Cuando la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) daba por un hecho la semana pasada que a casi ocho años de que lo planteó, por fin habría un convenio que terminara con las disputas sobre interconexión telefónica, le volvieron a dar un revés que ha puesto de nuevo el proceso en una pausa indefinida. Con ello también queda en veremos la posibilidad de que a Telmex, de Carlos Slim, se le permita competir contra Televisa y TV Azteca en el mercado de televisión de paga, e incluso abierta, si así lo quisiera. La Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer) le puso un alto al Convenio Marco de Interconexión pues consideró que por mucha referencia internacional que argumentara la Cofetel, aquí la ley sí da espacio para que Telmex comparta la infraestructura que conecta a los hogares y negocios con su red troncal. Así que ahora toca al regulador del sector telecomunicaciones responder por qué no incluyó el procedimiento también conocido como desagregación del bucle local, pero esta vez con cifras, y no con ejemplos. ¿Y cuándo lo hará? Parece que aquí hay manga larga, porque el artículo 69-J de la Ley de Procedimiento Administrativo no fija un plazo para la respuesta, ni cuántas veces puede rebotar la Cofemer el anteproyecto de la Cofetel. “Cuando la dependencia u organismo descentralizado promotora del anteproyecto no se ajuste al dictamen mencionado, deberá comunicar por escrito las razones respectivas a la Comisión, antes de emitir o someter el anteproyecto a la consideración del Titular del Ejecutivo Federal, a fin de que la Comisión emita un dictamen final al respecto dentro de los cinco días hábiles siguientes”, dice el tercer párrafo de ese artículo. Así que está en veremos lo que decide el equipo del comisionado de la Cofetel, Gonzalo Martínez Pous, porque la última vez que la Cofemer les solicitó precisar algo sobre este convenio, se tardó seis meses en responder.

¿Qué hace Nissan en Silicon Valley?
La respuesta a esta interrogante es fácil. La firma japonesa quiere estar cerca de la inteligencia mundial, codearse con los cerebros creativos de las últimas décadas y, con esto, lograr un objetivo: fabricar autos que puedan conducirse por sí solos. Es por esto que la automotriz anunció en estos días la instalación en Silicon Valley de su Centro de Investigación Avanzada, en complicidad con Renault. Esta nueva sede forma parte de su plan mundial de incrementar la investigación y diseño fuera de tierras orientales, y a la vez fortalecerse en mercados latentes. Las tres vertientes para las que trabajará son: investigación sobre vehículos autónomos para alcanzar un futuro con movilidad segura y libre de estrés, investigación sobre autos conectados que puedan acceder a una infraestructura e Internet para optimizar energía y tiempo de eficiencia, y en el área de la Interfaz Humano-Máquina, para mejorar la experiencia de vehículos autónomos y conectados. “Aquí es donde todo está pasando, aquí es donde toda la inteligencia recae, así que es aquí donde Nissan necesita estar”, explicó al respecto Carla Bailo, vicepresidente senior de Investigación y Desarrollo de Nissan Americas.

Una píldora mueve al TEC
El  Tecnológico de Monterrey firmará este lunes un convenio de colaboración con la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación del Distrito Federal para desarrollar proyectos científicos que permitan el desarrollo económico y sustentable de la ciudad. El primer proyecto que impulsará este convenio es la píldora anticonceptiva masculina del reconocido doctor Alberto Darszon Israel, quien durante más de 30 años ha estudiado el intercambio de datos, la comunicación, entre gametos. El proyecto del galardonado con el Premio de Bioquímica del Cinvestav, es el primer beneficiado del acuerdo que signarán el jefe de Gobierno del DF, Miguel Mancera, y el rector de la zona Metropolitana de la Ciudad de México del TEC, Alfonso Pompa Padilla. Darszon nos hace recordar a otro judío exitoso en el campo de la química en México, el doctor George Rosenkranz, descubridor de los anticonceptivos orales hace 50 años, medicamentos que hoy participan en un mercado que en México alcanza casi 4,000 millones de pesos y que aunque cae lentamente, hay quienes consideran que una píldora para hombres puede impulsar las ventas y reducir la concepción no deseada. A la píldora le seguirán los proyectos de elevadores gravitacionales, de Rodolfo Zamorano Morfín, y la joyería artesanal de semilla endémica, de Laura Martínez y Julio Alejo.

Nota: Las opiniones que se presentan en la sección de blogs de CNNExpansión.com, son responsabilidad única de sus autores y no reflejan necesariamente la opinión periodística de CNNExpansión.
Términos y condiciones

Deja tu comentario