En días recientes se ha vuelto a poner en la agenda nacional el tema de la Reforma Fiscal, que con su característica de integral, sin temor a equivocarnos es la madre de todas las reformas estructurales.  Es importante subrayar el hecho de que estas reformas ya han dejado de ser una opción para México y se han convertido en una obligación. En efecto, se necesita una reforma fiscal integral que desvincule los ingresos totales del gobierno de la renta petrolera (mercado volátil) y que regrese las potestades tributarias a las entidades federativas y a los 2440 municipios del país.

Sin embargo, hace un par de semanas los senadores del PRI  están proponiendo una reforma fiscal que a todas luces es insuficiente ya que para que sea una verdadera Reforma Fiscal Integral es necesario que incluya el rediseño del esquema fiscal de la federación (relación entre estados, municipios y federación) y que se modifiquen aspectos de ingreso, gasto y deuda. Lo que los senadores del partido revolucionario institucional proponen es una reducción de la tasa máxima del ISR de 30% a 25% y  una disminución de la tasa del IVA de 16%, a una tasa única de 12% sin excepciones, con una canasta de productos básicos sin gravarse, argumentando que “el sistema fiscal no funciona y que la reforma es inaplazable”.

Cabe mencionar (con datos de la SHCP) que del año 2000 al 2010 los ingresos tributarios del gobierno federal crecieron en términos reales 37% mientras que la economía creció 15%. ¿No funciona el sistema fiscal? El sistema si funciona, pero urge una Reforma Fiscal Integral que lo desvincule de los ingresos del petróleo y que promueva la inversión en el país.

Resalta lo “oportuno” de la propuesta de reducir impuestos en el contexto de los cinco fracasos electorales al hilo del PRI (Oaxaca, Puebla, Sinaloa, Guerrero y Baja California Sur), al próximo proceso electoral en el Estado de México y a la expectativa del incremento en los precios del petróleo derivado de la crisis en Egipto y de la recuperación económica.

Se necesita una reforma fiscal promotora permanente de la inversión no una que promueva exclusivamente votos en el muy corto plazo. Una reforma que se preocupe de las necesidades de la población y que realmente comulgue con los valores y con la orientación ideológica de la escuela de pensamiento económico que ideó este tipo de esquemas fiscales, representada por Robert Mundell y Arthur Laffer llamada Supply Side Economy (Economía por el lado de la Oferta).

Esta escuela de pensamiento económico propone recortar los impuestos para que las familias tengan más liquidez y así puedan consumir y ahorrar más y las empresas retengan una mayor proporción de sus ganancias y de esta forma inviertan más en el mediano y largo plazo, generando de esta forma más fuentes de empleo y una disminución de la inflación para mejorar el bienestar de la población.

México necesita hoy más que nunca políticas públicas que incidan directamente en las causas de los problemas que nos agobian, problemas que si no se solucionan de raíz amenazan la gobernabilidad de la nación.

Nota: Las opiniones que se presentan en la sección de blogs de CNNExpansión.com, son responsabilidad única de sus autores y no reflejan necesariamente la opinión periodística de CNNExpansión.
Términos y condiciones

9 Comentarios para “El efecto Edomex o la Supply Side Economy.”

  1. 1 | Lo dijo: Jorge Gabriel Huidobro Ruiz

    Estoy totalmente de acuerdo con el pensamiento formado a partir de la reducción en los porcentajes del I.V.A. y el ISR.
    El PRI solo esta buscando votos tanto para el edo. de México como para la presidencia, ya que una reforma fiscal que en verdad busque el promover la inversión requeriría de algo mas que solo una reducción en los impuestos.

  2. 2 | Lo dijo: Marianna Montante

    Me pareció bastante interesante el punto de no vincular más el petróleo con los ingresos de la nación, lo que los partidos políticos deberían de buscar es la inversión extranjera que promueva empleos y ayude al desarrollo económico del país, ayudando así las familias y empresas mexicanas que necesitan más allá de una reducción de impuestos.

  3. 3 | Lo dijo: Bernardo Lozoya Zamarripa

    La propuesta sobre una nueva Reforma Fiscal Integral, hecha por los senadores del PRI, me parece muy interesante. Espero que se vaya a aprobar, aunque se diga que es para poder ganar las elecciones próximas en el Estado de México, porque si estoy de acuerdo en que se bajen los impuestos porque mejoraria la economía de las familias, así como el consumo de éstas y se abrirían la spuertas a una mayor inversión, y así los empresarios pagarían los impuestos por el porcentaje tan bajo y no se la “jugarian” para no pagarlos. Pero con ésta Reforma Fiscal de bajar los impuestos, ¿no se llegaría a una gran crisis económica a mediano o largo plazo, como sucedio en Irlanda?

  4. 4 | Lo dijo: Giles Mariana

    El aumento en el precio del petróleo incrementa los ingresos de México, pero también hace más dependiente a su economía. Al modificar la tasa del ISR y del IVA se reduce la vulnerabilidad de las finanzas públicas a los cambios en el precio del petróleo. Creo que esto equilibraría un poco las cosas y haría a México más competitivo. Me parece una buena medida, pero muy lamentable que se quiera sacar ventaja política de esto, esperemos que esto se supere y se tomen buenas decisiones.

  5. 5 | Lo dijo: Ana Carolina Lopez Carrasco.

    Hemos sido enterados el pasado 3 de febrero, acerca de la oposición por parte del secretario de Hacienda, Ernesto Cordero, ante una reforma fiscal que baje el IVA de 16 a 12 por ciento; sin embargo, éste afirma que los impuestos son la fortaleza de las finanzas públicas.
    A mi parecer, estoy de acuerdo en su publicado, en el sentido que la propuesta a una nueva reforma fiscal sería realmente factible para el país, ya que al bajar impuestos servirían como incentivos a familias con el fin de tener liquidez para su consumo, por otro lado, en empresas se generaría mayor inversión.
    La suma de lo anterior sería una gran oportunidad para los mexicanos; con ello la caída del desempleo iría en aumento, y al mismo tiempo habría un gran desarrollo económico. Pienso que hacienda debería de reconsiderar la propuesta fiscal, pues sólo se ha especulado con su exterior, exponiendo Hacienda que esto sólo llevaría a un endeudamiento más acelerado; y desconociendo que el objetivo principal es una recaudación pública eficaz.
    No debemos olvidar el punto de que se pretende que la nueva reforma funcione con un carácter general, es decir, economías formales e informales serán contribuyentes a las nuevas tasas del ISR y del IVA, exentando medicinas y una canasta básica.

  6. 6 | Lo dijo: Emilio Hugues Arthur

    Es una propuesta muy interesante la que hace el PRI y la verdad los motivos de esta no deben de importar, sino los beneficios que acarrea. Estoy consciente que no es una reforma muy completa y que queda bastante por hacer, pero también nos tenemos que empezar a dar cuenta quienes son las personas que tienen más idea de lo que hacen con las finanzas públicas y cuales son las medidas (no partidos) que mas le convienen a México.
    En conclusión es una buena medida pero debemos comenzar a ver mas a largo plazo para no quedar estancados y depender de un recurso que tarde o temprano se va a agotar, tambien, debemos de ponerle un alto a tantas reformas incompletas y generar una que en verdad acarree un gran cambio al país.

  7. 7 | Lo dijo: Scarlett Castañeda

    Lo que se propone es bueno, y podria funcionar si estuviera estructurada y pensada para que se lleve a cabo en un largo plazo, pues de nada serviria que se implantara ahora solo por y con los fines politicos que se persiguen, ya que ademas de ser una solución momentanea que aparentemente ayudaria a incentivar la inversión; hay la posibilidad tambien que si despues de un tiempo las finanzas publicas se ven afectadas se tenga que regresar al porcentaje que se tenia y entonces una buena propuesta se habrá convertido en un fracaso.

  8. 8 | Lo dijo: María de Lourdes Jaime Serrano

    Pienso que la reforma propuesta por el Partido Revolucionario Institucional podría ser efectiva si estuviera mejor estructurada (y no solo pensada para la obtención de votos). La reducción del porcentaje de IVA y ISR contribuirían a disminuir la evasión de impuestos tanto de los individuos como de las empresas. También permitiría que empleados y empresarios disfrutarán más del fruto de su trabajo con lo que se podría llegar a un aumento de la inversión. Sin embargo, para generar inversión y ahorro, además de una reforma fiscal, se necesitan otras medidas para incentivarlos.
    No es posible que la economía de México dependa tanto del petróleo. Para que la economía crezca se necesita de una inversión bien aprovechada y empleada en diversos mercados. En consecuencia se llegaría a una mayor competitividad y eficiencia y por ende a un mayor crecimiento.

  9. 9 | Lo dijo: Erick Trujillo

    Como ya sabemos, las reformas en México se aprueban por que eres de mi partido y tu no eres de mi partido ¿o no?, entonces como bien se menciona en el artículo, hace falta ver hacia el mediano y largo plazo, la inversión, el ahorro, el bienestar, el gasto, etc. para poder realmente calcular el crecimiento económico que tiene el país, y dejar de comprar y, nosotros como votantes, vender nuestros votos a los políticos que sólo buscan mejoras nuestra entidad de manera provisional para así alistar más votos para su proxima campaña y su nuevo cargo en la cámara de diputados. Debemos volver al punto principal de cada una de las escuelas de la economìa para así conjuntar reformas que realmente tengan efecto en nuestra realidad y beneficiarnos todos de ellas.

Deja tu comentario