El lunes de la próxima semana las seis empresas integrantes de la Asociación Mexicana de Ferrocarriles analizarán y propondrán acciones para fortalecer el proyecto que el presidente, Enrique Peña Nieto anunció para el transporte ferroviario.

Aunque no se ha confirmado la asistencia de las principales autoridades que tienen que ver con este tema, es decir, de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, el tema es de lo más relevante, ya que estas empresas, entre las que destacan las dos más grandes, Kansas City Sourthern México y Ferromex, pueden ser incluidas en el proyecto de los trenes de pasajeros Ciudad de México-Querétaro y Ciudad de México –Toluca, pues tienen las concesiones y pueden, en dado caso, aprovecharse sus vías concesionadas por 50 años a partir de 1994.

El sector está muy contento porque desde hace décadas, la red ferroviaria prácticamente no apareció en los planes de desarrollo, pero como en todos estos grandes proyectos las intenciones son buenas, pero la realidad puede tumbar cualquier proyecto como cuando se pensó en el tren de alta velocidad Ciudad de México-Guadalajara.

Es por ello que para la ExpoRail 2013 se busca reunir entre otros a Matthew Rose, presidente del Burlington Northen Santa Fe (el ferrocarril más grande de Estados Unidos) y a ejecutivos de los trenes más importantes de Latinoamérica: México, Brasil, Argentina y Cuba, sí, la isla tiene unos 12,000 kilómetros de vías (5,000 menos que nuestro país).

Para fuentes del sector, es indispensable que se inicien los estudios de factibilidad para saber cuál es el tren apropiado para  dichas rutas, pero además se requieren los detalles de los proyectos para los metros, tranvías y carga anunciados por Peña Nieto lo antes posible, ya que son inversiones muy elevadas y cuyos resultados se ven en el largo plazo.

Nota: Las opiniones que se presentan en la sección de blogs de CNNExpansión.com, son responsabilidad única de sus autores y no reflejan necesariamente la opinión periodística de CNNExpansión.
Términos y condiciones