Mediante la Tercera Modificación a la Circular Miscelánea, el SAT publica varias reglas con la que se pretende resolver el problema que generó las nuevas tasas de IVA y el IESPS. En términos generales estas son las propuestas:

Operaciones afectas al pago del IVA y, en su caso, del IESPS, celebradas con anterioridad al 1 de enero de 2010, y que por tal motivo se expidieron comprobantes fiscales antes de dicha fecha y que van a ser efectivamente cobradas a partir de enero de 2010, podrán expedir los comprobantes siguientes:

  • si se hubiere convenido un precio sin considerar el IVA y, en su caso, el IESPS. Por cada operación que efectivamente se cobre en 2010, se expedirá un comprobante fiscal complementario al que hubieren expedido con anterioridad al 2010, para trasladar el IVA y, en su caso, el IESPS adicionales que se causen en la operación de conformidad con las disposiciones fiscales vigentes y, en su caso, efectuar las retenciones que correspondan.

En los comprobantes complementarios, en lugar de señalar la cantidad y clase de mercancías, y el valor unitario, importe total e impuestos que se trasladan, deberán incluir la siguiente leyenda: “Este comprobante es complementario del expedido con el folio __ de fecha ______”.

  • si la contraprestación se paga mediante cheque nominativo, tarjeta de crédito, de débito o de servicios, o traspaso de cuentas en instituciones de crédito o casas de bolsa. En estos casos no habrá obligación de expedir comprobantes complementarios, salvo cuando le sea solicitado por quien realiza el pago correspondiente.

En este tipo de operaciones, el adquirente del bien o servicio, utilizará como medio de comprobación el comprobante expedido con anterioridad al 2010, junto con su estado de cuenta en el que aparecerá el pago considerando las tasas vigentes a partir de 2010

  • cuando las partes hayan convenido un precio total incorporado el IVA y, en su caso, el IESPS. En estos casos se emitirá una nota de crédito por una cantidad que disminuirá el precio sin IVA y, en su caso, sin IESPS, consignado en el comprobante expedido con anterioridad al 2010. Dicha disminución deberá ser en una cantidad tal que la suma del precio disminuido más los impuestos que se trasladen conforme a las nuevas tasas, sea igual al monto total de la factura expedida con anterioridad al 2010.

Adicionalmente, deberán expedir por cada operación que efectivamente cobren un comprobante complementario, para trasladar el IVA y, en su caso, el IESPS, calculados con las tasas y cuotas vigentes en el momento de cobro considerando el precio disminuido con la nota de crédito y, en su caso, deberán anotar la retención que corresponda.
Los comprobantes complementarios contendrán la siguiente leyenda: “Este comprobante es complementario del expedido con el folio __ de fecha ______”.Los montos consignados en este comprobante complementario serán los aplicables para los efectos fiscales (ISR Y IETU) que correspondan y no los anotados en los comprobantes expedidos con anterioridad al 2010.

Considérese el siguiente ejemplo:

Factura expedida en 2009

Importe 10,000.00
Más: IVA 1,500.00
Igual: Total 11,500.00

Determinación del importe disminuido

Total 11,500.00
Entre: Factor 1.16
Igual: Importe disminuido 9,913.79

Valor a consignar en la nota de crédito

Importe original 10,000.00
Menos: Importe disminuido 9,913.79
Igual: Valor a consignar en la nota de crédito 86.21

IVA adicional a cobrar

Valor de la operación 10,000.00 9,913.79
Por: Tasa de IVA 15% 16%
Igual: IVA a trasladar 1,500.00 1,586.21
Diferencia de IVA a cobrar en comprobante complementario 86.21
  • Comprobantes fiscales digitales. Se aplicará lo señalado en párrafos anteriores, conforme al procedimiento que se publique en la página de Internet del SAT
  • Comprobantes en que aparezca preimpresa la tasa aplicable de IVA. Si al 1 de enero de 2010 cuenta con comprobantes en los que esté impresa la tasa del 10% o 15% del IVA, podrá seguir utilizándolos hasta que se agoten o termine su vigencia, para lo cual deberán señalar en los mismos, por escrito o mediante sello, la tasa del 11% o 16%, según corresponda. Transcurrido dicho plazo, sin que sean utilizados, los mismos deberán cancelarse

Fundamento: Artículo Tercero de la Tercera Resolución de modificaciones a la Resolución

Fuente: IDCONLINE


El nuevo reglamento del CFF obliga a los patrones a presentar nuevos avisos relativos a sus trabajadores

El de 7 diciembre de 2009 se publicó en el DOF el nuevo Reglamento del Código Fiscal de la Federación. Este reglamente requeriría de un ajuste mayor dado que no había sido actualizado a pesar de diversas reformas al Código Tributario.

Varias de las reformas efectuadas son incorporaciones de diversas reglas de la Miscelánea Fiscal vigente, por lo que no dudamos que en breve esta Circular también tenga ajustes importantes.

Nuevo aviso de inscripción al RFC

Llama la atención que en el artículo 19 se encuentre entre las solicitudes de inscripción al Registro Federal de Contribuyentes, la inscripción de personas físicas sin actividad económica.

Lo anterior porque en términos del artículo 27 del Código Fiscal, sólo están obligadas a inscribirse en el RFC, las personas físicas que deban presentar declaraciones periódicas o que estén obligadas a expedir comprobantes fiscales. Bajo ese razonamiento una persona física sin actividad económica no estaría sujeta a la inscripción.

Aviso de suspensión y de reanudación de actividades: también para trabajadores

Otro punto destacable es la nueva obligación que tendrán los patrones o quienes hagan pagos por salarios y conceptos asimilables a éstos de presentar aviso de suspensión de actividades por los trabajadores que dejen de prestarles servicios por los cuales hubieran estado obligados a inscribirlos; el aviso deberá presentarse dentro del mes siguiente al día que finalice la prestación de servicios.

Considere que solamente se estaría obligado a suspender aquellos trabajadores a los que usted hubiera inscrito al RFC. Tratándose de trabajadores que al momento de su contratación ya estaban inscritos al citado registro, no deberá presentar este aviso.

Asimismo se deberá precisar por las autoridades fiscales cuando se considera terminada la prestación de servicios, ya que el Capítulo correspondiente también comprende asimilables a sueldos y trabajadores al servicio del Estado, entre otros.

El aviso de suspensión también se presenta cuando el contribuyente interrumpe todas sus actividades económicas, por lo que la autoridad deberá definir el alcance de este aviso tratándose de asalariados que  obtengan ingresos por la realización de otras actividades económicas.

De igual manera deberán presentar un aviso de reanudación de actividades cuando incorporen a un trabajador que se encuentre en suspensión en el RFC.

Como se aprecia, existen nuevas obligaciones respecto de las cuales hay que esperar la publicación de nuevas reglas para su aplicación.

Fuente: IDC on line



Nota: Las opiniones que se presentan en la sección de blogs de CNNExpansión.com, son responsabilidad única de sus autores y no reflejan necesariamente la opinión periodística de CNNExpansión.
Términos y condiciones