Cuando estaba en sus 20, Héctor Cázares quería un vehículo 4X4. Y más cuando el vecino tuvo uno. Como no le alcanzaba para uno nuevo, esperó dos años a que su vecino se lo vendiera. Ahí se dio cuenta de cómo se le podía ir el dinero en algo que ni siquiera disfrutaba tanto.
El vecino era un médico que trabajaba en la sierra y vaya que le dio uso rudo al 4X4. A Héctor ya sólo le tocó un vehículo gastado para transportarse de su casa a la oficina, en un entorno urbano. Cansado de meterle tantos recursos en reparaciones, en cuanto le cambió la batería se deshizo de él y se compró un coche más acorde con su nueva condición de casado –un Seat Toledo, aburrido pero ahorrador de gasolina-.

¿Cuánto quieres dedicarle a tu auto?

La historia puede servirle a Cázares, subdirector de Vida y Ahorro de Axa Seguros, para promover el ahorro. Axa acaba de lanzar un producto llamado “Abrepuertas”, con una campaña que habla de los gastos elefante, que requieren mucho mantenimiento y que impiden que se alcancen metas más deseables.
La compañía encontró que en México sí se ahorra, pero es difícil encontrar buenos lugares en los cuales poner el dinero. Presentó un producto para ahorrar en dólares, a largo plazo –mínimo 10 años-. En realidad, no es ninguna novedad. La mayoría de las empresas aseguradoras ya tienen productos en dólares. Mira ejemplos de Axa, MetLife, Seguros Monterrey, GNP y Bancomer.
Un ejemplo de Axa: si alguien quiere juntar 40,000 dólares en 10 años, tendría que aportar 3,946 pesos al mes (en realidad 304 dólares). Al cabo de ese tiempo tendrá los 40,000 dólares y durante los 10 años habrá disfrutado de una cantidad asegurada en caso de fallecimiento. El total aportado por el ahorrador: 36,480 dólares, o sea que el dinero tendrá un rendimiento de 9.6% en 10 años, o de 2% anual.
Dos ventajas: tendrás el monto que te propusiste y además cuentas con un seguro de vida. Una desventaja: el rendimiento es negativo si tomas en cuenta la inflación. Pero ese es el precio que pagas por la seguridad.
El gran motivador para comprar estos seguros es que te obligan a ahorrar. Si lograras encontrar los cables del cerebro en los que reside la disciplina, podrías sustituir el plan con otro que sí genere rendimientos y completarlo con un seguro de vida temporal, que compras aparte.

Nota: Las opiniones que se presentan en la sección de blogs de CNNExpansión.com, son responsabilidad única de sus autores y no reflejan necesariamente la opinión periodística de CNNExpansión.
Términos y condiciones