Ahora que Oceanografia se encuentra en concurso mercantil su lista de acreedores y demandantes ha comenzado a salir a la luz.

Se trata de una lista de 149 acreedores, entre los que destacan el Servicio de Administración Tributaria, Office Depot, KPMG, el Instituto Mexicano del Seguro Social, la Comisión Federal de Electricidad y hasta una fundación, que no llama atención por el monto del adeudo reclamado de apenas 6,000 pesos, sino por el nombre.

Se trata de la Fundación Juan Camilio Muriño Terrazo, que opera la familia del fallecido ex secretario de Gobernación del expresidente Felipe Calderón Hinojosa.

Hasta ahí todo normal, sino fuera porque en reiteradas ocasiones se vinculó a la familia Mouriño Terrazo con el empresario Amado Yáñez Ozuna, de Oceanografía.

Según el documento del proceso concursal, la Fundación Juan Camilo Mouriño, con sede en Campeche – la entidad donde Oceanografía tiene su principal actividad-,  aparece como el acreedor número 58.

Aunque no se dan mayores detalles sobre el adeudo, el nombre de la fundación aparece solo como un posible botón de muestra de lo que parece ser una enredada telenovela, de la cual todavía no conocemos los últimos capítulos.


Será el próximo martes 8 de julio cuando uno de los grandes proyectos del empresario Carlos Slim comience. Se tiene programado que el Presidente Enrique Peña Nieto y el ingeniero civil de profesión, Carlos Slim, inauguren la primera planta de Cementos Fortaleza que surge de la firma Elementia, una asociación con Mexichem, de Antonio del Valle y una alianza con el gigante Lafarge.

La nueva planta está ubicada en Santiago de Anaya, Hidalgo, y es el inicio del proyecto que busca producir dos millones de toneladas de cemento al año en un mercado que encabezan Cemex, Holcim y otros productores como Cruz Azul y Cementos Chihuahua.

En Cementos Fortaleza, Elementia participa con un 53% de la alianza estratégica mientras que Lafarge tiene el 47% restante. Recodemos que Antonio del Valle posee 54% de Elementia, mientras que el restante 46% de la firma es propiedad de Slim a través de su consorcio Grupo Carso.


El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) tiene en la mira a Teninver, una filial de Telmex que hace unos años pidió la autorización de la Comisión Federal de Competencia y la Comisión Federal de Telecomunicaciones para adquirir a un proveedor de servicios satelitales.

El regulador “previno” a esta filial de Telmex dentro de la investigación que lleva sobre este caso, aunque no detalla si le requirió información o bajo qué concepto la “previno”.

Teninver aparece dentro de los documentos revelados a inicios de este año donde se aprecian una serie de contratos y acuerdos para que Telmex pudiera comprar a Dish en un futuro.

El instituto continúa con el acopio de información sobre estos documentos, y Teninver es una pieza clave para entender si los acuerdos entre Telmex y Dish son o no legales, pues es esta compañía la que iba a adquirir las acciones del operador de televisión satelital en caso de concretarse la operación, según los acuerdos difundidos en febrero pasado.


Los gigantes estadounidenses, que se encuentran en proceso de fusionarse, se han acercado al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) para que apruebe la operación en lo que concierne a México, en un proceso que están llevando tanto en Estados Unidos como en todos los países en los que opera.

AT&T acordó la compra de DirecTV por unos 48,500 millones de dólares en mayo pasado.

El regulador abrió el expediente UCE/CNC-003-2014 para analizar las implicaciones de la fusión en territorio mexicano, donde tienen una presencia limitada en comparación a Estados Unidos o mercados como el brasileño, pero con presencia en el caso de telecomunicaciones corporativas, en el caso de AT&T, y de TV de paga por parte de Sky, en el caso de DirecTV que tiene el 41% de esa empresa que controla Televisa.

De entrada parece que sólo se tratará de una formalidad, pero habrá que ver la decisión del IFT.


Aunque los nuevos impuestos a la comida calórica afectaron el consumo de estos productos, le dieron energía a la Secretaría de Hacienda y a la división de Salud y Nutrición de DuPont, pues esta empresa química cuenta con todo tipo de enzimas, emulsificantes, cultivos probióticos y estabilizantes que ayudan a quitarle calorías a los alimentos o disminuir la grasa sin que el alimento pierda su estructura y frescor.

La demanda de estas innovaciones para la industria alimenticia tuvieron un crecimiento de 50% en el último año, pues los fabricantes de mermeladas, confitería y gomas de mascar, entre otros, están muy interesados en bajarle las calorías a sus productos, evitar que el cuerpo produzca insulina al consumirlos e incluso que no generen caries.

También hay amplia demanda por los emulsificantes que contienen grasas más sanas y que no modifican el sabor y la estructura de la comida. En el caso de la margarina, por ejemplo, el emulsificante ayuda a que ahora contenga más agua que grasa.

Cada año, DuPont invierte 2,100 millones de dólares en investigación y 60% de esos recursos van al área de alimentos. El negocio del futuro.


El mayor operador de televisión por cable del país, Megacable, parece que va por una pequeña operadora de televisión restringida en Campeche llamada TV Seybaplaya.

La operación en realidad parece muy focalizada, pues abarca la zona de Champotón, donde Megacable también tiene operaciones.

Las empresas notificaron al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) sus intenciones de realizar la “operación” por lo que parece que Megacable adquirirá al pequeño operador.

CANACAR Vs. Pemex

El Comité de Autotanuqes de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (CANACAR) reavivó el conflicto que tiene con la dirección de Pemex-Refinación a la que acusa de incumplir los acuerdo signados el año pasado con una 150 empresas  con más de 4,000 autotanques.

Estas empresas prestan servicio a la subsidiaria de Pemex desde enero de 2011, contratos que en algunos casos se ampliaron  tanto en monto como en plazo, pero a decir de la CANACAR no se han respetado los acuerdos lo que pone a varias de las empresas “prácticamente en una situación de quiebra técnica y financiera”.

Los acuerdos fueron suscritos por Francisco Fernández, subdirector de Distribución y Sergio Bueno, gerente de Transporte Terrestre de Pemex-Refinación.


El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) tiene reservados tres casos muy importantes sobre los cuales ya determinó algo, pero que el público en general desconoce.

El primero es la petición de información a Telmex y Dish sobre las acusaciones de que su relación va mucho más allá de un acuerdo de facturación y cobranza entre las compañías.

Si bien parece que aún no definen si los acuerdos dados a conocer hace unos meses violan o no la ley, sí se les notificó que existen dudas sobre su legalidad.

El segundo tiene que ver con los compromisos a los que llegaron Megacable y Cablevisión luego de la multa que les impuso el regulador (la primera gran sanción desde su nacimiento) por cometer prácticas monopólicas.

El Pleno ya votó sobre los compromisos, pero no sabemos qué prometieron las compañías, ni qué opinaron los comisionados.

El tercero es sobre el cumplimiento de condiciones sobre la fusión entre Televisa y TVI, que heredó de la extinta Comisión Federal de Competencia (CFC).

La CFC ya había multado a Televisa por incumplir con estas condiciones al haber cruzado directivos con Iusacell antes de que se aprobara su fusión, y aunque fueron dos operaciones distintas, con casi cuatro años de diferencia, las condiciones seguían vigentes, y todavía se mantienen.

Aunque como en los otros dos casos, que se han votado durante mayo, sabemos que ya lo discutieron, pero no qué pasó.

Para unos temas el IFT ha tardado horas en divulgar sus resoluciones, y para otros prefiere esperar.

 Enova recibirá al BID

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) a través del Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN) firmará un convenio  de colaboración técnica con Enova una empresa que construye y opera centros educativos en zonas marginadas.

La firma mexicana, que fue seleccionada como Emprendedor Expansión y CNNExpansión en 2011 desarrollará un portal de capacitación virtual  para facilitadores educativos.

Entre 2011 y 2013, la compañía aumentó 144% sus ventas y pasó de 42 a 70 centros,. El proyecto más importante en los últimos años fue la inauguración de 25 bibliotecas digitales en el Estado de México.

La firma del convenio  mañana miércoles será encabezada por Mercedes Araoz,representante del BID en México y Jorge Camil, director de Nuevos Negocios y co-fundador de Enova que también ha sido reconocida por el Foro Económico Mundial.


Oceanografía y el futuro de la reforma energética

El Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) no sólo ha cerrado los pagos de Oceanografía a sus acreedores, sino también la información. La compañía se encuentra en concurso mercantil, pues el Gobierno ha dicho que quiere mantenerla en operación para salvar los empleos, pero algunos acreedores en Estados Unidos no saben qué sucede con la compañía y mucho menos con sus inversiones.

Estos fondos participaron en la oferta de bonos por unos que realizó Oceanografía a mediados de 2013 a una tasa de 11%, y que ha arrastrado a varios inversionistas a nivel mundial que apostaron su dinero a este proyecto. Por ahora se mantienen al margen de los medios pues han iniciado litigios y procesos para recuperar sus capitales, pero ven un problema más de fondo pues se preguntan si vale la pena invertir en un país que no pueda asegurar la recuperación de sus capitales.

Así que ante la apertura del sector gracias a la reforma energética, a pocos les queda duda que uno de los retos para el país será evitar los casos de corrupción como Oceanografía, porque los capitales igual vendrán si las demás condiciones son favorables, pero en lugar de moverse motivados por la transparencias, querrán darle la vuelta a la ley y autoridades.


La reforma energética resulta atractiva para empresarios de tierras tan lejanas como Japón, pues empresas como Mitsubishi,  Mitsui, Sumitomo, Sojitzu y Marubeni están muy interesadas en invertir en la generación de energía eléctrica y en petroquímica.

Mitsubishi fue la primera en incursionar en este sector en 2012 al adquirir 34% de participación en el proyecto del parque eólico en La Ventosa, Oaxaca, el cual abastecerá de electricidad a FEMSA y a Cervecería Cuauhtémoc Moctezuma-Heineken mediante  un contrato de 20 años, así que ya cuenta con experiencia.

Sumitomo Corporation de México, ya cuenta con una participación accionaria en la nueva planta de vehículos de Mazda, pero su interés va más allá de lo automotriz, pues tiene experiencia y capacidad para invertir en petróleo, gas, energía eléctrica y recursos minerales en nuestro país.


José Antonio Gerardo González Molina,  director de Banca Corporativa y de Inversión de Banamex desde 2010, conocido entre sus allegados del banco como “Pepín”, fue uno de los dos ejecutivos de mayor rango despedidos por Citigroup ante el presunto fraude de 400 millones de dólares cometido por Oceanografía, al que se le suma Adolfo Herrera, ahora exdirector de Citi Transaction Services México.

González, Ingeniero Químico por la Universidad Iberoamericana, tenía más de dos décadas en el sistema financiero, fue presidente y director general del Grupo Financiero Barclays Bank Mexico, Socio Senior de Allen Global Advisors LLC y Managing Director en Deutsche Bank.

En el mismo nivel que Alonso García Tamez, director de Banca de Gobierno, González se encargaba de delinear los procesos para valorar las solicitudes de créditos de corporativos para asegurar que los riesgos asociados son entendidos por las contrapartes y reportaba directamente a Javier Arrigunaga, director del Grupo Financiero Banamex.

Al  igual que Herrera, González fue despedido por omisión, ya que al parecer no verificó los procesos que se siguieron  para la autorización de los créditos a Ocaenografía, los cuales por cierto fueron modificados por José Ortega, un ejecutivo de factoraje y que en 2012 dejó de trabajar en Banamex para laborar en Oceanografía con lo que dicen se unió a su esposa que ya trabajaba en esa empresa hoy intervenida por el Gobierno federal.

Al menos es lo que algunas fuentes comentan que descubrió Shearman y Sterling, la firma que investigó y entrevistó a más de 100 trabajadores sobre el caso de los créditos a Oceanografía y que por cierto participó en las indagaciones del sonado caso de “La ballena de Londres”, un escándalo financiero de JP Morgan que le costó más de 680 mdd.

Pero mientras siguen las investigaciones, la semana pasada Michael Corbat, CEO de Citi visitó la sede de Banamex  en la Ciudad de México y en el auditorio de su corporativo en Santa Fe ante más de 250 ejecutivos y trabajadores a los que se conectaron en videoconferencia las oficinas de Puebla, Tijuana, y Monterrey, entre otras sedes, brindó su apoyo a la filial mexicana y a su presidente y copresidente de Citi, Manuel Medina Mora.



Nota: Las opiniones que se presentan en la sección de blogs de CNNExpansión.com, son responsabilidad única de sus autores y no reflejan necesariamente la opinión periodística de CNNExpansión.
Términos y condiciones