Está semana se espera la conclusión de las negociaciones del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2011. Cómo nuestros Senadores no le movieron una coma al techo presupuestal del 2011, esto es, a la Ley de Ingresos de la Federación enviada desde la Cámara de Diputados, todo parece indicar que ya todo está debidamente planchado  y sólo resta esperar que llegue el dead line del 15 de noviembre para hacer pública su aprobación. Sin embargo, el entorno económico internacional está cambiando a velocidades muy altas, ello hace necesario que se reformulen los supuestos macroeconómicos del PEF, básicamente el tipo de cambio, el precio del petróleo y la meta de crecimiento económico para el año entrante, aunque nuestros diputados tengan que posponer su vacaciones que seguramente las vienen planeando desde hace tiempo.

Pero vayamos por partes. Con el anuncio de los 600 mil millones de dólares de recompra de deuda que hará la Reserva Federal en los próximos 8 meses, ya tenemos dos ediciones de la flexibilización cuantitativa monetaria (QE) que sumadas son aproximadamente 1.7 trillones de dólares (750 del año pasado, 600 de la semana pasada y 350 mil millones de los vencimientos) monto que representa el doble de la cantidad de dinero en circulación desde que se iniciaron las recompras de bonos y un déficit fiscal de aproximadamente 10 puntos del PIB americano. Ello generará mayor inflación en EUA, menor inversión (efecto crowding out) y por lo tanto menor crecimiento económico, ante esto, la meta de 3.9% de crecimiento para nuestro país parece irrealizable. Por otro lado, al disminuir la tasa de crecimiento económico de nuestros vecinos y socios, disminuirá la demanda de petróleo generándose así disminuciones en su precio, por lo que sería recomendable que el precio promedio que fijaron los diputados pasase de 64.5 a 63 dlls. por barril y así no tener que hacer recortes presupuestales el año que entra. La entrada masiva de liquidez que se está registrando en las economías emergentes, México no es la excepción, hará que el tipo de cambio se aprecie en forma significativa, de igual forma es importante que se revise el nivel de 12.90 pesos por dólar al que está hecho el PEF y se cambie para dejarlo cerca de los 12.50.

Es un hecho que la primera flexibilización monetaria de la FED no sirvió, por ello se generó la derrota del partido demócrata la semana pasada. Esta inusual inundación de liquidez introduce innumerables riesgos a la economía global, de hecho hay opiniones autorizadas que están pronosticando para los próximos años, altos niveles de inflación en EUA, al estilo Latinoamericano, que más vale ir previniendo con medidas radicales en la economía mexicana  para que no nos vuelva a suceder lo del catarrito.

Nota: Las opiniones que se presentan en la sección de blogs de CNNExpansión.com, son responsabilidad única de sus autores y no reflejan necesariamente la opinión periodística de CNNExpansión.
Términos y condiciones