Algunos economistas y políticos insisten que las políticas fiscales no son efectivas para reactivar la economía, mientras que otros piensan lo opuesto y se discute o bien por un aumento del gasto o bien por una reducción de impuestos.

Actualmente en el Congreso no existe una verdadera iniciativa que nos permita vislumbrar un cambio real de nuestro sistema tributario y solamente se ocupan nuestros legisladores en una propuesta de rebajar un punto a la tasa del IVA.

 Una consecuencia importante en la reducción de este gravamen es el déficit y la posibilidad de financiarlo principalmente ante las eventualidades que sufren muchas de nuestras entidades federativas. Para algunos la baja de impuestos es mejor que gastar, ya que cuando se baja impuestos, ese dinero adicional que tiene cada persona en su bolsillo por pagar menos impuestos, puede ser gastado en los bienes y servicios que esa persona quiera. En cambio, si el gasto lo realiza el Estado, ese dinero se destina a infraestructura o lo que el Gobierno decida, pero si una persona hoy recibe dinero adicional por pagar menos impuestos, no gasta más. Esa baja de impuestos no genera demanda de bienes y servicios y la economía no se reactiva. Con lo cual, una rebaja de IVA es posible que sea menos efectiva que un aumento del gasto, asimismo un punto de baja en el impuesto, no aumenta la cantidad consumida.

Técnicamente, el IVA recae en bienes cuya demanda es muy inelástica, esto significa que la cantidad consumida no varía demasiado ante cambios no sustanciales en el precio. Una rebaja del IVA  no baja el precio de algunos productos, sino más bien aumenta la ganancia de los distribuidores; tampoco tiene fines redistributivos, ya que cuando se  baja el IVA, no sólo se favorece a las personas de clase baja, sino también las clases sociales más altas.

Bajando el IVA se produce un déficit innecesario. Mejor sería pensar en analizar nuestro sistema tributario y no perder el tiempo en una baja que no beneficiará a nadie.


El SAT dio a conocer en su página web, ejemplos sobre la forma en que deberán expedir los contribuyentes sus comprobantes fiscales acorde con  la nueva tasa del IVA, los cuales sugerimos verificar para evitar sorpresas. También podrá checar en la página  tanto la versión impresa como digital de los ejemplos presentados.

Caso 1: Nueva tasa de IVA
Procedimiento conforme al inciso (a) del Artículo Tercero Resolutivo
Comprobante original:
o Precio del bien en el comprobante original:1,802.00
o Por tasa del IVA (15%): 270.30
o Importe total del comprobante con IVA: 2,072.30

Comprobante complementario:
o Precio del bien en el comprobante original:1,802.00
o Por diferencia en tasa del IVA (1%): 18.02
o Importe total del comprobante complementario:18.02

Caso 2: Nuevas tasas de IVA e IEPS
Procedimiento conforme al inciso (a) del Artículo Tercero Resolutivo
Comprobante original:
o Precio del bien en el comprobante original:1,802.00
o Por tasa de IEPS (50%): 901.30
o Suma de precio IEPS: 2,703.00
o Por tasa del IVA (15%): 405.45
o Importe total del comprobante con IVA e IEPS: 3,108.45

Comprobante complementario:
o Precio del bien en el comprobante original:1,802.00
o Por diferencia en tasa del IEPS (3%): 54.06
o Para determinar la diferencia en tasa del IVA (1%):
o Suma de:1,802.00;901.00 y 54.06 =2,757.06
o IVA (16%) del resultado anterior:441.13
o Diferencia en la tasa del IVA: 441.13 – 405.45 = 35.68
o Importe total del comprobante complementario:89.74

Caso 3: Nueva tasa de IVA
Procedimiento conforme al inciso (b) del Artículo Tercero Resolutivo
Comprobante original:
o Precio del bien en el comprobante original:1,000.00
o Por tasa del IVA (15%): 150.00
o Importe total del comprobante con IVA: 1,150.00

Nota de crédito:
o Importe total del comprobante con IVA:1,150.00
o Dividido entre 1.16 =991.38
o Precio del bien en el comprobante original:1,000.00
o Cantidad a disminuir al precio del bien = 8.62

Comprobante complementario:
o Precio del bien ya disminuido por la nota de crédito:991.38
o IVA (16%): 158.62
o Importe total del comprobante complementario: 1,150.00

Caso 4: Nueva tasa de IVA e IEPS
Procedimiento conforme al inciso (b) del Artículo Tercero Resolutivo
Comprobante original:
o Precio del bien en el comprobante original:1,000.00
o Por tasa del IEPS (50%): 500.00
o Suma de precio más IEPS: 1500.00
o Por tasa del IVA (15%): 225.00
o Importe total del comprobante con IVA e IEPS: 1,725.00

Nota de crédito:
o Importe total del comprobante con IVA:1,725.00
o Dividido entre 1.16 =1,487.07
o Dividido entre 1.53 = 971.94
o Precio del bien en el comprobante original:1,000.00
o Cantidad a disminuir al precio del bien= 28.06

Comprobante complementario:
o Precio del bien ya disminuido por la nota de crédito:971.94
o IEPS (53%): 515.13
o IVA (16%): 237.93
o Importe total del comprobante complementario: 1,725.00

Caso 5: Nueva tasa de IVA incluyendo retenciones
Procedimiento conforme al inciso (b) del Artículo Tercero Resolutivo
Comprobante original:
o Precio del bien en el comprobante original:1,000.00
o Por tasa del IVA (15%): 150.00
o Importe total del comprobante con IVA: 1,150.00
o Menos retención de IVA (2/3 partes): 100.00
o Importe total del comprobante original: 1,050.00

Nota de crédito:
o Importe total del comprobante con IVA:1,150.00
o Dividido entre 1.16 =991.38
o Precio del bien en el comprobante original:1,000.00
o Cantidad a disminuir al precio del bien= 8.62

Comprobante complementario:
o Precio del bien ya disminuido por la nota de crédito:991.38
o IVA (16%): 158.62
o Importe total con IVA: 1,150.00
o Menos retención de IVA (2/3 partes): 105.74
o Importe total del comprobante complementario: 1,044.26


Mediante la Tercera Modificación a la Circular Miscelánea, el SAT publica varias reglas con la que se pretende resolver el problema que generó las nuevas tasas de IVA y el IESPS. En términos generales estas son las propuestas:

Operaciones afectas al pago del IVA y, en su caso, del IESPS, celebradas con anterioridad al 1 de enero de 2010, y que por tal motivo se expidieron comprobantes fiscales antes de dicha fecha y que van a ser efectivamente cobradas a partir de enero de 2010, podrán expedir los comprobantes siguientes:

  • si se hubiere convenido un precio sin considerar el IVA y, en su caso, el IESPS. Por cada operación que efectivamente se cobre en 2010, se expedirá un comprobante fiscal complementario al que hubieren expedido con anterioridad al 2010, para trasladar el IVA y, en su caso, el IESPS adicionales que se causen en la operación de conformidad con las disposiciones fiscales vigentes y, en su caso, efectuar las retenciones que correspondan.

En los comprobantes complementarios, en lugar de señalar la cantidad y clase de mercancías, y el valor unitario, importe total e impuestos que se trasladan, deberán incluir la siguiente leyenda: “Este comprobante es complementario del expedido con el folio __ de fecha ______”.

  • si la contraprestación se paga mediante cheque nominativo, tarjeta de crédito, de débito o de servicios, o traspaso de cuentas en instituciones de crédito o casas de bolsa. En estos casos no habrá obligación de expedir comprobantes complementarios, salvo cuando le sea solicitado por quien realiza el pago correspondiente.

En este tipo de operaciones, el adquirente del bien o servicio, utilizará como medio de comprobación el comprobante expedido con anterioridad al 2010, junto con su estado de cuenta en el que aparecerá el pago considerando las tasas vigentes a partir de 2010

  • cuando las partes hayan convenido un precio total incorporado el IVA y, en su caso, el IESPS. En estos casos se emitirá una nota de crédito por una cantidad que disminuirá el precio sin IVA y, en su caso, sin IESPS, consignado en el comprobante expedido con anterioridad al 2010. Dicha disminución deberá ser en una cantidad tal que la suma del precio disminuido más los impuestos que se trasladen conforme a las nuevas tasas, sea igual al monto total de la factura expedida con anterioridad al 2010.

Adicionalmente, deberán expedir por cada operación que efectivamente cobren un comprobante complementario, para trasladar el IVA y, en su caso, el IESPS, calculados con las tasas y cuotas vigentes en el momento de cobro considerando el precio disminuido con la nota de crédito y, en su caso, deberán anotar la retención que corresponda.
Los comprobantes complementarios contendrán la siguiente leyenda: “Este comprobante es complementario del expedido con el folio __ de fecha ______”.Los montos consignados en este comprobante complementario serán los aplicables para los efectos fiscales (ISR Y IETU) que correspondan y no los anotados en los comprobantes expedidos con anterioridad al 2010.

Considérese el siguiente ejemplo:

Factura expedida en 2009

Importe 10,000.00
Más: IVA 1,500.00
Igual: Total 11,500.00

Determinación del importe disminuido

Total 11,500.00
Entre: Factor 1.16
Igual: Importe disminuido 9,913.79

Valor a consignar en la nota de crédito

Importe original 10,000.00
Menos: Importe disminuido 9,913.79
Igual: Valor a consignar en la nota de crédito 86.21

IVA adicional a cobrar

Valor de la operación 10,000.00 9,913.79
Por: Tasa de IVA 15% 16%
Igual: IVA a trasladar 1,500.00 1,586.21
Diferencia de IVA a cobrar en comprobante complementario 86.21
  • Comprobantes fiscales digitales. Se aplicará lo señalado en párrafos anteriores, conforme al procedimiento que se publique en la página de Internet del SAT
  • Comprobantes en que aparezca preimpresa la tasa aplicable de IVA. Si al 1 de enero de 2010 cuenta con comprobantes en los que esté impresa la tasa del 10% o 15% del IVA, podrá seguir utilizándolos hasta que se agoten o termine su vigencia, para lo cual deberán señalar en los mismos, por escrito o mediante sello, la tasa del 11% o 16%, según corresponda. Transcurrido dicho plazo, sin que sean utilizados, los mismos deberán cancelarse

Fundamento: Artículo Tercero de la Tercera Resolución de modificaciones a la Resolución

Fuente: IDCONLINE


No importa la fecha de la factura, si la cobra después del 10 de enero de 2010 deberá aplicarse la tasa del 16%

No sólo las finanzas de los consumidores se verán afectadas por el incremento aprobado a la tasa del IVA (del 15% al 16%, y del 10% al 11% en región fronteriza), sino que también la operación de la empresa resentirá los efectos de una reforma nada planeada y poco estructurada.

Debemos recordar que el IVA es un impuesto que se causa con base en flujo de efectivo, es decir, el contribuyente paga el impuesto en el mes en el que efectivamente cobra las contraprestaciones correspondientes. 

Por tal situación, en principio cualquier factura cobrada a partir del 1° de enero ya estaría sujeta a la nueva tasa (16%). No obstante, a través del artículo Octavo Transitorio, se precisa lo siguiente:

Si los actos se celebran en 2009, pero las contraprestaciones se cobran en 2010, se aplicarán las disposiciones vigentes al momento del cobro, pero si los servicios se prestaron o los bienes se entregaron antes del 1o de enero de 2010, y el pago se realiza a más tardar el 10 de ese mismo mes y año, se permitirá que se cause el IVA al 15%.

Esta disposición transitoria evidentemente vulnera el principio de equidad y proporcionalidad tributarias, pues por una circunstancia ajena al causante (momento de pago), unas personas se verán beneficiadas con la aplicación de una tasa menor y otras no.

¿Qué pasará con las facturas emitidas en 2009 y cobradas después del 10 de enero de 2010?

La autoridad no ha establecido el procedimiento a seguir en estos casos, por lo que surge una variedad de posibilidades, sin que ninguna pueda tomársela día de hoy como definitiva:

  • cancelar la factura original y emitir una nueva con la tasa del 16%. El problema es que para efectos de la deducción en ISR el comprobante debe ser expedido en el ejercicio en el cual se aplique la deducción por lo que si la factura queda con fecha del 2010 no sería deducible en 2009.
  • emitir una nota de cargo para cobrar la cantidad adicional de IVA. El inconveniente es que las notas de cargo sirven para realizar “cargos” adicionales a la operación, tales como fletes, intereses, etc, y sobre los montos que amparan las notas de cargo se traslada el IVA correspondiente, pero nunca se emite una nota de cargo con el único fin de cobrar un impuesto

Por último, cabe recordar que en realidad se contará con únicamente con una semana para realizar los pagos, es decir la correspondiente del 4 al 8 de enero de 2010, toda vez que el día 10 del citado mes será domingo.

¿Qué hacer con facturas en las que aparece pre-impresa la tasa del IVA del 15%?

En estos casos se tendrían que mandar a imprimir nuevos comprobantes ya que los comprobantes que muestran tachaduras o enmendaduras pierden sus efectos probatorios al tratarse de un documento alterado.
Fuente: IDC Asesor Jurídico y Fiscal. Visite: www.idconline.com.mx



Nota: Las opiniones que se presentan en la sección de blogs de CNNExpansión.com, son responsabilidad única de sus autores y no reflejan necesariamente la opinión periodística de CNNExpansión.
Términos y condiciones