que el mercado subió en 2013, cuando en realidad bajó. Creo que andamos un poco desinformados.

- Un tercio de los inversionistas mexicanos esperan agregar o incrementar sus inversiones en acciones locales.

- Los inversionistas mexicanos son optimistas en cuanto a conseguir sus metas financieras y esto coloca al país como el tercero más optimista de la encuesta. El top 3: India, Chile y México. Los 3 menos optimistas: Japón, Corea y Francia.

 



Nota: Las opiniones que se presentan en la sección de blogs de CNNExpansión.com, son responsabilidad única de sus autores y no reflejan necesariamente la opinión periodística de CNNExpansión.
Términos y condiciones