La lucha contra la informalidad ha sido por años el gran reto del Estado.  De un recuento de quién ganó o perdió esta batalla, podríamos asegurar sin lugar a dudas que han sido las políticas gubernamentales las que tienen saldo en contra.

La primera gran interrogante de este fenómeno social, es entender porqué surge la informalidad, ya que se ha probado que la falta empleo no es necesariamente su fuente.

Informalidad maximización de ingresos

Para algunos especialistas el sector informal es como un escape e incluso un  premio; varios trabajadores informales ganan más que individuos con características similares que trabajan en  sectores formales.

Diferentes  estudios concluyen que los trabajadores que pasan del sector formal al informal incrementan sus ingresos en un 25% en promedio. Bajo esta premisa la informalidad constituye una elección voluntaria de maximización de recursos más que una consecuencia de la falta de estos o de un empleo. Así  se afirma que en varios casos  los ingresos por individuo son más altos en la informalidad y  las prestaciones de seguridad social no constituyen un aliciente para abandonarla, ya que los trabajadores informales suelen beneficiarse de los programas de protección social del gobierno, los cuales se cubren con recursos de los impuestos generales que la informalidad no paga.  La seguridad social no es suficientemente valorada por los trabajadores formales y constituye una carga importante en los costos de las empresas. En el caso de los trabajadores formales este fenómeno se refleja cuando ante una menor oferta de trabajo o de salarios bajos, el trabajador formal  se desvía a la informalidad.

Bajo esta hipótesis se llega afirmar que los programas de protección social que en los últimos años se han incrementado,  ayudan al crecimiento de la informalidad, lo cual estadísticamente encuentra posturas contrarias.

Otras posiciones

Para  otro sector de especialistas las afirmaciones anteriores parten de la suposición de que el mercado de trabajo es competitivo y de que los trabajadores se pueden mover libremente entre el sector formal e informal de la economía, lo que en la realidad no es así. Asimismo al menos en  números, los incrementos en los programas sociales de  los últimos años (ejemplo “Seguro Popular”) no se han reflejado en un aumento  en la informalidad por lo  que en este punto la hipótesis es muy débil. 

 

Asimismo se observa un punto muy importante que diferencia  a los trabajadores de los  sectores formal e informal de la economía que es la educación. En el sector informal tienden a concentrarse trabajadores con secundaria o preparatoria, mientras que el en sector formal  la tendencia es de trabajadores con educación media a superior, por lo que seguramente esto explica la valoración  de la seguridad social.

Informalidad= Trámites excesivos

También se intentó encontrar la respuesta a este fenómeno en el número desmesurado de trámites para la apertura de un negocio que los empresarios tienen  que solventar. Se crearon políticas para disminuir los trámites e incluso el uso de los medios electrónicos auxilió al gobierno para llevar a cabo campañas de simplificación administrativa.

Los costos que implica para el Estado recaudar impuestos de microempresas son muy elevados en relación con los asociados  a la recaudación en los restantes segmentos empresariales.

A los factores económicos se asocian aspectos de índole cultural, informativo y fiscalizador; históricamente existe el arraigo cultural hacia la no tributación que es fomentado por la ausencia de un control fiscalizador y la falta de programas que impulsen la legalidad y la tributación. Existe en el empresario informal la interpretación de que la ley solo favorece al Estado y por otra parte este encuentra en la informalidad redes de intercambio y solidaridad que no le brinda la reducida posibilidad de acceso a los servicios públicos.

Importancia del tema en la Reforma

Este tema adquiere mayor relevancia  ante la próxima presentación de la iniciativa de reformas fiscales, al afirmarse que el proyecto que presentará la nueva administración tendrá su base en el Sistema de Seguridad Social Universal, conocido como ICU. El seguro universal es una propuesta para erradicar la pobreza extrema a partir de la transferencia directa de recursos a los ciudadanos sin condición alguna.

Este sistema adquiere sus propias características con la propuesta de Santiago Levy  Algazi (vicepresidente del Banco Interamericano y  ex director del IMSS), su principal promotor, ya que para poder implementarse en nuestro país requeriría ser totalmente financiado con la generalización del IVA, la abolición de subsidios a la seguridad social y al sistema de protección social y del impuesto sobre nóminas. Asimismo mejorar las rentas petroleras.

El efecto negativo que produciría el gravar con el IVA a alimentos y medicinas (tendencia generalizada, países de la OCED y del G-20 que aplican una tasa promedio del 11%) se eliminaría con la transferencia  directa de recursos a las personas de más bajos ingresos y el incremento en la recaudación.

La apuesta es que la seguridad social (financiada por impuesto al consumo generalizado) sea igual para todos independientemente de su condición de asalariado o no, y a la creación de un seguro al desempleo

La única condición para obtener el seguro universal sería la ciudadanía y si bien tendría un costo en el PIB, este disminuiría con el incremento en la recaudación fiscal que sería más retributiva al recaudar más de personas de altos ingresos por consumo.

La pregunta sería  sin con la implementación de un seguro universal desaparecería  las instituciones de seguridad social (IMSS y el ISSSTE), la respuesta estaría precisamente en la iniciativa de reforma, si ésta llega a presentarse en los términos comentados, pero  vemos difícil que estas instituciones desaparezcan  e incluso parece ilógico que se disminuyeran las cuotas obrero patronales.

Con el seguro universal no solo se pretende disminuir la informalidad, sino  que las instituciones recuperen su legitimidad recobrando de cierta manera la lealtad de los ciudadanos, haciéndose el Estado presente en sus vidas y necesidades.

Muchas dudas quedan en el aire, más aún cuando se tiene tan poco tiempo para proponer una reforma y existe un ambiente en donde el acuerdo no se conoce.

 

Fuente: idconline

Nota: Las opiniones que se presentan en la sección de blogs de CNNExpansión.com, son responsabilidad única de sus autores y no reflejan necesariamente la opinión periodística de CNNExpansión.
Términos y condiciones