Pareciera que los negocios internacionales aún se comportan bajo un patrón similar al que siglos atrás había sido detectado por algunos cuántos visionarios y aventureros que hicieron historia en nuestro mundo: Los antiguos fenicios estableciendo los mercados árabes más antiguos de la humanidad en donde el intercambio no sólo de productos sino de costumbres, hábitos, tecnología existente en esos años e innovaciones eran ofrecidos en plazas bien definidas como el mercado de Trípoli, por ejemplo, que aún existe en nuestros días; o los viajes de Marco Polo que llegaron hasta la legendaria China, uniendo el mundo occidental europeo con el medio y lejano oriente; el cambio del antiguo paradigma al asumir que la Tierra no era plana, lo cual incitó a Cristóbal Colón a buscar a las Indias por la ruta hacia occidente, habiéndose encontrado en su camino a América, o bien los viajes realizados por Henry Hudson, Vasco da Gama, James Cook, entre otros tantos, que no sólo mejoraron la concepción del mundo actual sino que además abrieron nuevas oportunidades de negocio.
Hablar ahora de la soñadora experiencia de dar la vuelta al mundo en 80 días que bien expusiera Julio Verne en su obra es en nuestro tiempo alcanzable en menos de 80 hrs vía aérea. La tecnología ha hecho su parte para agilizar el transporte.
La geografía es por ende, un elemento que determina a los negocios internacionales, y con ello, las relaciones económicas entre las naciones. Cziankota, en su libro Negocios Internacionales, presenta cinco grandes características que abarcan los elementos claves a influenciar los negocios: ubicación, plaza, interacción, movimiento y región.
La ubicación da, por el simple hecho de posicionar o no un negocio en un punto determinado, una ventaja o desventaja. Los bienes raíces por ejemplo, dependen en buena medida de la ubicación en donde se encuentren, agregando o retirándoles valor. Lo mismo sucede con los países, pues al estar ubicados geográficamente en determinados lugares, ofrecen o no características que pueden ser favorables para el comercio, o bien, pueden ser puntos estratégicos por la zona en donde se hallan.
La plaza, por su parte, está conformada por el terreno, sus características hidrológicas, el clima, la población, etc. Estas características pueden orientar las actividades económicas a desarrollar en determinados lugares. No será lo mismo producir vino en Chile por ejemplo, que en el Amazonas, o bien, el abrir un negocio de alta tecnología en Silicon Valley que en Guerrero Negro, México, debido a la disposición de los recursos humanos altamente capacitados.
La interacción se refiere más bien al aprovechamiento de las oportunidades presentes en diferentes sitos bajo la acción de la mano del hombre. Muchas experiencias al respecto han sido muy positivas, como bien podría ser la construcción de diques y sistemas de drenaje realizados por los holandeses para ganarle tierra al mar, aunque otros bien pudieron haber sido devastadores para la naturaleza, como los tantos ejemplos que presenciamos a diario.
El movimiento se refiere a la transportación de personas y bienes así como a la comunicación de información e ideas entre diferentes lugares. Los puertos parecen ser un buen ejemplo para esta característica. Los centros de transportación pueden hacer que un lugar en particular se desarrolle con mayor éxito, como bien fue el caso de Nueva York, por ejemplo. Vale la pena señalar que la conectividad en nuestros días ya no necesariamente se realiza bajo infraestructura como lo son las carreteras o la comunicación entre puntos por medio de los ríos o mares, sino que actualmente muchos mercados, como lo son los de dinero y valores, se comunican por sistemas de cómputo, como bien lo hace Londres, Tokio, Frankfurt y Nueva York, por ejemplo.
Finalmente el tema de regiones, parece estar creciendo cada vez más en nuestros días, al considerar diversas plazas relacionadas entre sí, proporcionando así formas alternativas de organizar grupos de manera más significativa.
Los negocios internacionales encuentran mayores oportunidades de crecimiento y desarrollo si se tienen presentes las características anteriores.
En un mundo globalizado y altamente competitivo, la geografía aún juega un papel preponderante y digno de ser atendido.
PREGUNTAS A DISCUSIÓN:
1. ¿Cómo aprovechar la geografía de nuestro país para la creación y/o impulso de negocios que tengan inherencia en el foro internacional?
2. Enliste al menos 5 elementos que pudieran ser estratégicos para nuestro país en función a su posición geográfica.
3. ¿Qué productos pueden posicionarse en el top ten del consumidor y que sean producidos en México? (Identificar al menos 4 productos).
4. ¿Qué características de los mexicanos pudieran ser representativos para ser tomados en cuenta en posibles contrataciones laborales?
5. ¿Cómo lograr un mayor éxito comercial de la región en la que Ud vive?

Nota: Las opiniones que se presentan en la sección de blogs de CNNExpansión.com, son responsabilidad única de sus autores y no reflejan necesariamente la opinión periodística de CNNExpansión.
Términos y condiciones