Es un hecho que Luis Peña Kegel, director de HSBC México, desistió de su candidatura como presidente de la Asociación de Bancos de México ante lo que, según fuentes cercanas, es un proceso viciado y que demuestra que el gremio se ha dividido como ocurrió en la elección pasada.

En 2011 “era el turno de Peña Kegel”, pero se enfrentó la oposición de su anterior jefe, Roberto González Barrera (QEPD), aunque en aras de la unidad se “acordó” que fuera el siguiente presidente de la asociación que hoy agrupa a 43 instituciones, pero eso no ocurrirá.

El 13 de septiembre de 2012, la ABM llevó a cabo una Asamblea en la que aprobó reformas a sus estatutos, principalmente el artículo 35, en el que se señalaban los requisitos para competir por el siguiente periodo y que básicamente se refieren a que el registro debería realizarse hasta el 31 de diciembre para llegar a un consenso entre los agremiados a más tardar el 31 de enero y el único que se registró, por el acuerdo previo, fue Peña Kegel, director del banco inglés, que por cierto no le ha tocado el turno de dirigir al organismo cúpula.

Pero, en la pasada reunión de los banqueros, el 13 de febrero, nos cuentan que supuestamente Guillermo Ortiz, presidente de Grupo Financiero Banorte, rechazó apoyar a Peña Kegel argumentando que la imagen del banco, que recientemente pagó multas en Estados Unidos y México por permitir lavado de dinero entre 2007 y 2008, era dañina para la asociación. Por ello apoyó a Javier Arrigunaga, director general de Grupo Financiero Banamex, quien no se libra de un estigma, pues fue el último director del Fobaproa, institución que llevó a cabo el llamado “rescate bancario” en la crisis de 1995.

El problema, dicen los allegados al proceso, es que Arrigunaga, al no haberse registrado antes del 31 de diciembre pasado, estaría violando los estatutos de la asociación que obran en el Registro Público de la Propiedad. Y es que la ABM convocó a una Asamblea Ordinaria para el próximo 5 de marzo en la que se elegirá al nuevo presidente, pero para cumplir con la legalidad, antes no solo se deberían aprobar modificaciones a los estatutos, sino que se deberían registrar ante la autoridad, de lo contrario se abriría la puerta a que un tercero impugne la elección.

Así que el actual presidente, Jaime Ruiz Sacristán, de Ve por Más y el presidente ejecutivo, Luis Robles Miaja, del BBVA Bancomer, tienen una gran tarea por delante en un gremio que antes se dividió entre bancos pequeños y bancos grandes, o nacionales y extranjeros, pero ahora va más allá, pues hay un nuevo Gobierno que les ha exigido financiar el desarrollo de la economía y no solo vivir de las comisiones.

Friedman da nuevo apapacho a México

Si a usted le gustó la columna que escribió el domingo pasado Thomas Friedman, la que ahora mismo ya debe estar publicada en el NYT le encantará. Se trata de cómo el ecosistema emprendedor está tomando forma en México y cómo puede hacer la diferencia en la economía mexicana. El domingo pasado Friedman, ganador de tres premios Pulitzer, afirmó en su columna que México será la próxima potencial mundial y no China o India. La serie de columnas es resultado de un reciente viaje que hizo a Monterrey invitado, entre otros por José Antonio Fernández Carbajal, presidente del consejo de Femsa y del Tecnológico de Monterrey

Funcionarios del DF también son accionistas inmobiliarios

Vaya escándalo el que tiene el delegado de Coyoacán Mauricio Toledo. A principios de esta semana fue exhibido por supuestamente solicitar una “ayuda” de 1.6 millones de pesos a la inmobiliaria EGZN Arquitectura, propiedad de Gazi Nacif, para no detener una construcción inmobiliaria en su demarcación. En el sector inmobiliario se destacan a dos personajes del gobierno del DF con intereses en este rubro: Simon Neumann, secretario de Desarrollo Urbano y Vivienda, y Salomón Chertorivsky, secretario de Desarrollo Económico. Neumann ha sido denunciado públicamente por grupos ecologistas al tener conflicto de interés en el sector ya que es socio de las empresas AGRI SA de CV, Baita y Dekah. La Seduvi otorga los permisos de construcción en las 16 delegaciones del DF. Antes de ser nombrado como el encargado de Seduvi, Neumann se presentó a una reunión con el Comité del Bosque de Chapultepec con una tarjeta membretada por la Constructora Agri, con domicilio en Ibsen 40 8º piso, en la capitalina colonia Polanco. Por su parte, Chertorivsky es socio de la inmobiliaria Grupo Módulo Progresivo. ¿Podrán mantener ambos funcionarios sus dos cachuchas sin entrar en conflicto de interés?

 

 

Nota: Las opiniones que se presentan en la sección de blogs de CNNExpansión.com, son responsabilidad única de sus autores y no reflejan necesariamente la opinión periodística de CNNExpansión.
Términos y condiciones

Deja tu comentario