La adquisición del 71.8% de Grupo Zena por parte de Alsea, en un transacción por alrededor de 105 millones de euros, no entusiasmó mucho a los analistas, que tienen severas dudas sobre los retos que deberá enfrentar la operadora de restaurantes mexicana para poder terminar de integrar a la recién adquirida Vips al tiempo que pone su primer pie en Europa.
Queda claro que Alsea ya decidió probar de esa nueva sopa, llamada Europa, con la adquisición de una participación en los 427 restaurantes de la operadora española Grupo Zena, pero lo que no es posible anticipar todavía es el sabor de boca que le dejará este nuevo bocado a la empresa de los Torrado.
Por lo pronto el director de Alsea, Fabián Gosselin, tendrá oportunidad de aclarar las dudas a los analistas o al menos eso intentará, pues se prevé que este jueves lleve a cabo una conferencia telefónica, en la que se espera que hable de sus planes con esta nueva compra.
Habrá que oír lo que Alsea tenga qué decir, sobre todo si se toma en cuenta que en el segundo trimestre de este año, la operadora sorprendió a los analistas al anunciar que tuvo que cerrar 14 Vips que presentaban malos resultados y que estimaba que tendría que reconvertir cuando menos 30 unidades de esta marca, que presentaban bajas ventas.


En medio del desastre financiero que viven al menos  un centenar de municipios de México, funcionarios de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, encabezada por Luis Videgaray, se han reunido con algunas agencias calificadoras para encontrar soluciones a este problema.

De acuerdo con directivos de una de las más grandes calificadoras, en la reunión que sostuvieron con Hacienda se les dejó ver a los funcionarios que lo más relevante es que los municipios tengan una visión de largo plazo para estructurar una buena planeación de sus finanzas públicas y que vayan más allá de la transición política que se lleva a cabo cada tres años.

Los especialistas coinciden en que varios municipios enfrentan severos retos en materia de transparencia y confiabilidad de su información, en especial en lo referente a sus obligaciones financieras de corto plazo, que tienen en la tablita a varias de estas entidades pues las pueden llevar a caer en impago.

Otro de los desafíos es el fortalecimiento en la recaudación local ya que las estructuras administrativas municipales son más susceptibles a los procesos electorales.


American Tower, el gigante estadounidense que se dedica a rentar antenas de telecomunicaciones, afirma que las facultades entre los nuevos reguladores no quedaron totalmente claras.
La compañía estadounidense adquirió en septiembre pasado a Global Tower Partners, una empresa de torres de telecomunicaciones controlada por el fondo de inversión Macquarie, que a su vez administra a FIBRA Macquarie en México.
Global Tower tiene una “pequeña participación” en el mercado nacional de torres de transmisión, segmento que domina American Tower, pero quedó “excluida” según Jonathan Walbridge, director de Operaciones del Fondo de Infraestructura Macquarie México.
Las compañías notificaron a la Comisión Federal de Competencia Económica (CFCE) sobre una transacción para la venta de torres de telecomunicaciones que sirven para retransmitir señales de telefonía celular.
En diciembre, la CFCE les dijo que no tenían vela en el entierro, pues debieron dirigirse al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), lo cual puede parecer obvio si se habla de torres de “telecomunicaciones”. Sin embargo, la votación en la CFCE resultó dividida, pues los comisionados Jesús Ignacio Navarro, Benjamín Contreras y Alejandro Ildefonso Castañeda, consideraron que sí eran competentes para ver el tema.
Ahora el IFT que deberá deliberar sobre la transacción, pero al final deja ver que incluso entre quienes toman las decisiones en la CFCE no les queda claro qué asuntos les compete analizar y definir.


La reforma energética de México es el tema del que más se comenta sobre el país en los pasillos del Westin Playa Bonita, en Panamá, donde se lleva a cabo el Foro Económico Mundial sobre América Latina.

Y es que dependiendo de la empresa, unos dicen que es una reforma más de energía eléctrica y otros que es de petróleo y recaudadora.

Lo que es un hecho es que para energía eléctrica los vientos soplan a favor del consumidor, dicen, porque prácticamente con un cambio en la forma en que opera y se cobra la red de CFE se puede disminuir el costo del servicio, claro también depende de tener acceso a gas natural. Ejecutivos de empresas de energía prevén un boom de proyectos tradicionales, es decir, plantas de ciclo combinado, hidroeléctricas, termoeléctricas y hasta eólicas, mientras que otros como la fotovoltáica no serán, todavía, tan solicitados.

Por lo pronto esperan que proyectos de energía renovable más costosos se queden en el tintero.


Una de las mayores felicitaciones que recibió el presidente de México, Enrique Peña Nieto, durante la reunión a puerta cerrada que tuvo con empresarios en el marco del Foro Económico Mundial en Davos fue la del CEO de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán.

El ejecutivo de una de las principales empresas de energía del mundo dijo que las acciones emprendidas por el actual Gobierno de México y las reformas aprobadas por el Congreso se aprecian más en el extranjero que en al interior del país.

En la reunión a la que según nuestras fuentes acudieron los directores y ejecutivos de 70 multinacionales, el CEO de Iberdrola destacó que México está viviendo una “revolución silenciosa” que lleva a la compañía española a invertir unos 1,500 millones de dólares y que en breve podría anunciar un paquete de inversión de entre 5,000 y 7,000 millones de dólares para los próximos años.

De hecho en esta reunión hubo alrededor de 10 reconocimientos a la gestión de Peña Nieto, quién no sólo destacó el potencial de las reformas aprobadas el año pasado, sino que incluyó el futuro de nuevos proyectos como los de la conexión en la zona metropolitana de la Ciudad de México y los trenes en la península de Yucatán y el proyecto de Toluca-Guadalajara.

Tan sólo Javier López, consejero de la constructora española OHL, dijo que en el extranjero hay una mejor percepción de México que en el interior.

Los funcionarios mexicanos dicen en los pasillos, que esta es una de las mejores y efectivas reuniones que han tendió con el sector empresarial del mundo desde que inició la actual administración, el tiempo los dirá.


Los órganos reguladores aún debaten en cómo cumplir con la reforma en telecomunicaciones y competencia en cuanto a la transparencia que deben dar a sus sesiones del Pleno, donde los comisionados resuelven los asuntos más importantes que cada institución ve.

La Comisión Federal de Competencia Económica (CFCE) y el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) se quedaron sin sus prometidas leyes secundarias, y entre una de las cosas que se definirán ahí, será cómo aplicarán la obligación de hacer públicos sus sesiones del Pleno, sin violar la privacidad de los datos personales que se vean en cada caso.

La intención era que se parecieran a los las sesiones de Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que incluso se televisan, pero ninguno de los órganos reguladores se ha atrevido a llegar a tal grado de apertura.

La CFCE tiene los audios editados de algunos de sus sesiones, mientras que el IFT aún no define qué rumbo tomará para cumplir con esta obligación. Y como las actuales leyes secundarias no los obligan a nada, prefieren esperar a arriesgarse a ser más abiertos.


La Comisión Federal de Competencia Económica (CFCE) gastó 3.8 millones de pesos (mdp) para acomodar en sus oficinas a dos de los nuevos comisionados, derivado de la ampliación de funcionarios que se dio con la reforma en telecomunicaciones, radiodifusión y competencia que se aprobó a mediados de este año.

En su primer reporte trimestral enviado al Congreso, el organismo informó que ese fue el costo para instalar a estos nuevos funcionarios, pues los integrantes del Pleno pasaron de cinco a siete, por lo que hacían falta oficinas y equipos de trabajo.

Sin embargo, el reporte olvida detallar en qué se gastó el dinero, pues sólo menciona que fueron 1.2 mdp en instalaciones y 2.6 mdp en mobiliario y equipo de informática.

Además, a la CFCE no le va a faltar dinero, pues la extinta Comisión Federal de Competencia (CFC) les heredó 88.4 mdp que no había ejercido a septiembre de este año. Además el presupuesto del órgano antimonopolios aumentó en 30% para 2014, para ubicarse en 297 mdp.

Y para culminar 2013, la Comisión se regaló nuevos dominios en Internet, y ya apartó las direcciones www.cfce.org.mx, www.comisioncompetencia.org.mx, www.cofece.org.mx y www.cofece.mx para ir migrando la información desde la dirección de la antigua CFC http://www.cfc.gob.mx

 


Este miércoles o en el transcurso del primer trimestre de 2014, el Banco Central de Estados Unidos dará a conocer si comienza con el retiro de los estímulos monetarios lo que ha traído volatilidad en los mercados. La apuesta es que será más hacia marzo el momento en que la Fed cambie de estrategia.

Pero más allá de eso, los economistas recomiendan no espantarse, que si bien inicia la reducción en el ritmo de compra de activos eso no significa que el programa terminará de tajo.

Incluso, de persistir una mejoría en la actividad económica del vecino país del norte el resultado para los mercados será positivo como se ha demostrado en las ocasiones en que ha terminado un programa de estímulos en los principales bancos centrales como el de Europa, el de EU o el de Inglaterra.

Los datos económicos que siguieron a este retiro de estímulos fueron positivos: una recuperación de la producción industrial, del consumo privado y de la confianza de los consumidores, en el caso europeo, dicen expertos.

Un avance en Estados Unidos podría derivarse de un mejor panorama económico. El consenso estima que la economía estadounidense se expanda 2.6% en 2014, superior al 1.7% estimado para 2013, debido a una mayor demanda privada y a un acuerdo fiscal que restringe en menor medida el gasto discrecional de los dos próximos años. La volatilidad se mantiene, sin duda, pero un mejor entorno en 2014 dará buenos rendimientos.

 


La reforma energética ya se encuentra más cerca de su publicación en el Diario Oficial de la Federación y de su entrada en vigor.

La nueva Ley promete grandes cambios para los sectores que dependen del gas y del petróleo, pero dejó de lado a las energías renovables.

La reforma constitucional, si bien incluyó entre sus modificaciones agregar la palabra “sustentable”, no contempla cambios para quienes generan energía a través de los esquemas solar y eólico.

Las asociaciones que promueven estos negocios habían pedido al menos menciones más contundentes sobre los incentivos que obtendrían con estas actividades.

Ahora esperarán a ver si las leyes secundarias arrojan beneficios para las compañías que generen su electricidad a partir de los renovables, porque si no se perderán el tren de la reforma energética.


El impuesto de un peso por litro a los refrescos generará daños colaterales que van desde una caída de entre 7% a 10% en las ventas de estos productos, hasta una caída en la compra de azúcar.

Y es que por ejemplo FEMSA, que estima declarar unos 6,000 millones de pesos (mdp) de los 12,000 mdp que el Gobierno pretende recaudar por el nuevo impuesto, advierte que de entrada eso podría generar el despido de personal de su embotelladora de productos CocaCola, además de que dejará de comprar unas 300,000 toneladas de azúcar, algo así como el 15% del edulcorante que los refresqueros compran a los ingenios mexicanos.

Recordemos que a partir del uno de enero se grava con un peso el litro de refresco, es decir, un peso por cada 100 gramos de azúcar que contienen las bebidas carbonatadas, lo que supone, dicen los embotelladores, uno de los impuestos más elevados para cualquier producto.

Hasta el momento, FEMSA no ha decidido si solicitará un ampara contra el nuevo gravamen, ya que aunque le generará menores ventas, lo que más discute es que se califica a los refrescos como un producto dañino para la salud, siendo que la firma regiomontana considera que no lo es, sino que todo exceso es dañino y por eso es que incluso promueve un esquema de vida saludable, campaña que por cierto tendría que recortar por menores ingresos.

Dentro de este menor consumo que espera de sus refrescos, puede presentarse un cambio en los hábitos, ya que en su línea de producción cuenta con refrescos bajos en calorías cuyo volumen es del 5% del total, mientras que en países como Argentina, llegan a representar 30%  de las ventas, así que como estos no están gravados con el nuevo impuesto, esperan que tengan un aumento en su participación de mercado.



Nota: Las opiniones que se presentan en la sección de blogs de CNNExpansión.com, son responsabilidad única de sus autores y no reflejan necesariamente la opinión periodística de CNNExpansión.
Términos y condiciones