(Ensayo elaborado por la alumna Jacqueline Castillo Cortés; revisado por la Dra. Claudia Guadalupe Bello Morales; UVM Campus Monterrey Norte)

 

INTRODUCCIÓN

El propósito de este ensayo es ir construyendo de manera holística las bases que describa, analice e interprete el fenómeno del emprendimiento empresarial desde el punto de vista interdisciplinario

Comencemos con el objetivo del emprendimiento aplicado a los Negocios, éste se enfoca en la especialización de un proceso con el fin de llegar a un objetivo.

Una de las necesidades más importantes para una persona emprendedora es superar el cambio y avanzar. Ir un paso más adelante que los demás cuyo propósito principal es de carácter social.

El emprendimiento son actitudes y aptitudes que superan el paradigma en una situación dada, y de esta manera crear, desarrollar y mejorar algún proyecto que nos permita ir más allá de lo conocido.

De esta manera el emprendimiento es comprendido como un fenómeno práctico, sencillo y complejo que los empresarios experimentan directamente en sus actividades y funciones; como acto de superación y mejoramiento de las condiciones de vida de la sociedad.

Emprendedora es una persona que hace un esfuerzo adicional para alcanzar un objetivo o meta.

El desarrollo se debe a que han implementado el fenómeno del emprendimiento con diversas características de motivación de afiliación, logro y poder

 

DESARROLLO

Emprender es la acción de una persona que plasma sus ideas a un proyecto y comienza creando un negocio. Existen varias tendencias y modelos de emprendimiento que han desarrollado diversos autores. Es indispensable tener claro del emprendedor que se quiere estudiar, y analizar las tendencias culturales y su aplicación en el ámbito empresarial y esto sirve para tener definido el desarrollo de un modelo de emprendimiento.

Emprendimiento es aquella actitud y aptitud de una persona que se administra para reunir todos los recursos necesarios para emprender un nuevo proyecto. Esto permite observar lo complejo y variado que es el fenómeno del “emprendimiento”

Empresario es aquel que identifica una oportunidad en el mercado, y está dispuesto a crear una empresa con el fin de crear impacto.

Se identifican cuatro perspectivas de pensamiento estratégico: la comportamental, la psicológica, económica y de procesos.

La perspectiva Comportamental o de Comportamiento se refiere a la influencia de la persona sin impacto, identifica el perfil psicológico que diferencia al emprendedor exitoso, señala que hay muchos tipos de emprendedores, muchas maneras de ser emprendedor.

Emprendimiento desde la perspectiva psicológica cognitiva es la forma en la que una persona se comporta según sus esquemas cognitivos es decir; que existen personas que ya tienen desarrollado su espíritu emprendedor.

La perspectiva económica es una comprensión del fenómeno de emprendimiento desde las acciones del individuo es el debilitamiento de la práctica para identificar, apoyar y aconsejar al emprendedor. La existencia o la falta de emprendimiento es la razón de los desarrollos económicos de una sociedad.

Perspectiva de Procesos es cuando la persona es el centro de atención en la relación dialógica entre su desarrollo y la creación de valor económico.

El emprendimiento hay que entenderlo e interpretarlo desde diversas perspectivas para estudiar su complejidad, construyendo un discurso inter y transdisciplinario.

La creación y consolidación de una empresa es simular a una proyección sobre la amplia pantalla o espejo de mercado. Prueba la capacidad de relación obligando al emprendedor a poner en práctica su capacidad de convencimiento para implementar su proyecto, a vender su idea, a utilizar una denominación con significantes.

Además de contar con gente con las habilidades y los valores adecuados, los mismos líderes emprendedores necesitan el conocimiento correcto para hacer que progresen sus negocios. El Sr. Carr de Stanford utiliza la analogía de lo que él llama la “gente con forma de T” para ilustrar la importancia del conocimiento.

Un modelo de negocio puede definir uno o varios segmentos de mercado, ya sean grandes o pequeños. Las empresas deben seleccionar, con una decisión fundamentada, los segmentos a los que se van a dirigir y, al mismo tiempo, los que no se tendrán en cuenta. Una vez que se ha tomado esta decisión, ya se puede diseñar un modelo de negocio basado en un conocimiento exhaustivo de las necesidades específicas del cliente objetivo.

Para Bruneau (1991,p.39) la transferencia es la proyección del propio pasado en el presente de otros o de los objetivos que nos rodean: sus movimientos. La vida de la empresa constituye una lucha permanente de las pulsiones de vida con las pulsiones de muerte y la transferencia permite establecer el elemento provisorio que soporta esa lucha sin que resulten engañados.

Los expertos sostienen que los emprendedores deben contar con ciertas capacidades para tener éxito: flexibilidad, dinamismo, creatividad, empuje, etc. Se trata de valores necesarios ya que los emprendimientos se enfrentan a todo tipo de dificultades y quien los impulsa debe estar en condiciones de adaptarse a una realidad cambiante. Cabe mencionar que el trabajo en equipo suele ser el mejor camino a la hora de impulsar un proyecto, ya que potencia las virtudes de cada integrante

La creación y consolidación de una empresa es similar a una proyección sobre la amplia pantalla o espejo del mercado. Prueba la capacidad de relación y de escucha, obligando al emprendedor a poner en práctica su capacidad de convencimiento para implementar su proyecto, a vender su idea, a utilizar una denominación con significantes.

El proyecto de empresa entraña significantes. El conjunto de significantes constituye una cultura, es decir, un registro simbólico ofrecido al individuo por la sociedad que lo acoge, fundamental para el desarrollo de la persona en el curso de su evolución para “salir” de su relación consigo mismo, y por ende adoptar comportamientos emprendedores. Por medio del lenguaje las personas toman forma y gusto por crear, inventar, crecer y progresar.

De esta manera, el emprendimiento aparece como resultante de la capacidad de hacerse su lugar, de afrontar la mirada de los otros, de tomar el poder, en suma de persistir en el juego de ser emprendedor.

La línea vertical de la “T” se refiere a la profundidad del conocimiento. Es una sola disciplina que el fundador conoce extremadamente bien.

La línea horizontal de la “T” se refiere al amplio conocimiento que también se necesita para dirigir una compañía exitosa. Esto incluye disciplinas como mercadotecnia, finanzas, ventas, operaciones, administración de la cadena de suministro y, por supuesto, liderazgo.

 

CONCLUSIÓN

Pueden existir muchas dificultades en el emprendimiento empresarial, es un camino viable que ya ha sido recorrido por otros. Lo más importante al emprender es tener clara la visión de hacia donde se quiere llegar, y después crear un plan de acción con respecto a sus metas personales.

Una persona puede nacer emprendedora ya que desde chicos se les inculca y enseña cómo debe de ser una persona triunfadora, pero también un emprendedor puede hacerse ya que con los estudios puede ir aprendiendo sobre los procesos y metodologías para lograr a ser una persona así.

El problema es que la mayoría de los estudios sobre psicología de emprendimiento está calculado que más del 70% de la población no se arriesga a emprender algún negocio por conformistas y prefieren la estabilidad económica. Así, no hay forma de saber si los emprendedores son capaces de plasmar sus ideas por el miedo o por estar acostumbrados a estar en una misma zona de confort.

Los resultados indican que la experiencia en el mercado laboral y el grado de aversión al riesgo son variables significativas al explicar emprendimiento. En efecto, haber trabajado en una micro-empresa, contar con un mayor número de emprendimientos realizados, y tener un bajo nivel de aversión al riesgo, induce mayor probabilidad de emprender.

 

REFERENCIAS

  1. Aktouf, O. (2001). La Administración: entre tradición y renovación. Cali: Universidad del Valle
  2. Gaetan MoerinOsterwalder y Y. Pigneur. (2011) Generación de modelos de negocio. BARCELONA: DEUSTO S.A. EDICIONES.
  3. Castillo, A. (1999) Estado del arte en la enseñanza del emprendimiento. En Emprendedores como creadores de riqueza y desarrollo regional. Santiago, Chile: Intec Chile.
  4. Grupo de Investigación Espíritu Emprendedor (2004). Proyecto de investigación: El Espíritu Emprendedor desde el espacio del SELF. Universidad Javeriana,Bogotá (Colombia).

(Ensayo elaborado por los alumnos Héctor Alberto Ríos Noguera y Ricardo Eduardo Rivas Calleja; revisado por el Mtro. Carlos Rivera Albarrán; UVM Campus Toluca)

 

 

INTRODUCCIÓN:

¿Cómo se puede llegar a generar bienestar económico a partir de un emprendimiento social?

Se debe propiciar un mayor nivel de sensibilidad de nuestra sociedad, comenzando por crear conciencia de la importancia del respeto a los adultos mayores y de lo que ellos pueden aportar, esta propuesta incluye a la sociedad como participante activo del proyecto y explicando por qué al final tiene un beneficio económico general.

 

 

DESARROLLO:

En un artículo que habla sobre el abandono de personas mayores dice “asumir a priori que una persona es inútil, incapaz o enferma debido a su edad es una práctica injustificable desde cualquier punto de vista” (México.cnn.com 2011)

En México, por costumbre o cultura, suele pensarse de manera general que una persona de mayor edad solo sirve para cuidar a los niños o estar en casas de asistencia conviviendo con personas también mayores, también gente sin escrúpulos los “utilizan” para estar en la calle pidiendo limosna y poder obtener beneficio económico a costa de exponerlos a situaciones que atentan contra su dignidad, salud e integridad. Es un ejemplo más de la insensibilidad y falta de cultura en nuestro país.

Cuando se busca personal, se establece por lo general una edad máxima de treinta y cinco años, cuando se pregunta a quién publicó el anuncio el porqué del límite de edad, la respuesta es que no lo saben, o que así ven que se publican las vacantes; hace tiempo, efectivamente, la edad máxima por lo general para contratar era de treinta y cinco años, ya que varias empresas ofrecían un plan de jubilación independiente al que ofrecía el IMSS.

En la actualidad, ya no se ofrece este tipo de beneficio (Plan de jubilación), por lo que ya no es justificable restringir por la edad el trabajo a quienes pueden aportar un alto nivel de experiencia, si el trabajo es saludable y mantiene en buen estado físico y mental a quién lo desempeña, no hay razón para restringirlo de manera tan prematura.

La falta de oportunidades laborales por esta situación, repercute en un desempleo prematuro, cuando las personas mayores todavía tienen oportunidad y capacidad de aportar laboralmente, esto genera que a cierta edad ya se vuelven desempleados sin posibilidades de obtener ingresos de un trabajo remunerado y pasan a una etapa donde comienzan a padecer las carencias de falta de servicios, sobre todo de salud y comenzando a pensar en la pensión gubernamental de manera muy anticipada.

Quién tiene la oportunidad de trabajar en una edad mayor a los sesenta y cinco años, mantiene por lo general una buena salud, lo cual también repercute en el no requerir los servicios de salud públicos, que de por si son insuficientes, un programa de empleo al adulto mayor, repercutiría en una disminución a los presupuestos de las instituciones de salud, así como de los apoyos gubernamentales a los adultos mayores.

Sabemos que existen programas para apoyar a aquellas personas “las y los beneficiarios reciben apoyos económicos de 580 pesos mensuales con entregas de 1,160 pesos cada dos meses; también participan en grupos de crecimiento y jornadas informativas sobre temas de salud y obtienen facilidades para acceder a servicios y apoyos de instituciones como el Inapam, además de aquellas que ofrecen actividades productivas y ocupacionales” (sedesol.gob.mx, 2015).

A pesar de esto nueve de cada diez adultos mayores encuestados considera que en México es “difícil conseguir empleo, y además, 66% consideró muy difícil recibir apoyos gubernamentales”. (México.cnn.com 2011)

Esto es alarmante, ya que el gobierno mexicano ofrece las facilidades de conseguir dicha ayuda, pero las personas mayores manifiestan lo contrario, tal vez las personas no entienden el sistema de apoyo del gobierno o en realidad es difícil conseguirla.

Aquí estamos hablando de los que tienen recursos, pero ¿que pasa con los que no los tienen?, según fuentes indican que “los ancianos de Oaxaca, Chiapas, Tlaxcala, Zacatecas y Guerrero, en ese orden, son quienes mayores carencias de bienestar tienen, según las estadísticas más recientes del gobierno” (Mexico.cnn.com, 2013).

Esto es obvio, ya que son las regiones más “rezagadas” y saber cómo viven los niños, los hombres y las mujeres en esas regiones, imagínense como viven los de la tercera edad, es muy triste pensar que las familias ya no piensan en los adultos mayores porque piensan que ya hicieron su parte y no deben ni pueden aportar en los gastos de la familia.

Otro de los puntos es que muchas personas de mayor edad sufren de enfermedades donde ya no se pueden atender o necesitan una ayuda económica por parte de su familia, ya que los adultos mayores no son independientes económicamente, lo que atenta considerablemente contra su autoestima.

Sabemos lo que sucede con los sistemas de salud, ya sean públicos o privados, donde aunque hay testimonios positivos, también hay negativos, tenemos que resaltar las malas experiencias ya que también sucede que las personas sufren las consecuencias de la no procedencia del servicio del seguro médico.

En las instituciones públicas, las personas tienen que esperar demasiado tiempo para poder ser atendidas, lo que pone en riesgo la salud, sobre todo cuando se trata de situaciones de emergencia, donde la vida está en riesgo al no existir infraestructura suficiente para la atención oportuna de los demandantes de un servicio médico de urgencia, además de que existen fallas administrativas muy graves, así como negligencia y falta de criterio de quienes deben proporcionar un servicio que por lo general es urgente.

 

 

CONCLUSIONES:

Nuestro interés es que haya conciencia de que las personas mayores tienen mucho que aportar, en experiencia y en actitud, que mientras tengan salud, actitud y lucidez, deben tener los mismos derechos que personas más jóvenes, que el emplear a personas mayores, puede reducir la demanda de servicios de salud, ya que si están ocupados, es menos probable que requieran de los servicios de salud estatales y que por lo mismo estos no se saturen. Es una cuestión cultural que puede implicar diversas consecuencias económicas positivas, se requiere un rompimiento de paradigmas obsoletos y absurdos, como el que una persona mayor de sesenta y cinco años ya no es apta para el trabajo, por los avances de la medicina, las expectativas de vida son mayores y porqué no aprovechar esto con gente que valora y que considera que el trabajo tiene repercusiones positivas en su persona, todo esto es bueno, la sociedad será beneficiada y esto redundará en bondades sociales y económicas.

 

 

 

REFERENCIAS:

(México, CNN, 2011) http://mexico.cnn.com/nacional/2011/10/04/los-adultos-mayores-se-sienten-abandonados-y-en-mexico

(Sedesol.gob.mx, 2015) http://www.sedesol.gob.mx/en/SEDESOL/Pension_para_adultos_mayores

(México, CNN, 2011) http://mexico.cnn.com/los adultos mayores se sienten abandonados

(México, CNN, 2013) http://mexico.cnn.com/nacional/2013/02/20/el-duro-camino-en-la-tercera-edad


(Ensayo elaborado por los alumnos Carlos Hernández Pérez, Sharon Silvana Pantoja Alcibar, Sara Monserrat Fuentes Tovar, Andrea Figueroa Ángeles y Olga Patricia Tiburcio Reyes; revisado por el Mtro. Agustín Humberto Ángeles Mejía; UVM Campus Lomas Verdes)

 

Introducción.

“El ingrediente más importante es levantarte y hacer algo. Es así de simple. Muchas personas tienen ideas, pero sólo algunas deciden hacer algo al respecto hoy. No mañana. No la siguiente semana. Sino hoy. El verdadero emprendedor actúa en lugar de soñar” (soyentrepreneur.com, 2015).

En el presente documento hablaremos sobre un tema de suma relevancia en el estado de México como lo es la comunidad mazahua. Debido a que realizamos una investigación presencial en esta comunidad y nos percatamos que no se le da el valor correcto a los productos artesanales que ellos realizan, donde invierten una gran cantidad de tiempo, esfuerzo y dedicación así como en su cultura y costumbres; vendiéndolo a un precio muy bajo, nos referimos a las muñecas hechas a mano por niñas y mujeres de la comunidad mazahua del municipio de Ixtlahuaca.

“El emprendimiento social es la fusión entre una solución, innovadora a un problema de desarrollo socio-económico y una estrategia sostenible con impacto medido.” (emprendesocial.com, 2015) A partir de esta premisa deseamos apoyar a dicha comunidad sin que tenga que cambiar su vida cotidiana, por ello realizamos una propuesta creando nuevas oportunidades a fin de generar empleos e ingresos con un nuevo impulso. Brindando nuestro apoyo y que el mundo conozca lo que son capaces de hacer.

 

Desarrollo.

Después de la visita que realizamos al municipio de Ixtlahuaca en el estado de México nos percatamos de la gran problemática que les aqueja: la pobreza, de donde se deriva el comportamiento indiferente de la sociedad ante esta situación, muy pocas personas se muestran interesadas en lo que está ocurriendo y hasta ahora no existe ninguna solución concreta ya que el gobierno y diversas asociaciones solo dan soluciones temporales. Cabe señalar que actualmente el gobierno tiene programas como lo es “PROSPERA” que se encarga de difundir actividades de política social “incluyendo aquellas relacionadas con el fomento productivo, generación de ingresos y bienestar económico…” (sedesol.gob, 2015). Otro organismo es el Patronato Pro Zona Mazahua que realiza actividades como son microproyectos y talleres, así como programas en apoyo a la comunidad. “Por la generación de empleo y desarrollo social en zona de cero rentabilidad económica alcanzó para el patronato el primer lugar en el premio Good Partner” (promazahua.org, 2015). Sin embargo estas actividades no han sido suficientes para tener un resultado tangible hasta la fecha debido a que actualmente existe un gran número de personas en pobreza y en pobreza extrema de dicha comunidad.

Ixtlahuaca es una comunidad de 126 500 habitantes, 1 696 son mazahuas lo que representa el 2.8% de esta población (inegi, 2010) con muchas necesidades por lo que estamos conscientes que se debe comenzar el crecimiento sostenido a partir de un punto de referencia como dice el fundador de 37signal, Jason Fried “No tiene nada de malo ser pequeño. Puedes hacer grandes cosas con un equipo así” (soyentrepreneur.com, 2015), nosotros como estudiantes podemos hacer grandes acciones para ayudar a los demás, solo es cosa de atrevernos a realizarlas.

Hemos decidido crear una propuesta a través de una estrategia sostenible para apoyar a mujeres y niños que sufren de desnutrición y marginación. Que se dedican principalmente a las actividades agrícolas y artesanales, siendo esto su principal fuente de ingreso.

El trabajo agrícola es realizado por hombres y mujeres aunque ellas realizan las tareas menos fatigosas. Debido al alto índice de migración del hombre corresponde a la mujer e hijos mayores hacerse cargo del cultivo, traduciéndose en una bajísima calidad de vida para ellos, lo que causa un gran desgaste físico. Por su parte las mujeres y niñas también realizan actividades artesanales. Nos centraremos principalmente en la artesanía más conocida basada en la muñeca de tela que puede medir de 5 a 60 cm. Por principio compran la tela, la cortan y cosen a mano, la rellenan de guata que es tela especial para el relleno textil, con este material queda firme siendo fácil de limpiar, posteriormente se decora la cara con ojos, nariz y boca, se les coloca el cabello de estambre trenzado con moños, y finalmente el vestido lo cosen a máquina para facilitarse las cosas generalmente con un terminado en encaje para dar mayor detalle, es un gran trabajo en equipo. La calidad es de excelencia y pueden elaborar hasta 5 muñecas al día. Nuestra propuesta sería realizar la gestión de la imagen corporativa logrando visibilidad en el mercado y un modelo de negocio que conste de canales de distribución efectivo, para comercializar sus productos a un precio mayor y así la comunidad obtenga incremente sus ganancias. De tal forma lo integraremos al mercado como producto hecho en México, logrando así la incorporación de los productos en una cadena de distribución óptima, aunado a lo anterior generaremos el vínculo con minoristas, mayoristas y productores logrando así la movilidad de las muñecas en el mercado.

Se propondrá una campaña a través de redes sociales como lo son Facebook y Twitter mostrando la inocencia y carencia que viven los niños de esa comunidad, estableciendo el siguiente eslogan: “Una acción para ayudar”, colocando la muñeca dentro de una caja acorde a su tamaño que tendrá un estampado donde se captura la imagen de una niña elaborando una de las muñecas, incluyendo la frase “ayuda a la comunidad mazahua”.

Como lo menciona Scott Belsky, cofundador de Behance; “No es sobre las ideas. Sino sobre hacer que éstas se vuelvan realidad”(soyentrepeneur.com,2015).

Somos un grupo de jóvenes que deseamos poner en práctica las ideas que tenemos y que están en nuestro alcance, pero sobre todo enfocados a un beneficio a través del emprendimiento social para aquellos que en verdad lo necesitan. “Todas las personas tenemos la facilidad de crear una idea, pero los verdaderos emprendedores son los que se aprovechan de ella para darla a conocer, y ésta sea funcional para la sociedad.” (Córdoba, 2015).

Todo esto lo hacemos con la finalidad de que las personas valoren el trabajo que realizan estas comunidades porque forma parte de nuestro país, creencias, costumbres y tradiciones. Es importante conocerlas y más si puedes ayudar a estas comunidades que forman parte de todos los mexicanos.

 

 

Conclusiones.

“Las ideas son fáciles, implementarlas es lo difícil” (entrepreneur.com,2015), se requiere de organización, diálogo, tiempo y muchos otros elementos, tenemos la certeza de que no es una meta imposible de lograr, tenemos una estrategia sostenible y las personas de esta comunidad al ser gente acostumbrada al trabajo no se negaran a obtener una mejor calidad de vida.

Sabemos que este modelo de negocio será gratificante tanto para la comunidad como para nosotros, ayudando a evitar que muchos permanezcamos inertes ante las situaciones que vive la población mazahua y muchas otras.

Deseamos modificar conductas, ¿Cómo? “La diferencia entre un líder hacedor de cambios y uno inspirador está en la forma como involucra a las personas, la satisfacción que alcanza en sí mismo y en los demás con su proceder, y la trascendencia, el compromiso y ascendiente que logra en los demás” (Barber, 2014) por ellos somos jóvenes emprendedores en acción.

Esto servirá para generar movimiento en la comunidad y no sólo eso, también generar un vínculo con la sociedad logrando así sacudir conciencias de forma que se hagan más frecuentes este tipo de acciones, creando mentalidad diferente en generaciones menores ya que entre más pequeños sean, será más fácil crearles iniciativas positivas y siempre tomaran en cuenta que ayudar a quien lo necesita genera solidaridad y bien común.

Finalmente es importante recalcar que el emprendimiento social es más allá que el querer ayudar a los pobres, es trabajar día con día “No permitirás que ninguna excusa te detenga o te desvié de tu sueño” (mentalidadderiburon.com, 2015).

 

 

Referencias:

 

Barber, C. (2014) Liderazgo inspiracional, México, Mc Graw Hill Education.

 

Cordoba, G. (2015, enero 6) Libro “Emprendiendo. Herramientas para emprendedores en formación” Recuperado el 18 de septiembre de 2015. http://es.slideshare.net/gewcordoba/web-emprendiendo.

INEGI, (2010). Recuperado el 18 de septiembre de 2015 http://portal2.edomex.gob.mx/cedipiem/pueblosindigenas/estadísticas/index.htm.

 

Rampton, J. (2015, Enero 15) 50 frases para emprendedores. Recuperado el 18 deseptiembre de 2015. http://m.soyentrepreneur.com/index.php?r=Site/redirect&template=74&docid=27750

Patronato Pro zona mazahua México (2008-2018). Recuperado el 17 de septiembre de 2015 http://promazahua.org.mx/resultados/resultados-2000-2011.html.
SEDESOL, (2015, Marzo 12). Recuperado el 14 de septiembre de 2015. http://www.sedesol.gob.mx/en/SEDESOL/Prospera.

 

Sotomayor, M. Recuperado el 18 de septiembre de 2015. http://metalidaddetiburon.com/.

 


(Artículo elaborado por la Mtra. Janete Salcedo Morales, UVM Campus Coyoacán)

 

La Ciudad de México después de ser considerada la ciudad más contaminada del mundo, puso en marcha una serie de programas enfocados a la calidad del aire y la eficiencia energética, aportando carriles para ciclistas (ciclopista) así como bonificaciones para empresas que disminuyan las emisiones de plantas eléctricas entre otros programas, logrando con esto alternativas de energía verde y sustentable como sistemas de generación eólica, solar el uso de biodigestores entre otros.

 

El uso de energía sustentable, parece ser la mejor solución para erradicar el problema del deterioro del planeta, pues plantea utilizar recursos renovables para obtener energía.

 

Esta iniciativa sin duda abre nuevos mercados en México; puesto que la tendencia del cuidado del medio ambiente se encuentra en una etapa de generalistas tempranos donde el únicamente el 30% de la población tiene acceso a alternativas de energía limpia, pero se estima que en los próximos 5 años el crecimiento de esta tendencia será acelerada dejando al país en una etapa de generalistas donde más del 50 % de la población tendrá acceso, lo que ha dado pie a que instituciones impulsen a los empresarios que cuentan con productos enfocados a estas iniciativas; un ejemplo de esto es el INFONAVIT que cuenta con un programa de implementación de eco-tecnologías solicitando a sus derechohabientes que utilizan sus créditos para vivienda, adquieran un porcentaje de artículos del hogar ahorradores de energía o que funcionen con energía solar entre otras opciones.

 

La utilización de desechos orgánicos para la generación de energía en estufas, calentadores entre otros cada vez ha cobrado más fuerza e interés en nuestro país ya que además de existir conciencia social, estas alternativas operan en función del mejoramiento económico al ser más accesible.

 

El emprendimiento social no sólo tiene el reto de la innovación y la accesibilidad sino el reto de concientizar a la sociedad y humanizar la economía, es importante considerar para el emprendimiento social un plan de acción que contemple la evaluación de las condiciones actuales de las instalaciones del cliente o empresa, asegurar la integridad y eficiencia de los procesos

 


(Artículo elaborado por la Lic. Cindy Alicia Vélez Martínez, UVM Campus Cumbres)

 

El mundo en el que vivimos ha sufrido grandes cambios en su ecosistema, los valores se han revalorizado, la sociedad ya no teme en ejercer presión para tener un mejor mundo dónde vivir, la sociedad exige a las empresas que regresen de alguna manera los recursos que han tomado de la naturaleza. Como consecuencia las empresas han tenido que responder a estos cambios dejando de ser sólo empresas que proveen bienes o servicios, y pasar a ser empresas que aportan algo más a la sociedad, ¿y cómo logran esto? participando en causas sociales, invirtiendo en investigación y desarrollo para generar productos que no causen más daño al medio ambiente o transformando sus empresas en empresas verdes.

 

Pero, ¿qué papel juegan los emprendedores ante estos nuevos requerimientos que demanda la sociedad? Los emprendedores ahora son más conscientes del impacto que pueden generar en la sociedad y del alcance de sus acciones y cómo por medio de las empresas se puede ayudar a los sectores más desfavorecidos, buscando siempre el ganar-ganar.

 

Es bien sabido que un emprendedor se caracteriza por encontrar soluciones donde los demás ven problemas, identifican momentos de crisis como oportunidades para mejorar la situación. Es por eso que estos cambios han orillado a los emprendedores a ver los negocios de una manera diferente, a redefinir los objetivos de las empresas. En sus inicios, el objetivo principal de un emprendedor era generar un proyecto que fuera rentable, en la actualidad el emprendimiento va más allá de solo obtener ganancias. Las nuevas generaciones de emprendedores juegan un papel activo en temas de altruismo y responsabilidad social, temas que forman parte de la razón de ser del proyecto y no como un requisito para ser aceptados por la sociedad.

 

En este momento de crisis mundial, hay algunos términos que están en auge, y entre ellos aparecen claramente el emprendimiento social, depositándose grandes esperanzas en ellos para encontrar respuestas a los graves problemas actuales.

 

Estos cambios en la manera de hacer negocios es lo que se conoce en la actualidad como emprendimiento social. Pero, ¿El emprendimiento social en una moda? No, es una respuesta a la situación de crisis económica que nos ha llevado a crear empresas sostenibles y una respuesta a los problemas sociales.

 

Para entender mejor el término de emprendimiento social, es necesaria que queden claros los siguientes conceptos:

Emprendedor tradicional: es aquella persona que identifica una oportunidad de negocio y organiza los recursos necesarios para llevarla a cabo. (Alcaraz, 2011)

Emprendedor socialmente responsables: son emprendedores que contribuyen activa y voluntariamente para mejorar el entorno social, económico y ambiental, lo que genera un valor añadido a sus bienes, no forma parte primordial del proyecto, es una actividad extra que forma parte del valor agregado.

Emprendedor verde: es aquel que es capaz de generar valores ambientales y económicos, se destaca por mejorar las relaciones con el medio ambiente, logrando empresas autosustentables mediante la utilización de energías renovables.

Emprendimiento social y su responsabilidad con la sociedad

Los emprendedores sociales son un tipo de emprendedores, pero sus objetivos determinan de manera clara varias diferencias con el emprendimiento clásico. Para ellos los números no son lo más importante. El emprendimiento social no busca de manera prioritaria obtener beneficios, sino satisfacer las demandas y necesidades de una parte de la población, mediante el desarrollo sostenible, que implica un crecimiento sostenido, inclusivo y equitativo, requiere innovación y espíritu emprendedor en tres áreas claves: la social, la económica y la ambiental.

 

Fomentar la cohesión y luchar contra las desigualdades son algunas de las características del emprendimiento social. Estas iniciativas presentan una importante repercusión para mejorar la vida de muchas personas. (Bernardo, 2014)

 

El emprendedor social es más activo, no espera a que el gobierno o el sector privado lleguen a solucionar un problema social, sino que busca cambiarlo él mismo usando la empresa como medio, de la manera más innovadora y con un enfoque de alto impacto. No se trata de algo por dar, sino de impulsar un negocio sostenible para apoyar a la comunidad a largo plazo y no hacer caridad momentánea. Se caracteriza por tener una visión transformadora de la realidad social, lo que lo convierte en una figura clave en el desarrollo de personas y comunidades.

 

El emprendimiento social, hace referencia a las iniciativas empresariales que se desarrollan en torno a tres ejes: Un objetivo social, un modelo de negocio sostenible y una forma innovadora de abordar un problema social al que la economía de mercado no llega.

 

Las empresas sociales engloban algunas de las siguientes situaciones, aquellas que en su cadena de valor crean oportunidades laborales o mejoran los ingresos de los grupos más desfavorecidos y las que promueven el acceso a productos y servicios básicos a los sectores más pobres.

 

Todo emprendimiento social cuenta con las siguientes condiciones: la respuesta a una necesidad social a través de los bienes y servicios que crea, sostenibilidad económica, renuncia a repartir dividendos, la reinversión de los beneficios, talento e innovación puestos al servicio del cambio social. EL reinvertir en la empresa los beneficios obtenidos, convierte a las empresas sociales en oportunidades viables de inversión a largo plazo.

 

Según Muhammud Yunus (USAL, 2013) las características de una empresa social son:

  1. El objetivo del negocio es superar la pobreza, o resolver uno o más problemas que amenacen a la población y a la sociedad (como educación, salud, acceso a la tecnología, medio ambiente), no maximizar beneficios.
  2. La empresa logrará sostenibilidad financiera y económica.
  3. Los inversores recuperan sólo el dinero invertido. No reciben ningún dividendo que supere la inversión original.
  4. Cuando se devuelve la cantidad invertida, el beneficio permanece en la compañía para ampliación y mejoras.
  5. La compañía será ambientalmente consciente.
  6. La mano de obra recibe un salario mejor que las condiciones de trabajo estándar.

 

Al responder mediante la innovación social a necesidades aún no satisfechas, las empresas sociales forman parte de un crecimiento inteligente. Al tener en cuenta su impacto medioambiental y mediante su visión a largo plazo, generan un crecimiento sostenible. Por ejemplo, las empresas sociales desarrollan con frecuencia soluciones eficientes para reducir las emisiones y los residuos u optimizar los recursos naturales. Además, al poner especial énfasis en las personas, las empresas sociales son el núcleo de un crecimiento inclusivo: crean puestos de trabajo sostenibles para las mujeres, los jóvenes y las personas mayores o generar empleo en zonas dónde no lo hay.

 

Los negocios sociales tratan de humanizar la economía de mercado, de recordar que todos formamos parte de un mismo mundo que día a día nos presenta más y difíciles retos que únicamente seremos capaces de sobrellevar si unimos fuerzas para demostrar que hay otra manera de hacer las cosas, donde llevar mejoras a la sociedad es posible. (Santiago, 2013)

 

 

¿Cómo impulsar a los emprendedores sociales?

La iniciativa en favor del emprendimiento social es una invitación a los gobiernos nacionales y regionales y a las partes interesadas a desarrollar ecosistemas para las empresas sociales, a intensificar los esfuerzos a nivel nacional y regional, y a optimizar la utilización de los fondos estructurales y otras fuentes disponibles de apoyo. (Europea, 2014)

 

Se acaba de mostrar que el emprendedor social incluye, como parte de su proyecto, la búsqueda del beneficio en la sociedad, sin esperar a recibir sus ganancias para poder ayudar. Su labor altruista forma parte de su misión, que tiene como objetivo principal ayudar a solucionar los problemas de los sectores más vulnerables.

 

En el mundo cada vez más emprendedores se están enfocan en el ámbito social, buscando resolver problemas de salud, movilidad, educación, acceso a servicios básicos e inclusión laboral, entre muchos otros.

 

Para mejorar la situación de las empresas sociales, los países deberán realizar 3 acciones:

  1. Incrementar las fuentes de financiamiento.
  2. Mejorar el acceso a fuentes de financiamiento.
  3. Apoyar la promoción de las empresas sociales.

 

Una manera de impulsar y apoyar el emprendimiento social es mediante redes conformadas por emprendedores con proyectos sociales, donde compartan sus experiencias y ayuden a difundir sus proyectos.

 

Existen asociaciones civiles que impulsa el cambio social a través del emprendimiento en diferentes sectores, brindándoles recursos económicos, soporte profesional, promueven otra cultura de éxito, genera ecosistemas favorables al emprendimiento social y acceso a una red. Un ejemplo es Ashoka, una sociedad civil con presencia en 70 países y que trabaja con jóvenes de entre 12 y 24 años, y con comunidades universitarias, con emprendedores sociales y con empresas y empresarios.

 

 

¿Por qué debemos apoyar el emprendimiento social?

Resulta de gran importancia para los países apoyar el desarrollo del emprendimiento social, ya que trabaja con dos inquietudes actuales a nivel mundial: impulsa una nueva forma de hacer negocios, más transparente y honesta y responde a las crecientes necesidades sociales, que los gobiernos tardan tiempo en responder.

 

Es un modelo de negocio que se debe implementar de manera permanente, ya que trabaja en objetivos a largo plazo, lo que permite generar cambios que impactan en la sociedad. Por lo que se debe seguir evolucionando en mejorar las respuestas sociales es fundamental para el progreso de una sociedad y hacerlo de manera novedosa y teniendo en cuenta los últimos avances permitirán lograr importantes mejoras en la sociedad del bienestar y en el aumento de la calidad de vida de la población general y de los más débiles y los más necesitados.

 

 

 

 

 

 

Bibliografía

Alcaraz, R. (2011). El Emprendedor de Éxito. México: Mc Graw Hill.

Bernardo, A. (21 de Agosto de 2014). Blog Think Big. Recuperado el 15 de Septiembre de 2015, de http://blogthinkbig.com

Europea, C. (Mayo de 2014). European Commission. Recuperado el 16 de Septiembre de 2015, de http://ec.europa.eu/internal_market/publications/docs/sbi-brochure/sbi-brochure-web_es.pdf

Santiago, C. (11 de Julio de 2013). Forbes México. Recuperado el 16 de Septiembre de 2015, de http://www.forbes.com.mx

USAL. (2013 de Febrero de 2013). Universidad de Salamanca. Recuperado el 15 de Septiembre de 2015, de https://emprende.usal.es


(Artículo elaborado por el Mtro. Rodrigo Martín Romo, UVM Campus Cuernavaca)

 

Hasta hace relativamente poco tiempo, se asumía que la responsabilidad de las empresas era únicamente generar utilidades. Actualmente, esta concepción no es suficiente ni aceptable; además de generar utilidades para sus accionistas, la empresa debe tomar en cuenta que sus actividades afectan, desde el inicio de la misma e incluso desde su concepción, positiva o negativamente, la calidad de vida de sus empleados y de las comunidades en las que se realizan sus operaciones.

 

La Alianza por la Responsabilidad Social Empresarial en México (AliaRSE) define la Responsabilidad social empresarial como: “el compromiso consciente y congruente de cumplir integralmente con la finalidad de la empresa, tanto en lo interno como en lo externo, considerando las expectativas económicas, sociales y ambientales de todos sus participantes, demostrando respeto por la gente, los valores éticos, la comunidad y el medio ambiente, contribuyendo así a la construcción del bien común”. Lo anterior deja claro el parámetro que tiene cualquier empresa de retribuir en mayor o menor medida a la sociedad que le da origen y le permite su desarrollo.

 

Por lo anterior y en relación esa unión tan estrecha entre cualquier empresa y la sociedad que le da cabida, tenemos que la postura encontrada en el artículo “Emprendimiento Social: el cambio por definir”, donde Roger L. Martin y Sally Osberg (2007) argumentan que el papel del emprendedor social es mover a la sociedad de un punto de “equilibrio estable, pero inherentemente injusto” a un “equilibrio nuevo y estable” que libere potencial y aminore el sufrimiento en mayor escala. Los emprendedores sociales trabajan para asegurar que las ideas sensatas echen raíces y que de hecho cambien la mentalidad de la gente y su comportamiento en sociedad.

 

Podemos entonces encontrar varias posturas a nivel internacional, que remarcan esa postura que permite tener una estructura empresarial “liberadora”, que detone las potencialidades de sus integrantes como personas y en determinado momento como grupo o sociedad. Es dicha postura la que fundamenta en todo momento la aparición de empresas socialmente responsables, tal es el caso de la perspectiva europea, de la que a continuación se enlistan algunos puntos importantes.

 

 

LA EMPRESA SOCIAL SEGÚN LA COMISIÓN EUROPEA:

  1. Aquellas para las cuales el objetivo social de interés común es la razón de ser de la acción comercial, que se traduce a menudo en un alto nivel de innovación social.
  2. Cuyos beneficios se reinvierten en la realización de este objetivo social.
  3. Cuyo modo de organización o régimen de propiedad, basados en principios democráticos o participativos u orientados a la justicia social, son reflejo de su misión.

 

 

Tal es el caso de la Universidad del Valle de México, la cual se ha destacado a lo largo de su historia por ser una institución que ha buscado la formación de profesionales altamente capacitados, se confirma esta afirmación en su renovada misión: “Ampliamos el acceso a educación de calidad global para formar personas productivas que agregan valor a la sociedad”.

Para cumplir su propósito la institución ha establecido los siguientes principios:

Poder transformador de la Educación

“Creemos en la educación como principio transformador y como derecho de los seres humanos a crecer y desarrollarse a través de ella”.

Calidad Académica

“Creemos en una formación académica de nivel internacional y en nuestra capacidad de llevarla a sectores con alto potencial para aprovecharla y convertirla en factor de crecimiento personal y de movilidad social”.

El Estudiante al centro

“Creemos que el estudiante es el eje del quehacer en la UVM y que mientras más completa sea su experiencia en la Universidad, más sólidas serán sus competencias personales y profesionales a partir de las cuales participará en la mejora de su comunidad y la sociedad de México y del mundo”.

Inclusión

“Creemos en la pluralidad y la multiculturalidad como signos esenciales de la sociedad, por ello estamos convencidos que los criterios incluyentes enriquecen, diversifican y abren oportunidades para todos, mientras que las exclusiones empobrecen”.

Innovación

“Creemos en nuestra capacidad de creación, diseño e implantación de modalidades y escenarios novedosos que nos permitan desarrollarnos de manera orgánica e integrada”.

Mejora de procesos

“Creemos en el mejoramiento permanente como base para optimizar los servicios educativos y administrativos y sus resultados”.

Efectividad

“Creemos en la importancia de mantener la eficiencia y la eficacia en nuestros procesos y servicios, como sello distintivo de nuestra gestión”.

 

Como se muestra en cada uno de los principios anteriormente citados, la Universidad del Valle de México resulta ser un claro ejemplo de Emprendimiento Social Empresarial.

 

La formación, de la que se hace mención al inicio de este artículo, tiene sus pilares en los propios valores institucionales de la Universidad y en el desarrollo de habilidades que distingan a sus egresados.

 

A continuación se presentan los valores que promueve la Universidad del Valle de México:

Integridad en el actuar

Realizar con rectitud -honestidad y transparencia- todas nuestras acciones.

Actitud de Servicio

Mantener la disposición de ánimo en nuestro actuar y colaborar con los demás, con calidez, compromiso, entusiasmo y respeto.

Calidad de Ejecución

Desempeñar de manera impecable y oportuna las funciones que nos corresponden a partir de criterios de excelencia.

Responsabilidad Social

Asumir con clara conciencia las consecuencias de nuestros actos ante la sociedad.

Cumplimiento de Promesas

Convertir en compromisos nuestras promesas y asegurar su cumplimiento.

 

A través de estos principios y valores la UVM ha logrado destacar en el ámbito académico y ha logrado posicionarse como la Universidad particular más grande a nivel nacional.

 

Uno de los factores para lograr lo anterior sin duda ha diseñado e implementado en todos y cada uno de sus programas académicos, de materias que imprimen este sello distintivo del cual hablamos anteriormente. Estas materias están fundamentadas en los valores institucionales y están orientadas a desarrollar individuos íntegros y con habilidades muy particulares.

 

Las materias que queremos destacar y que se imparten en las licenciaturas de la Universidad del Valle de México son las siguientes:

  • Responsabilidad social y desarrollo sostenible
  • Desarrollo emprendedor

 

La primera de estas materias tiene como objetivo: “Desarrollar un proyecto viable y sostenible que responda a las necesidades evidentes de alguna organización de la sociedad civil o de las empresas que tengan repercusión positiva en los ámbitos social, económico y/o ambiental, con una actitud honesta y responsable”.

 

Por su parte la materia de Desarrollo Emprendedor tiene como objetivo: “Diseñar un proyecto emprendedor a través de la implementación de las técnicas y herramientas de negocios, respetando los lineamientos y estándares establecidos financieramente, con una actitud propositiva, emprendedora y creativa”.

 

Cuando logramos establecer una relación entre los contenidos de ambas materias, el resultado es muy interesante, ya que se plantean proyectos que atienden tanto necesidades sociales como económicas.

 

En mi experiencia como titular de la materia de desarrollo emprendedor en el campus Cuernavaca, he tenido la oportunidad de observar y participar como asesor de múltiples proyectos que cumplen con estas características. Una de las mayores satisfacciones al participar de este proceso de formación de estudiantes a través del desarrollo de planes de negocio es poder experimentar la pasión con la que los propios estudiantes participan en los proyectos cuya finalidad es social.

 

A continuación me permitió compartir algunas ideas de negocio que he tenido oportunidad de evaluar en el contexto del emprendimiento social.

  • Eco-Orto: Proyecto desarrollado por estudiantes 7° semestre de la licenciatura en fisioterapia, y cuyo objetivo principal es el diseño y elaboración de órtesis con materiales reciclados. Orientado a dar una oportunidad de rehabilitación a personas de niveles socio económicos menos favorecidos.
  • Quinta de Oro (La Joya de la Vida), Proyecto desarrollado por estudiantes de hospitalidad de 9° semestre que tienen como misión “proporcionar a adultos mayores una excepcional calidad de vida con servicios y cuidados especiales para la salud física, mental y espiritual”
  • Green Desk, “Comprometidos y preocupados por la conservación del medio ambiente, enfocados en la recolección del papel usado en diferentes entidades (oficinas, escuelas, etc.) una vez recolectado el papel, se sigue el proceso de reciclaje para poder ser reutilizado por las mismas entidades que proporcionaron esta materia prima”. Este Proyecto fue desarrollado por un equipo multidisciplinario de estudiantes de licenciatura (Relaciones Internacionales, Administración de Negocios Internacionales, Mercadotecnia e Ingeniería Industrial).
  • Transporte colectivo por una cultura mejor, ayudémonos unos a otros para hacer un cambio en nuestra sociedad. Dicho transporte está incorporado a la línea de translink quien rige los horarios (definidos en cada parada o estación), sistemas (seguridad y confort) y mecanismos de este transporte (eléctrico). El cual tiene como innovador una rejilla para bicicletas en la parte delantera, dentro del autobús un espacio destinado para sillas de ruedas, adultos de la tercera edad, carros motorizados y carriolas, un espacio destinado para las maletas como soportes o repisas, periódico gratis (publimetro), cuenta con cámaras de seguridad, botón de pánico y sensores de armas en las puertas y por ultimo cuenta con rampa desplegable para personas discapacitadas.

 

Estos son solo algunos ejemplos de lo que se puede lograr si se conjugan la responsabilidad social empresarial que demuestra la Universidad del Valle de México a través de sus programas académicos; la identificación de necesidades insatisfechas y problemas no resueltos que aquejan a nuestra sociedad; y en tercer lugar la capacidad de emprendimiento de los estudiantes inscritos en las diversas instituciones de educación superior.

 

Así mismo, resulta importante remarcar que el Emprendimiento Social está rebasando las fronteras de edad y género, como es el caso de conceptos innovadores que se están desarrollando específicamente en España, como es el caso del Emprendimiento Social Juvenil (ESJ). Esta es la definición operativa elaborada por la Fundación Bertlesmann (www.fundacionbertlesmann.org) y el Observatorio del Tercer Sector sobre ESJ: “El ESJ es una acción en la que los/las jóvenes, alrededor de una motivación social, se organizan para llevar a cabo iniciativas de transformación social”. Las personas jóvenes son protagonistas en estas acciones y pueden contar con el apoyo de agentes sociales que se implican de diversas formas. Además, las personas adultas pueden ejercer también un rol orientador.

 

Entre las condiciones necesarias de todo emprendimiento social destacan:

  • La sostenibilidad económica y el uso de herramientas empresariales.
  • La respuesta a una necesidad social a través de los bienes y servicios que crea, el colectivo al que emplea o a quién pertenece.
  • La reinversión de los beneficios.
  • La renuncia a repartir dividendos.
  • Talento e innovación puestos al servicio del cambio social.
  • Búsqueda de soluciones sistémicas (encontrar el punto de palanca y no las respuestas a corto plazo)
  • Gestión democrática y transparente.

 

Es así que podemos concluir, de manera certera que es a partir del desarrollo de las empresas socialmente responsables que éstas pueden convertirse en los focos de evolución donde se generen las condiciones para un cambio social, un avance en la evolución de las sociedades y se afiancen los valores que definen la idiosincrasia de las mismas, dejando por sentado que cualquier sociedad que establezca dichos parámetros puede convertirse en una posibilidad donde se vislumbre siempre un mejor y más prometedor futuro, no sólo para la empresa sino también para la sociedad que le da cabida.

 

Indiscutiblemente el papel de los jóvenes es una clave preponderante en los procesos de generación y afianzamiento en las empresas socialmente responsables; es por eso que el empoderamiento y la re-acreditación de su figura en cualquier sociedad detonarán en una mayor participación en las empresas socialmente responsables, trayendo de manera inherente los beneficios a los que se ha hecho mención.

 

 

REFERENCIAS

Raufflet, Emmanuel; Lozano, José; Barrera, Ernesto y García de la Torre Consuelo: Responsabilidad Social Empresarial, Pearson, 2012.

Planeaciones didácticas de las materias de Desarrollo de Habilidades: Desarrollo emprendedor y Responsabilidad social y desarrollo sostenible. Programas rediseño 2012, Universidad del Valle de México.

http://www.universidaduvm.mx/conoce-uvm/

http://www.cemefi.org/esr/images/stories/pdf/esr/concepto_esr.pdf

www.eiro.eurofound.ie

www.usem.org.mx

www.ecgi.org/codes/documents/decalogue.pdf


(Artículo elaborado por la Mtra. Nelia Guadalupe García Juarez, UVM Campus Tlalpan)

 

Toda empresa debe ser consciente de que su actividad tiene repercusiones para la comunidad en la que opera y en los entornos político y económico donde está ubicada, pueden sufrir tanto externalidades negativas como positivas de ahí que la Responsabilidad Social Empresarial está consciente de su capacidad de impacto en sus diferentes entornos y establece cauces de diálogo y cooperación con él, identifica estos impactos e intenta implementar mecanismos para minimizar o compensar los negativos y potenciar los positivos.

 

Este compromiso especialmente con su entorno social, representa un nuevo modelo de negocio, producto de la globalización que considera la tecnología y con ello la digitalización de documentos, creando vínculos muy estrechos entre la empresa y la comunidad de la que forma parte. Es así como las empresas mexicanas deben tener la obligación ética de  identificar tanto los impactos positivos como los negativos y de adoptar las medidas necesarias que sean visualizadas por los empresarios como parte de la mejora continua y que mejor que sean los futuros profesionistas.

 

La responsabilidad social es un tema importante a considerar dentro de las funciones de cualquier empresa, ya que no solamente es responsable de producir bienes o servicios de calidad que satisfagan las necesidades y deseos de los consumidores o de maximizar su rendimiento económico, sino también tiene responsabilidades con la sociedad en donde se encuentra y con sus propios trabajadores de ahí que cualquier empresa por el simple hecho de existir y operar, genera impactos sociales, económicos y ambientales, es decir, deja huellas en la sociedad, en la economía y en el ecosistema. Por ello el concepto de responsabilidad social ha ido cambiando con el paso del tiempo por lo que actualmente quizás la definición más vanguardista y sencilla sea la de la Comisión Europea, que señala a la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) como “la responsabilidad de las empresas por sus impactos en la sociedad” (1).

 

La responsabilidad social implica el compromiso de una empresa de ocuparse de su papel en la sociedad como productora, empleadora, vendedora, cliente y miembro de la ciudadanía de manera responsable y más allá de las exigencias legales estipuladas así como la relación global de las corporaciones con todas las partes que están en relación con sus actividades, como son clientes, empleados, comunidades, propietarios, inversionistas, gobiernos, proveedores y competidores de ahí que las empresas deben buscar alcanzar un equilibrio entre los imperativos económicos, medioambientales y sociales a través de prácticas eficaces de responsabilidad social para responder a las expectativas, reclamos e influencias de las partes implicadas y así sostener el valor de los accionistas.

 

Para que una empresa sea acreedora de su legitimidad, es decir, para que el público perciba y experimente que hay congruencia entre la misión de la empresa y sus logros , su actividad debe respetar las características, orígenes, identidad y valores imperantes de la comunidad donde se desarrolla, esto es, los principios éticos de la empresa deben tomar en cuenta los derechos humanos de la sociedad.

 

México está en un proceso de comprender el concepto, y las empresas se lanzan en pos de conseguir distintivos y certificaciones sin siquiera saber para qué o por qué lo hacen, ya que ignoran que el alinear la planificación estratégica a un modelo socialmente responsable , les otorga beneficios que de otra forma jamás obtendrían.

 

Están inmersas en pensar que ser socialmente responsables es un sello que pueden poner en su papelería, en sus empaques, camiones y fachadas cual si fuera un trofeo a ostentar con sus clientes , el panorama sería diferente si promovieran prácticas considerando:

  • Que representen un mecanismo que evite que los mercados identifiquen las prácticas de manipulación contable que puedan estar desarrollando con el fin gestionar el resultado empresarial.
  • Frenar el activismo y la vigilancia de los grupos de interés
  • Maximizar su interés personal al conseguir una convivencia con empleados, clientes, proveedores comunidades y así poder garantizar la seguridad de su empleo, proteger su posición en procesos de fusiones o adquisiciones, etc.

 

Lo anterior permitiría dentro del entorno social, específicamente en el ámbito laboral, que las empresas mexicanas contemplen el bienestar y satisfacción de sus empleados; procurando la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres; ofrecer un marco de flexibilidad laboral; brindar condiciones que no afecten la salud y seguridad de los trabajadores; fomentar la formación y el desarrollo profesional; otorgar programas de apoyo con prestaciones y considerar procesos de consulta y participación de todo el personal involucrado en el desarrollo de la empresa. Además en la comunidad en la que la empresa se encuentra localizada; debe trata de responder a las necesidades que la comunidad demanda con programas de apoyo a la educación local, voluntariado y donaciones.

 

En lo referente al entorno económico las empresas mexicanas si no todas la mayoría deberían tener en cuenta los derechos de los consumidores, establecer precios justos, otorgar información transparente de su actividad, y la implicación responsable de sus proveedores(2).

 

Las empresas también deben influir en el cuidado del medio ambiente, con responsabilidad social sí va más allá del cumplimiento de la legislación vigente, además, debe tener presente aspectos relativos a la gestión de residuos, a las características de los envases y embalajes, al reciclaje de todos sus desechos, al transporte de mercancías y al consumo responsable de energía.

 

Por ello la digitalización es tan sólo una pequeña acción global en el ámbito social que contribuye a disminuir las innumerables copias e impresiones que se generan diariamente en una oficina, pues existen soluciones documentales integrales pensadas en la eliminación total del papel, de este modo, no es necesario duplicar la información ya existente debido a que un archivo digital puede ser consultado de manera simultánea por varias personas al mismo tiempo permitiendo que la empresa se mantenga a la vanguardia en las nuevas tecnologías; para México el uso de papel es una de las costumbres más arraigadas, de ahí el dicho popular “papelito habla”, sin embargo, la constante necesidad empresarial de ahorrar, incrementar la productividad, de mejorar la calidad de sus servicios en conjunto con los avances tecnológicos, dan paso a los beneficios que propicia esta acción remarcando la reducción de manera importante en los costos operativos como el de copias e impresiones; focaliza el cuidado del medio ambiente; se obtienen tasas de retorno a sus inversiones muy superiores a sus expectativas e implementar prácticas que promueven el desuso del papel, echando mano de la tecnología permite la mejora continua.

 

Por último, el gobierno debe contemplar como una categoría transversal que involucra los distintos ámbitos social, económico y medioambiental y aspectos como la dirección transparente, los valores y códigos de conducta de las organizaciones, y la inversión socialmente responsable, es decir, aquélla que tiene en cuenta a las empresas que cumplen los requisitos de responsabilidad social en las distintas áreas de su actividad. Esta acción también tiene impacto sobre las obligaciones fiscales ya que ofrece la posibilidad de realizar todas sus declaraciones sin desplazarse y garantizando la protección de los datos, ello supone que la empresa puede responder a una licitación en línea con un certificado de firma electrónica que le permite asegurar la integridad de los datos trasmitidos y otorgar al documento un valor jurídico.

 

“Se ha dicho antes y es muy cierto. La RSE empieza en casa. Es tan fácil como pensar en hacer lo correcto por la gente que trabaja en la empresa y pensar en emprender acciones de mejora para la comunidad”.

Javier Moreno (Director General de Alimentos Capullo)

 

 

 

CONCLUSION

 

La responsabilidad social de la empresa (RSE) es el reflejo de la manera en que las empresas toman en consideración las repercusiones que tienen sus actividades sobre la sociedad, y en la que afirman los principios y valores por los que se rigen, tanto en sus propios métodos y procesos internos como en su relación con los demás actores además representa una iniciativa de carácter voluntario y que sólo depende de la empresa y que va ligado al ámbito social, político, económico y ambiental.

 

La digitalización se ha convertido en una de las prácticas más comunes entre las Empresas Socialmente Responsables pues la iniciativa del desuso del papel promueve el cuidado, preservación y mejoramiento del medio ambiente y que además impacta positivamente tanto en el ahorro significativo que esto representa a las empresas como también en el mejoramiento de la percepción que la opinión pública tiene de los mismos, aspecto que representa uno de los mejores valores agregados a su marca y lo más importante enfrentan los retos de la globalización marcándose a la vanguardia en tecnología.

 

 

 

_________________________________________

  • (1) Héctor Rangel Domene, Expresidente de la Asociación de Banqueros de México, declaraba que “el empresario debe ser promotor de la Responsabilidad Social Empresarial dentro y fuera de la empresa”. Segunda Ceremonia de Presentación de las Empresas Socialmente Responsables en México. AliaRSE / Cemefi. 2002.
  • (2) Mario Raich, Simon L. Dolan. Más allá . Empresa y sociedad en un mundo en transformación. Editorial Profit. . España, 2009, pp. 92-98

 


(Artículo elaborado por el Mtro. Néstor Tello, UVM Campus Zapopan)

 

La semana pasada, en mi clase de Marketing Estratégico del campus de UVM Zapopan, sucedieron dos cosas que me hicieron reflexionar sobre los negocios, la mercadotecnia y el dinero. La primera de ellas fue una joven estudiante que a la hora de compartir sus inquietudes profesionales, dijo: “yo no quiero, ni tengo pensado poner un negocio, a mí me interesa la mercadotecnia social”.

 

El segundo hecho fue que un joven estudiante, palabras más, palabras menos señaló: “a mí no me importa el dinero, yo quiero ser feliz, soy un comprometido con la causa verde, por eso más que un negocio, yo quiero salvar el planeta”.

 

Estas dos formas de pensar, representan por ahora solamente el 5% del total de alumnos de mi clase, el resto piensa heredar el negocio familiar, iniciar su propio negocio, no ha pensado hacer nada con su vida, o ya son emprendedores.

 

Creo que estos dos jóvenes, líderes, con un alto grado de compromiso, con valor, determinación y espíritu de lucha, tienen potencia de emprendedores sociales. Son ellos, y muchos más aún sin descubrirlo y degustarlo, sujetos de convertirse en gérmenes de una nueva cultura empresarial.

 

Los emprendedores sociales están ganando terreno en el frente de los negocios y en la trinchera de la comunidad. Con mayor frecuencia somos testigos, sobre todo en las redes, del surgimiento de más iniciativas, donde se asoman y reclaman un espacio económico, estos nuevos líderes sociales.

 

Los emprendores sociales desde un análisis a priori, son resultado de la conformación un nuevo perfil del líder social y del líder empresarial. Un perfil que no encuadra con el sistema tradicional capitalista, donde el paradigma empresarial es la prioridad económica y la proyección del éxito individual como resultado de una lucha a muerte por obtener el mayor beneficio al menor costo.

 

Los emprendedores sociales, ven en sus habilidades empresariales, su liderazgo, su capacidad organizativa, su creatividad, y su capacidad de hacer negocios, las herramientas que hacen posible la rentabilidad en un primer momento, y la independencia financiera después. Una independencia financiera que se comparte entre el empresario y la causa.

 

Con esta lógica, se están agotando los esquemas de procuración de fondos para las causas sociales, en los cuales, la sobrevivencia de la organización dependía de las migajas de otros actores económicos o del ciudadano. Hoy el emprendedor social, sabe que sus causas, necesitan recursos de manera permanente y suficiente, para que su actuar y su propósito se logre.

 

Estos emprendedores no le piden nada regalado al Estado y no dependen de la buena voluntad del consumidor, por el contrario, su lógica es la lógica empresarial, sus procedimientos están vinculados a la calidad, al valor agregado, a la satisfacción de necesidades, etc., pero con una altura de miras que va más allá de la simple ganancia.

 

Estos nuevos emprendedores son más homos socialis, más homos politicus, pero no desprecian ni suprimen a su homo economicus, sino que por el contrario, lo explotan sin remordimiento.

 

El emprendedor social, establece como principio rector personal y organizacional el deber social, sin caer en el radicalismo aislante, estéril y paralizante del marxismo. Para esta visión la prioridad y el fin último es la solución de los problemas comunes.

 

Nótese que utilizo con mayor frecuencia y asiduidad el concepto de comunidad, en lugar de sociedad, con el ánimo de tratar de entender y explicar de mejor manera el origen y la naturaleza del emprendedor social, ya que considero que este fenómeno socio económico comulga más con lo que desde hace ya algunas décadas se denomina comunitarismo.

 

Esta prioridad de lo común, resulta no de manera gratuita o espontánea, sino que necesariamente proviene de un proceso complejo de gestación de una visión diferente del mundo, de una ideología, que por obviedad evalúa sensiblemente la realidad, emite juicios de valor y propone criterios de conducta.

 

Esta manera de ver el mundo (la que se aprecia en los ojos y en la mente del emprendedor social), no es una simple mezcla de lo social y lo económico, y está muy lejos de lo que hace algunas décadas dio por llamarse responsabilidad social empresarial. En ésta última, lo social tenía y tiene, una connotación de lo social de tipo marginal, un compromiso social subyugado a la rentabilidad del accionista y al disfrute primero del dueño del capital.

 

Hay detrás de este conjunto de ideas que abraza el emprendor social, una filosofía nueva, una inspiración que va más allá de los conceptos establecidos de la administración de empresas, del capital, de los negocios, de la mercadotecnia y de las ventas, los cuales rechaza como fines y los convierte en operarios de su obra creadora.

 

Por ahora el paradigma dominante es individuo-riqueza-individuo, es decir, el individuo que emprende, trabaja, produce y vende, obtiene riqueza que regresa al individuo para convertirlo en más individuo, léase más soledad, más lejanía y más “libertad”. Este paradigma, que lleva a lo que los comunitaristas llaman mismisidad, o el hágalo usted mismo, y que de no lograrlo provoca frustración, enojo y desconsuelo en la persona, desarticula y desvanece el lazo social y empobrece la generación de riqueza.

 

El nuevo paradigma, el que motiva al emprendedor social y que se asoma en diversas latitudes, es diferente porque cambia un eslabón y agrega otro a la cadena, pues ahora propone comunidad-individuo-riqueza-comunidad.

 

Este paradigma subordina lo económico a lo comunitario, pero además, es interpretado y actuado por el individuo libre y no por organizaciones sociales o por el Estado. Este aspecto es un punto fundamental para el análisis del fenómeno, ya que les arrebata el monopolio de la causa social, y la lleva a otro plano.

 

La base del nuevo paradigma, revela el rescate o redescubrimiento de una nueva concepción y conceptualización, de la relación individuo-comunidad, en la cual el individuo utiliza sus habilidades económicas y el contexto de libertad económica, para servir y al mismo tiempo unirse a la comunidad a la que pertenece y que por mucho tiempo, pareció desconocer, ignorar o descuidar.

 

Esta actitud social del emprendedor, encuentra en la caverna de lo económico, un refugio para el hambriento, un descanso para el desempleado, la paz para el perseguido, el hogar para el inmigrante, etc., con la magnífica noticia, de que esa caverna económica sigue siendo eficiente, productiva y generadora de riqueza y bienestar.

 

Pero, ¿qué ha sido capaz de provocar esta dinámica? La respuesta es compleja y será tarea de los economistas, sociólogos y antropólogos, escudriñar en las conductas y sus fuentes en los próximos años.

 

Personalmente considero que han sido primordialmente tres factores los que han propiciado esta confabulación de lo económico y lo comunitario.

 

El primero, y tal vez el más contundente, es el tamaño de los problemas sociales y el tamaño de sus implicaciones. Hoy es prácticamente imposible no ver los problemas o tratar de ignorarlos. Ejemplo: Siria y el pequeño de 3 años Aylan Kurdi.

 

Dos, la incapacidad de las instituciones del Estado para contener y solucionar problemas que tienen carácter y naturaleza global. Los países actúan de manera local, lo que significa la implementación de soluciones marginales a problemas mayúsculos. O la renuncia del propio Estado a hacerse cargo de los problemas de la comunidad, en la lógica de que el mercado lo arregla todo, de que el Estado es ineficiente por naturaleza, o simplemente de que “lo haga alguien más”. Ejemplo: el cambio climático.

 

Tercero, y que tiene una lógica envolvente, es la comunicación y la tecnología globales, que están permeando, diría yo más bien atravesando, todas las estructuras sociales, económicas y políticas de la humanidad, y montadas en una tabla de surf que avanza vertiginosamente en una ola que parece incalculable.

 

Hay otra buena noticia en este nuevo paradigma empresarial, y es que resultado de la mezcla de la megadimensión de los problemas, de la inacción de las instituciones del Estado y de la dinámica comunicacional, se ha estimulado y activado nuevamente la sensibilidad humana, la solidaridad y la subsidiariedad, estas “cosas” que por momentos todos creemos extintas.

 

En este orden de ideas, el reto de las Universidades, como instituciones promotoras del crecimiento intelectual y de la universalidad del conocimiento, es detectar, alentar y formar emprendedores sociales. Esto no será fácil, pues atender las inquietudes de emprendedores sociales, -como creo que las tienen mis dos alumnos de Marketing Estratégico-, requiere esquemas de educación con una mayor mixtura y flexibilidad.

 

Finalmente, creo que no hay que asustarse de este fenómeno de la irrupción de lo social sobre lo económico. La comunidad, va buscando respuestas nuevas a necesidades que prevalecen a pesar de los esfuerzos por satisfacerlas. Y al parecer, el emprendimiento social es más útil, rentable y beneficioso.


(Artículo elaborado por la Mtra. Ma. Eugenia Díaz Islas, UVM Campus San Rafael)

 

Las principales ideas cívica y gubernamental se adoptaron por servidores públicos en el bienestar de escuelas y atención médica, durante los siglos XIX y XX.

 

En el Siglo XXI se busca acercar a los emprendedores Sociales a recursos y herramientas que ayuden a convertir sus Ideas y proyectos en realidades, con la finalidad de beneficiar a un porcentaje mayoritario que son las personas con necesidades económicas, de educación, de salud, de vivienda, con el fin de integrarlas a la vida productiva.

 

“El Emprendedor no se destaca por su coeficiente intelectual, sino que tiene habilidades sociales y emocionales que son las que los diferencias de los demás. Un Emprendedor es aquel que tiene visión, energía y fuerza, transforma problemas en oportunidades, lo empuja la intuición y la confianza y se focaliza con propositividad, de manera de llevar sus sueños a la acción.”(1)

 

Los emprendedores que están conscientes de la necesidad de generar Modelo de Negocio con alto impacto social y potencial de beneficios, se identifican por su propuesta de solución de problemas sociales.

 

El emprendedor social necesita aprovechar más las alianzas eficaces para llegar a una escala más eficiente, así como las fuentes de financiamiento y estudiar la manera de crear asociaciones eficaces. “He visto que los inversionistas tienen usualmente 2 tipos de bolsillos uno para donaciones y otro para maximizar beneficios dice Matt Scott, cofundador de Cosmos Ingnite”.(2)

 

Afortunadamente el papel de los jóvenes en el emprender social es cada vez mayor, en la creación de estos modelos de negocios, así como la emoción, el entusiasmo, la pasión y el compromiso ante un proyecto social, aunado a sus características como ambicioso, estratégico, ingenioso, orientado a resultados, transformando realidades existentes, abriendo nuevos caminos para el logro de un cambio social.

 

“ Inspiración, motivación que beneficia a todos aquellos que son dueños de sus propios negocios o que quieren empezar uno, la captura de sentimientos y tópicos que todo empresario experimenta al emprender su negocio, una perspectiva directa y una actitud de “puedo hacerlo” son herramientas que el emprendedor necesita para echar abajo las paredes que lo separan del éxito empresarial”. (3)

 

El logro de realización de Fundaciones por jóvenes es una fortuna, ya que contar con Patrocinio de Organizaciones que crean su Idea, los impulsa al beneficio de otros.

 

“Ayudar a la población más vulnerable para prevenir y detectar oportunamente infecciones provocadas por el Virus del Papiloma Humano y proporcionar tratamientos oncológicos para evitar muertes por cáncer cérvico uterino. Ayudar a los demás, es muy gratificante y que reconozcan tu trabajo más, cuando recibí el Galardón por Mejor mujer emprendedora 2011 por la Secretaria de Economía y el Premio de Responsabilidad Social 2012 la Universidad Anáhuac del Sur e Impulsa programa de liderazgo y compromiso social.” ( 4 ) es un ejemplo a seguir de una estudiante de Universidad del Valle de México.

 

  • (1) Goleman, Daniel ( 2010 ) “Inteligencia Emocional”, Editorial Kairos.
  • (2) University Jacobs, contexto impact 3 ( www. Insocial.org)
  • (3) Lloyd E. Shefsky ( México 1997) “ Los emprendedores no nacen se hacen, Editorial Mc Graw Hill.
  • (4) Ordoñez Arellano, Patsy Pamela “ Fundación Nacional para el Cáncer Cérvico Uterino A.C.”, http://www.funacc.org.mx/

(Artículo elaborado por el Mtro. Carlos Raúl Magaña Ramírez, UVM Campus Guadalajara Sur)

 

A menudo somos testigos de la inquietud existente y del esfuerzo que la mayoría de Universidades ponen ahínco para fomentar estudiantes emprendedores, personas que conviertan una idea en un proyecto cristalizado, concreto, objetivo, lógico y conciso, se invierten recursos, se generan programas gubernamentales, se asignan materias, todo con el fin de hacer de nuestros futuros egresados personas emprendedoras.

 

Ante ello surge una cuestionante evidente, justa y acorde ¿es posible que ante nuestra cultura carente de emprendedores sea esto viable?, ante ello me surge otra pregunta, ¿desde el enfoque docente podemos influir como claustro de profesores en un ambiente “Emprendedor”?

 

Ratificando lo anterior me doy cuenta que esto es posible si nos focalizamos desde la disciplina Coaching, con ello se facilita el potencial humano,la actualización, renovación, transformación, habilidad, fuerza y creatividad, regeneración y el ser más efectivo y altamente productivo.

 

A lo largo de mis 25 años como docente universitario, me he dado cuenta que un alumno acompañado certeramente y potencializado en sus más altos estándares, es capaz de generar proyectos de inversión y riqueza impresionante.

 

Nuestra misión se centra en buscar talentos, entrenarlos y acompañarlos hasta lograr su éxito personal, colectivo, social y educativo.

 

Mi artículo lo concluyo como una propuesta generalizadora centrada en un ambiente académico apoyado por el COACHING EFECTIVO Y DE ALTO DESEMPEÑO, donde este principio como en cascada, lo generemos en un ambiente áulico tatuado de liderazgo, de motivación proactiva, comunicación eficaz y toma de decisiones con gran impacto social y responsable, que haga de nuestros alumnos, personas que incidan en la sociedad forjando su propio emprendedurismo en las diferentes carreras propuestas por la Universidad del Valle de México (UVM).



Nota: Las opiniones que se presentan en la sección de blogs de CNNExpansión.com, son responsabilidad única de sus autores y no reflejan necesariamente la opinión periodística de CNNExpansión.
Términos y condiciones