En mi artículo anterior destacaba la noticas de los 1,000 millones de seguidores de Facebook, la red social que hoy tiene más usuarios que el país más poblado del mundo.
Cifras tan impresionantes atraen a los individuos y las empresas, porque aparentemente es una ventana de acceso a los grandes mercados. Sin embargo el uso inadecuado de este medio nos puede dejar muy “solos” en esta red, y pretendo explicar las razones:

1. Pocos amigos usuarios: Yo soy, a comparación de muchos, un vil aficionado de Facebook, tengo apenas como 300 amigos en mi red, de los cuales 20 o 25 comparten fotos, vivencias, frases, chistes o tonterías en la red. No sé nada de los otros 280 aunque sé que están más cerca que antes. Entonces, de qué nos sirve estar en un medio con más de 1,000 millones de personas inscritas si nuestra red parece un “pueblo fantasma”
2. Seguir a empresas: Los negocios han identificado a Facebook como un gran aparador de Mercadotecnia Digital, y efectivamente lo es. Sin embargo el bajo entendimiento de su dinámica provoca que varios negocios publiquen contenido en exceso y sean “borrados” por sus seguidores. Si yo decido incluir en mi “timeline” a una marca o empresa espero obtener contenidos de valor, pero no a costa de perder de vista lo que hacen mis amigos. Un negocio que satura de contenidos a sus seguidores los puede cansar muy rápido.
3. Los contenidos: Una red como Facebook nos permite mostrar otra faceta de nuestras vidas, nuestros talentos que permanecían ocultos, como la fotografía, la poesía y el arte culinario, pueden despertar en nuestros seguidores interesantes reacciones. Está comprobado, aun de manera un tanto empírica, que los contenidos humorísticos, informativos, gráficos, breves y útiles son los mejor recibidos en esta red social. Si queremos utilizar este medio como un foro para vender nuestros productos, expresar ideas políticas o religiosas, probablemente no seremos bien recibidos. Recordemos que estas redes permiten al individuo buscar algo de confort del mundo virtual como un especie de “break” del mundo real, por lo que no queremos angustiarlos más, ¿Correcto?.
4. Las apariencias: Una de mis principales quejas sobre este medio es la frivolidad que permea en ella. Muchas personas utilizan la red para dar una apariencia distinta a su realidad personal. Tengo amigas que declaran amor eterno al marido en su mural pero varios sabemos de sus épicas peleas. O nunca falta el que anuncia que está empacando para su viaje a Europa o el que hace Check-In en las pirámides de Egipto. Es materia de un sociólogo pero con seguridad algo interesante sucede con la forma en que deseamos ser percibidos en esta red.
5. Las aplicaciones: La falta de garantías en la seguridad informática genera aun información no deseada, invitaciones a instalar aplicaciones de costo y otras herramientas que pueden provocar un daño a nuestros equipos y más aún a nuestra red de amigos. La falta de garantías por parte de Mark y su equipo pueden hacer más solitaria nuestra permanencia en Facebook.

No solo basta con tener presencia en la red más poblada del mundo, sino de obtener el máximo beneficio de la misma, también como un vehículo de legitimidad y congruencia.

Síganme mejor en Twitter: @ageifman


La Mercadotecnia Digital ha cambiado las reglas del juego en los negocios en los últimos 3 años.  Surgieron nuevos y potentes medios para dar a conocer productos y servicios pero a través de contenidos y de la interacción con los usuarios o consumidores. Medios totalmente interactivos y más democráticos, que descansan en herramientas tecnológicas de constante innovación.

Pero la gran pregunta que muchos se plantean es la siguiente: ¿Estos medios surgieron para darle alternativas al consumidor, o fue esta tecnología  la que modificó los hábitos del usuario y provocó el surgimiento de estos medios?. Un dilema similar al del “huevo o la gallina”

En mi opinión hemos experimentado una transformación simultánea, tanto en los nuevos hábitos provocados por la tecnología como en los medios para aprovechar dichos cambios.

Quiero compartirles también un dato revelador. En México existen más de 22 millones de TV Hogares y más de 27 millones de cuentas de Facebook. Esto nos permite deducir que un ama de casa estará frente al televisor mirando su telenovela favorita, pero con una computadora en las rodillas o ante su “Smartphone”, quizás comentando el programa televiso en su red social favorita.

Es muy claro que el surgimiento de las redes sociales ha modificado el tiempo que un individuo dedica a los medios tradicionales como TV, Radio y Revistas. La movilidad y el acceso a internet desde dispositivos portátiles han facilitado esta conversión.

Dicha transformación ha alertado a las emisoras de medios masivos por la reducción de su alcance. Es por eso que se observa una búsqueda de integrar las campañas publicitarias tradicionales a los nuevos medios. No es extraño mirar direcciones de Twitter o Facebook apareciendo en spots de TV, lo cual pretende extender el alcance. También la gran mayoría de spots producidos se encuentran disponibles en YouTube o Vimeo para que el consumidor pueda verlos.

Ahora bien, la Mercadotecnia Digital no es sinónimo de redes sociales.  Se trata de nuevas e innovadoras técnicas de persuasión que se montan en medios como las redes. Técnicamente hablamos de la creación de comunidades, de contenidos de valor, de generar conversaciones y adquirir mayor visibilidad en buscadores, entre otras estrategias.

La mercadotecnia digital ha llegado para quedarse, como coyuntura de cambios importantes en los usos y costumbres y como resultado de una mayor interacción entre los consumidores y los productos que consumen.

Síganme en Twitter: @ageifman

 



Nota: Las opiniones que se presentan en la sección de blogs de CNNExpansión.com, son responsabilidad única de sus autores y no reflejan necesariamente la opinión periodística de CNNExpansión.
Términos y condiciones