Si bien hay ramas del derecho que son utilizadas, cumplidas o aplicadas todos los días, tales como la civil, mercantil, laboral y fiscal, que son las principales involucradas cuando de operar una empresa se trata, hay otras que no son tan socorridas, salvo en ámbitos particulares, como es la del derecho deportivo.

Este derecho es aplicable para ciertos rubros del deporte, tales como el fútbol y los juegos olímpicos, resolviéndose principalmente disputas laborales y económicas entre los jugadores y los clubes a los que pertenecen, y cuestiones personales relacionadas con medidas disciplinarias, por ejemplo, para las violaciones de reglas de doping y los derechos audiovisuales derivados de la explotación de su imagen.

Los litigios en materia de derecho deportivo resuelven, a nivel internacional, en el Tribunal Arbitral del Deporte (Tribunal Arbitral du Sport/Court of Artbitration for Sport, TAS y CAS por sus siglas en francés e inglés respectivamente), el cual cuenta con un código que lo rige (Code of Sports), que se emitió por primera vez en 2004 y a principios de 2010 sufrió reformas.

Este Tribunal, como su nombre lo indica, es arbitral, por lo que la mediación y el arbitraje son los medios por los cuales se resuelven las controversias, mismas que pueden ser planteadas directamente como primera instancia o ya como apelación, debiendo para esto, como en cualquier proceso legal, agotar las instancias jurisdiccionales aplicables antes de recurrir al TAS y además, que la Federación deportiva que pretenda acudir a él contemple dentro de sus estatutos la posibilidad de dirigirse al mismo como tribunal de apelación. No obstante, cualquier persona física o moral, organización, federación o confederación puede acercarse al TAS o someter sus contratos o estatutos (en el caso de personas morales) a su competencia.

El arbitraje se lleva en francés o inglés, aunque es posible la utilización de un traductor para tales efectos, recomendándose que sea un abogado traductor para no incurrir en errores de terminología jurídica principalmente. Generalmente, es un panel de tres árbitros el que da solución a las controversias expuestas (ya que ciertas ocasiones los litigios se someten a los laudos de un solo árbitro), mismos que son escogidos entre la lista que para tales efectos tiene el TAS. Si se pretende apelar la resolución dada por el Tribunal, se acude entonces al Tribunal Federal Suizo, sin embargo, esta apelación es admitida en casos muy específicos.

Como en todo procedimiento, se siguen las reglas que de manera singular se dictan para éste, pero de manera primaria se cuenta con los siguientes derechos básicos: a una audiencia justa e imparcial, a ser representado por un abogado y a presentar pruebas.

Si bien el derecho deportivo no es cercano a muchos de los mexicanos, es importante que sea conocido por los abogados que ven contratos relacionados con los deportistas, pues el clausulado que contengan esos instrumentos, en caso de disputa, pudiesen terminar tocando base ante el Tribunal citado, o al menos, ajustarse a los precedentes que éste ha emitido para no contravenir derechos de deportistas y empresarios.

Asimismo, pudiesen existir quienes reúnan las condiciones de elegibilidad para ser árbitros, y a fin de cuentas, es de utilidad conocer a qué instancias se puede acudir de presentarse un problema que esté fuera de los campos más conocidos en lo que a controversias se refiere.

Sin ir más lejos, México tuvo ya un fallo del TAS que inhabilitó de por vida a un futbolista mexicano por infringir la reglas en materia de dopaje, lo cual implicó un largo proceso para éste, sus abogados, e incluso para los tribunales competentes mexicanos que resolvieron la demanda por daños y perjuicios que el jugador interpuso, por lo que quizá, aunque no se trate de asuntos que se acojan todos los días, algún empresario, abogado, contador, de una forma u otra, terminen un día zambulléndose en este rubro.
 
Fuente: IDC Asesor Jurídico y Fiscal, autor  Lic. Pamela Hernández Norena



Nota: Las opiniones que se presentan en la sección de blogs de CNNExpansión.com, son responsabilidad única de sus autores y no reflejan necesariamente la opinión periodística de CNNExpansión.
Términos y condiciones