A partir del 27 de julio del presente año, serán aplicables las siguientes reglas para el cobro de comisiones bancarias.

Se precisan los servicios de la cuenta básica de nómina y la cuenta básica para el público en general. La cuenta básica de nómina no requerirá un saldo promedio mensual mínimo (SPMM) y si ésta no recibiese depósitos durante seis meses consecutivos, la institución de crédito que la lleva podrá transformarla en una cuenta básica para el público en general, notificándoselo al cliente (a partir del 26 de octubre de 2010).

Respecto a cuentas de depósito y otras operaciones pasivas, las instituciones de crédito no podrán cobrar comisiones:

  •  de manera simultánea, dentro de un mismo período comprendido en el estado de cuenta, por cargo por manejo de cuenta y por no mantener un saldo promedio mínimo (en cuentas de depósito) 
  •  si se cobra comisión por no mantener un SPMM, dicha comisión no podrá exceder del monto que resulte menor de:
  • la diferencia entre el SPMM requerido y el saldo promedio observado, o
  • el importe que la institución de crédito determine y registre en el Banco de México (a partir del 3 enero de 2011)
    cuyo importe se determine utilizando una de varias opciones o fórmulas de cálculo en relación con cuentas de depósito, salvo que la comisión que se cobre sea la más baja 
  • cuando establezcan como requisito que se abra una cuenta de depósito para realizar cargos relativos al pago de algún crédito otorgado
  • por sobregiro en cuentas de depósito bancario, excepto cuando las instituciones de crédito hayan acordado previamente con sus clientes el otorgamiento de una línea de crédito
  • por intentar sobregirar cuentas de depósito bancario, salvo cuando se libren cheques sin fondos (a partir del 3 de enero de 2011); o el saldo de una tarjeta prepagada bancaria 
  • por  cancelación de cuentas de depósito, de tarjetas de débito o prepagadas bancarias o del servicio de banca electrónica
    por retiros de efectivo, consultas de saldo,  recibir y abonar recursos en las cuentas de depósito de sus clientes, en ventanillas y en cajeros automáticos operados por las propias instituciones de crédito, cuando la transacción la realicen sus clientes
  • por no utilizar las tarjetas prepagadas bancarias durante un periodo de trescientos sesenta y cinco días naturales a los clientes que soliciten a la institución de crédito en la que se realice el depósito de su salario, pensiones y otras prestaciones de carácter laboral, que transfiera la totalidad de los recursos a otra institución de crédito
    al depositante de un cheque para abono en su cuenta que sea devuelto o rechazado su pago por la institución de crédito librada

Tratándose de operaciones de crédito, las entidades financieras no podrán cobrar comisiones:

  •  cuyo importe se determine utilizando una de varias opciones o fórmulas de cálculo en relación con cuentas de depósito, salvo que la comisión que se cobre sea la más baja (a partir del 26 de octubre de 2010) 
  •  por la cancelación de tarjetas de crédito emitidas al amparo de un contrato de apertura de crédito ni por la rescisión del contrato correspondiente 
  •  por la recepción del pago de créditos otorgados en las ventanillas, a través de sus cajeros automáticos, de transferencias electrónicas de fondos, ni por domiciliación 
  •  por pago tardío de un crédito, no pago o cualquier otro concepto equivalente, cuando se cobren intereses moratorios durante el mismo período (a partir del 3 de enero de 2010) 
  •  por el incumplimiento del pago periódico de un crédito, salvo que la comisión no exceda del monto que resulte menor de: el importe de dicho incumplimiento o el monto que la institución de crédito determine y registre en el Banco de México(a partir del 3 de enero de 2010)
  •  por no utilizar durante un año calendario la tarjeta de crédito para ejercer la línea de crédito, si durante el mismo período se cobra comisión por anualidad o algún otro concepto equivalente 
    por la devolución, por cualquier causa, de cheques que hubiesen recibido como medio de pago de algún crédito del cual sean acreedoras 
  • por pago tardío, no pago o cualquier otro concepto equivalente, cuando por causas imputables a la entidad financiera ésta no hubiese acreditado el pago de algún crédito
  • por realizar gestiones necesarias para la cancelación de gravámenes relativos a créditos hipotecarios con motivo del pago total del adeudo. Lo anterior, sin perjuicio de que los clientes cubran los gastos notariales y registrales que, en su caso, les correspondan 
     por la recepción del pago de créditos otorgados por otras entidades financieras 
  • por sobregiro o intento de sobregiro en créditos, préstamos o financiamientos revolventes asociados a una tarjeta, así como en créditos personales de liquidez sin garantía real 
    respecto de tarjetas de crédito básicas

El cobro de comisiones por operaciones interbancarias en cajeros automáticos sólo podrá realizarse por los operadores de los mismos, por lo que las emisoras no podrán cobrar comisión adicional alguna. Tales operadores deberán mostrar en sus pantallas después de que se seleccione algún servicio los montos de las comisiones aplicables o si no se cobrará comisión por ellos, dándose al usuario la oportunidad de cancelar la operación antes de realizarla sin costo alguno (a partir del 26 de octubre de 2010).

Fuente: IDCONLINE



Nota: Las opiniones que se presentan en la sección de blogs de CNNExpansión.com, son responsabilidad única de sus autores y no reflejan necesariamente la opinión periodística de CNNExpansión.
Términos y condiciones