See on Scoop.itMarketing

Muchas personas, cuando crean su tienda online (o se lo están planteando), se preguntan si no habrá ya muchas tiendas que ofrezcan lo mismo, tanto en la red

See on www.urbecom.com


See on Scoop.itMarketing

Of the world’s roughly 7 billion people, 40% use social media daily. So, what are those folks doing on the major social platforms?

The following infographic by Saxum shows the daily activity on Facebook, Twitter, LinkedIn, Pinterest, Vine, Google+, and Tumblr, measured against each platform’s total user base.

On Facebook, some 23% of users check newsfeed more than five times a day, 2.7 billion people give Facebook posts a Like, and Twitter’s active users contribute 400 million tweets a day…

Abraham Geifman‘s insight:

Les comparto esta infografía que ilustra los flujos de tráfico por horario en las principales redes sociales. Es fundamental para un Community Manager u operador de Redes Sociales entender los flujos de su audiencia

See on www.marketingprofs.com


See on Scoop.itMarketing

Facebook botched some changes in 2013, but what will next year bring? Here’s our wish list.

Abraham Geifman‘s insight:

Seguro muchos nos preguntamos ¿hacia donde girará Facebook en el 2014?. Ante los movimientos demográficos y la creciente competencia, seguramente veremos nueva funcionalidad y aspectos de segmentación para continuar el atractivo de la red social más importante del planeta. Aquí encontrarán algunas reflexiones.

See on www.informationweek.com


See on Scoop.itMarketing

What are the 7Ps and how to use them? The marketing mix is a familiar marketing strategy tool, which you will probably know, was traditionally limited to t. Marketing topic(s):Marketing models, Online marketing mix.

Abraham Geifman‘s insight:

Esta versión de las 7 Ps con aplicación digital es muy funcional. Espero les interese

See on www.smartinsights.com


See on Scoop.itMarketing

Use a one page proposal as a resume alternative and get your dream job.

Abraham Geifman‘s insight:

Interesante forma de plantear nuestros CV.

See on mashable.com


Cuántas veces no leemos frases como: “La mejor calidad a los mejores precios” o “40 años de experiencia nos respaldan” como frases publicitarias.

“Experiencia”, “honradez”, “calidad”, “servicio”, son líneas que alguna vez fueron diferenciadoras y vendedoras. Hoy en día las Pymes deben comprender que lo mínimo que espera un cliente de cualquier producto o servicio son dichos argumentos, por lo cual ya no representan un argumento de venta.

Algo similar ocurre en una entrevista de trabajo entre un candidato y un reclutador. Los peores argumentos que puede dar un candidato son: “Soy responsable” “Soy comprometido” “Soy muy trabajador”. No son argumentos vendedores ya que es lo mínimo que una empresa esperaría de un candidato.

La globalización y por lo tanto las economías de escala hacen más uniforme la calidad de varios productos. En las computadoras, por ejemplo, la diferencia entre una marca y otra no la hace la calidad, ya que todas tienen el mismo tipo de teclado, los procesadores son los mismos, así como los componentes. La diferencia radica en otros aspectos como el soporte técnico, el diseño, los colores o algún gadget adicional (TV, unidad extra de memoria, etc…).

Sin embargo existen varios argumentos relevantes. Por ejemplo: El tiempo es una valiosa moneda de cambio. Cualquier servicio que pueda ahorrarle tiempo al cliente, tiene en su propuesta un argumento más vendedor que la calidad misma (Domino’s conquistó el mercado de las Pizzas con su promesa de los 30 minutos o gratis). También  todo servicio que disminuya el esfuerzo del cliente será bien recibido.

 

Otros argumentos vendedores  y diferenciadores son: El sabor o un sazón único, el empaque, la garantía, la entrega a domicilio, la limpieza, productos saludables y amigables con el medio ambiente y muchos otros que sólo el dueño de su negocio puede identificar y utilizar a su favor.


Empresas de todos los tamaños tienen el acceso y la posibilidad de crear su página WEB, ya sea como un instrumento de comunicación o un sitio para venta de productos o servicios.

Si hacemos el ejercicio de visitar varios sitios WEB de empresas, apreciarán una cerrada competencia en cuanto a recursos gráficos y creativos para hacer el sitio lo más atractivo posible. Existen extensos textos, videos, animaciones, imágenes atractivas, páginas “pop out”, banners y otros recursos para atraer la atención.

Sin embargo, un estudio reciente del sitio Marketing Experiments (www.marketingexperiments.com) establece que los primeros 7 segundos del ingreso a un sitio WEB son críticos para asegurar la permanencia del cibernauta y así evitar la salida del mismo, o el ya conocido indicador, que en el argot del medio se le llama “Bounce”.

El estudio indica que mejorando la experiencia del usuario durante los primeros 7 segundos de su ingreso se incrementa en 200% la posibilidad de permanencia en el sitio. Esto se puede lograr si el creador del sitio puede responderle al cliente 3 preguntas básicas en tan corto lapso de tiempo:

1. ¿Dónde estoy?

El sitio debe ser capaz de explicar en una frase limpia, simple y/o con ayuda de imágenes dónde se encuentra el visitante. Si se trata de un sitio para comprar algo, para consultar, para colaborar o simplemente para informarse. A esta etapa se le llama de Orientación.

Para lograr una comunicación clara de esta pregunta el dueño del negocio debe tener claro su producto y el beneficio que ofrece, pero de manera muy simple.

2. ¿Qué puedo hacer aquí?

La primera pregunta no es suficiente para asegurar la permanencia. Inmediatamente después, el sitio debe ser capaz de explicar de manera muy concisa que puede hacer el visitante ahí. Ejemplos: “Aquí puedes consultar la cartelera de tus películas favoritas”, ”aquí puedes adquirir los mejores paquetes de vacaciones”, etc.

Aquí es donde la empresa debe comunicar su beneficio lo más claro y conciso posible.

3. ¿Por qué debo hacerlo?

Esta tercera pregunta cierra el círculo virtuoso y genera la mayor actividad persuasiva del sitio. Debe expresar muy rápido el diferenciador del sitio vs. otros sitios o recursos de comunicación. De responderse adecuadamente esta tercera pregunta, será altamente probable que el usuario continúe con su navegación en el sitio.

Para responder esta tercera pregunta la empresa debe tener claridad sobre su diferenciador en el mercado. Razones muy claras por las que sus clientes deben utilizar sus servicios y no los de algún competidor o producto sustituto.

Si bien es muy claro que existen valores de producción para hacer un sitio WEB más “sexy” que otros, no servirá de mucho si no son capaces de responder estas 3 preguntas en los primeros 7 segundos. Aquí es donde una Pyme puede sacar ventaja si logra captar la atención de sus visitantes vs. otros grandes sitios gráficamente atractivos pero con pobre capacidad de comunicación.


El panorama digital sin duda es altamente complejo, tanto en la variedad de soluciones como la agilidad de su crecimiento y movilidad, dado por las propias tendencias del usuario y por las nuevas tecnologías.

Sin embargo, las redes compartían entre si los rasgos de novedad, crecimiento exponencial y metodología de operación, donde predominan las imágenes, los textos, el video y audio como sus principales canales.

Sin embargo, llega un momento en que la madurez de los dispositivos y de las mismas redes obligan a cambiar los modelos de negocio y comerciales, así como migraciones de usuarios entre las diferentes alternativas. Es por eso que probablemente nos encontramos en el alba de una nueva visión de las redes sociales, que yo he nombrado como “Redes sociales 2.0” y que obedece a varias señales, entre las cuales enlisto tres principales:

Migración de seguidores:

Facebook es la red más grande y por mucho, con más de 1,000 millones de usuarios se ha vuelto parte integral de nuestras vidas. Sin embargo cierto sector de la población ha iniciado su migración hacia otras redes. Facebook inició entre jóvenes, quienes muy pronto se sintieron observados por sus padres, quienes ingresaron a la red para interactuar con sus hijos (o para vigilarlos). Pero resulta ahora que adolescentes de 13 a 16 años están abandonando Facebook porque no solo están sus padres, sino ahora son sus abuelos quienes ingresan a esta red e interactúan con ellos. Un chico de 13 años me comentaba el otro día: -No tengo problema de que mis padres pongan Like en alguna de mis publicaciones, pero cuando mi abuela escribe “Qué guapo te ves en esta foto”, quiero salirme de Facebook para siempre”. Estos jóvenes inician su migración hacia otras redes como Snapchat, Vine, Instagram,  o inclusive utilizan Whatsapp (que no es precisamente una red social).

Crecimiento Orgánico limitado:

Durante un buen tiempo las redes han crecido en su alcance y número de seguidores de forma orgánica, es decir, a base de un proceso natural generado por la calidad de los contenidos. Muy pronto veremos una desaceleración de este crecimiento, y la necesidad por parte de las empresas, de generar inversiones en publicidad para generar un crecimiento pagado y estimular un poco más dicho crecimiento orgánico. Y hablamos de publicidad bajo los nuevos modelos comerciales que varias redes manejan para incrementar el alcance de un individuo o de una marca.

Integración:

Como estrategia de mercadotecnia digital, las redes operadas de manera independiente no tendran resultados destacados. Hoy en día es necesaria una estrategia que permita integrar a todas las redes y sus contenidos de tal forma que direccionen al seguidor hacia un punto de encuentro único, que normalmente es la página WEB. El sitio de internet deberá operar como centro neurálgico de toda estrategia en redes sociales, aunque el negocio o marca no haga ventas en línea.

Existen muchas más variables para demostrar que estamos frente a redes con mayor madurez y que entienden su propósito social y comercial, pero estas 3 son a mi gusto las de mayor impacto al día de hoy.

Síganme en Twitter: @ageifman

 


Uno de mis sitios favoritos de mercadotecnia llamado www.marketingexperiments.com dedica bastante espacio y contenidos para hablar y plantear metodologías sobre un tema que se ha convertido en estratégico para la era del Marketing Digital, y se llama LPO (Landing Page Optimization). Consiste en un proceso continuo para mejorar la página principal de una empresa,  tienda virtual o negocio a partir de que un banner, correo o buscador llevó a un prospecto hacia ella. El propósito de hacer LPO es convertir prospectos en clientes, a partir de brindarles la mejor experiencia en línea posible.

Si un internauta busca información sobre un gadget de moda en una tienda virtual, el número de clicks que efectúe para encontrarlo podrá hacer la diferencia entre comprar y no comprar. La página principal o “Landing Page” es fundamental para facilitarle el camino al prospecto hacia el objetivo deseado.

Lo mismo ocurre en los espacios físicos de venta. El “Merchandising” o Mercadeo, que yo defino como estrategias diseñadas para acercar los clientes a los productos, es fundamental para convertir prospectos en clientes.

Mucho se ha avanzado en técnicas para crear mapas o layouts de tiendas en función a los hábitos de consumo, a través de la ya conocida práctica de la Administración por Categorías. Antes era complicado encontrar hilo dental en un autoservicio, hoy existe toda una sección llamada “cuidado oral” donde encontramos en un solo lugar lo necesario para cuidar nuestras bocas.

Lo mismo debe ocurrir en línea, con la ventaja adicional de que existe tecnología muy accesible para auditar todas las actividades que hace un visitante a un sitio, desde el tiempo que permanece en él, cómo llego al sitio (a través de un buscador, de un correo, de una red social o de un banner) y los recorridos virtuales que tuvo que hacer para llegar a su objetivo. Es aquí donde hace sentido el LPO, en la mejora de experiencia a través de optimizar continuamente el portal, en función a los hábitos de navegación de sus visitantes.

Otro gran beneficio del Merchandising en línea es que si un portal reconoce al visitante y tiene información de él, puede configurar dicha página en función a sus hábitos. Imaginemos un supermercado que reconociera a cada visitante y acomodara inmediatamente sus productos en función a los hábitos y preferencias del cliente. Lo que en los espacios físicos es imposible se puede lograr en las superficies virtuales de venta.

Lo más cercano a mi burdo ejemplo existe con las tiendas Seven Eleven en Japón. Algunas de estas tiendas cambian el acomodo de sus productos hasta 3 veces en un mismo día, producto de los hábitos ya identificados. Por las mañanas se le otorgan grandes espacios al café y a los desayunos para oficinistas, e inmediatamente después se reconfiguran los espacios para amas de casa y por la tarde para estudiantes.

Optimizar un portal de internet quizás no es nuevo, pero se deben aplicar criterios y estrategias similares a los de tiendas físicas para asegurar una experiencia grata del cliente, que puede ser sumamente despiadado y abandonar un sitio desubicado en cuestión de un solo click  en el tan fatídico recuadro rojo de la esquina superior derecha.

 


Hace algunos años, cuando algún compañero gerente de marca recibía una seductora llamada de un Headhunter o reclutador externo llovían los consejos sobre qué preguntar en la fase de entrevistas. Una pregunta clave era sobre cuál sería el presupuesto de mercadotecnia a ejercer en el nuevo puesto, y de ahí podía depender la aceptación del reto por parte del candidato.

Hoy en día esa pregunta no debería hacerse más. El mercadólogo de hoy debe pensar en la optimización de los recursos en lugar del “gasto” hacia una mayor rentabilidad.

Ya roto el paradigma, es cada vez más frecuente dirigir una marca o área de mercadotecnia con presupuestos sumamente modestos, sin que esto represente una devaluación del gerente o director.

El sector farmacéutico normalmente es el más favorecido, con presupuestos de mercadotecnia entre el 10% y hasta el 20% del total de las ventas, seguido del sector de consumo masivo, donde un buen presupuesto es del 5% de las ventas. Sin embargo, sectores como el de comercio al menudeo o retail manejan presupuestos inferiores al 1% de las ventas, que aún así pueden ser montos interesantes pero no tanto como los sectores más sensibles a la publicidad masiva.

Pero existen cientos de empresas que manejan presupuestos modestos con un staff de alto nivel profesional, lo que hoy en día no debe representar un signo negativo. Hoy en día se aplica el más alto escrutinio por parte de las áreas financieras para otorgar recursos de mercadotecnia en las empresas. Será muy relevante proyectar escenarios de impacto y retorno de inversión ante nuevas partidas presupuestales para accesar a más recursos.

Operar con bajos presupuestos o inclusive sin ellos representa un reto adicional a la creatividad y talento para transformar una organización y sus marcas hacia un crecimiento, y hacer mucho con poco será una gran experiencia para narrar en una entrevista laboral.

A continuación sugiero una serie de actividades que se pueden gestionar sin presupuesto de mercadotecnia, que ayudarán al negocio y a la relevancia de nuestro rol en la organización:

1. Ayudar sin estorbar al área de ventas

El enfoque y visión de mercadotecnia pueden inyectar credibilidad y poder a una negociación comercial.  Acompañar a los gerentes de cuentas clave o de ventas a negociaciones corporativas (sin afectar una negociación) puede agregar valor si se apoyan de alguna presentación de cifras relevantes de algún estudio de mercado o de otras fuentes, en la tan conocida “revisión de negocio”. Recordemos que un propósito de la mercadotecnia es facilitar la labor del vendedor, y es en el campo de acción una perfecta ocasión para apoyar.

2. Establecer alianzas

¿Queremos hacer una promoción pero no hay dinero?. Podemos negociar alianzas con empresas adyacentes a la nuestra, en la cual nuestra participación sea con creatividad y no con dinero. Si acaso pagamos una iguala a una agencia de publicidad o de diseño, podemos negociar la propuesta creativa vs los recursos de la otra empresa. Esta práctica ya es muy común y definitivamente agrega valor.

3. Utilizar el producto como moneda de cambio

Existen empresas donde se puede disponer de mercancía para fines promocionales. El pago de una actividad promocional con mercancía también puede ayudar a detonar un co-marketing con otra empresa o una promoción de ventas con algún cliente o distribuidor.

4. Investigar

La información y los “insights” del mercado y del consumidor le otorgan visibilidad a la organización para sus estrategias de crecimiento. La visión de un mercadólogo de lo que ocurre en el campo puede ser de gran valor y sin necesidad de ejercer presupuesto. Se recomienda dedicar un porcentaje importante del tiempo laboral en la calle, visitando clientes, o tiendas (si aplica), conversando con clientes y consumidores, y sobre todo reportando nuevas tendencias, comportamiento de precios, información de nuevos consumidores, nuevos patrones de comportamiento, entre otros. Lo anterior hará lucir la pro actividad del gerente de mercadotecnia, y le facilitará la negociación interna para obtener más recursos.

5. Planear

Finalmente, la falta de recursos no limita el espacio de planeación de mercadotecnia. Se recomienda dedicar tiempo a conocer nuevos servicios, proveedores, tendencias, materiales. Todo lo que pueda plasmarse en un eficiente plan de acción, para tiempos mejores o para efectuar actividades.

 

Síganme en Twitter: @ageifman

Síganme en Facebook: www.facebook.com/ageifmanu



Nota: Las opiniones que se presentan en la sección de blogs de CNNExpansión.com, son responsabilidad única de sus autores y no reflejan necesariamente la opinión periodística de CNNExpansión.
Términos y condiciones