La regulación de los servicios bancarios o más bien de los abusos bancarios hacia los consumidores es una preocupación no solo de México sino de diversos países. En España la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (AUSBANC) ha marcado un hito en la relación de los consumidores de los grandes corporativos financieros y empresariales. 
En entrevista exclusiva a IDC Seguridad Jurídico Fiscal, Don Luis Pineda, Presidente Fundador  de  AUSBANC nos comenta la lucha de esta asociación y algunos puntos que serían recomendables para nuestro país.


AUSBANC ha escrito historia al tomar casos que parecían obvios y demasiado pequeños como para ser notados por las autoridades. El inicio fue en la relación de los particulares con la banca comercial, pero luego siguieron con los servicios de telefonía fija y móvil, gas natural y prestación de servicios en general.

Donde hubiera un consumidor o usuario afectado por una mala práctica los abogados de AUSBANC intervenían para hacer valer leyes y normas que ya estaban escritas pero que simplemente no se interpretaban a favor de los particulares.
Luis Pineda no se limitó a lo logrado en su natal España, e inicio una relación con instituciones vinculadas con la protección de consumidores y de usuarios de la banca de otros países para compartirles su experiencia profesional. En México se considera amigo de la CONDUSEF, PROFECO, Secretaría de Hacienda y de toda aquella institución interesada en las buenas prácticas con apego a la legalidad.
Cuando Luis Pineda experimentó un negligente rechazo a su solicitud de financiamiento como abogado recién egresado, comenzó a observar un relación muy desigual entre el prestador del servicio financiero y su solicitante. “Hay que hacer algo”, dijo entonces y lo hizo al crear la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios, AUSBANC, que para darse a conocer entre los españoles editó un primer y pequeño panfleto a repartirse en el Banco de España, el banco supervisor, a las ocho de la mañana. El propio Luis Pineda estuvo entre los clientes del banco para obsequiarlo y todavía recuerda que el lema de ese panfleto era: “Frente al abandono de la administración y la soberbia de la banca nace AUSBANC, para dar cobertura a los intereses y derechos de los usuarios de servicios bancarios y financieros”.
Un derecho es un bien jurídicamente protegido, explica Pineda, y había mucho derecho pero el tema es que no se ejecutaba, no se conocía por los titulares de esos derechos.
¿Quién ejecuta y reverdece constantemente sus derechos?
La banca. Todos los días hablan de sus derechos, los ejecutan en los juzgados ¿y los derechos de los clientes?, los derechos de los consumidores existen pero no los conocemos o no los ejercitamos.
Los bancos están muy bien organizados, afirma, pero como clientes de ellos no solamente queríamos esos derechos que eran bastantes, pero no suficientes, queríamos algo más y esos son los intereses, aquellas cosas convenientes que no tienen respaldo por norma jurídica.
Cuando un cliente entra a una sucursal bancaria es razonable que te digan buenos días, comenta Pineda, pero no hay ninguna norma jurídica que lo imponga. Entonces, en España en esos años cuando uno contrataba una cuenta corriente no se podía llevar una copia del contrato, no era un derecho, era solo un interés y convertimos eso en un derecho. Por qué no puede ser que yo firme un documento que me obliga y obliga al banco y no tenga derecho a tener una copia. Así que exigimos no la copia, sino un original igual que el banco. 
Había un montón de situaciones que al calor de la frescura de gente joven y motivada, eran increíbles y estaban ahí. “No puede ser que esto sea verdad, debe haber una norma que lo permita y no la había, era la práctica mercantil que desde luego se convierte en norma. Pero el derecho romano, y por tanto el español y el mexicano, establece que cualquier costumbre contra ley no es costumbre”, enfatiza.

Me explico, continúa Luis Pineda, los principios generales del derecho son la ley, la sentencia y la costumbre. Pero la costumbre contra ley no es costumbre y en el mercado bancario y mercantil muchas veces la costumbre contra ley si es costumbre y por tanto norma. Hasta que alguien levanta el dedo y dice “perdón, esa costumbre mercantil es contraria al derecho y por tanto hay que acabar con ella, pero si no levantas el dedo, aunque eso no sea legal, es un hecho”.
AUSBANC nace de ver la verdad y decirla en voz alta, fue como el cuento del rey desnudo, aquel rey al que el sastre le había hecho un traje tan fastuoso y maravilloso que en realidad era falso, comenta con entusiasmo Pineda. 
AUSBANC ha librado muchas batallas que se han ganado y exhibido en medios de comunicación, algunas de éstas han tardado hasta quince años, pero con orgullo Pineda asegura que son el mejor aliado de los buenos empresarios y banqueros. 
AUSBANC es una organización a favor del consumo, no están en contra de la banca ni de las empresas, pero es inevitable que las empresas empiecen por hacer las cosas bien. Y esto lo conecta con la crisis financiera mundial. Esta crisis es porque el foco de las empresas ya no fue ser exitosas para sus clientes, Madoff, Citi Bank, Lehman Brothers, todas estaban en otro lado y no en el servicio al cliente. Cuando una empresa se concentra en dar servicio al cliente es incombustible. 
La tesis de de AUSBANC se enfoca en dar servicio a los clientes. Luis Pineda cita a John F. Kennedy, quien hizo del 15 de marzo de 1962 el Día Mundial del Consumidor, “somos el grupo económico más poderoso pero el que menos voz tiene”.
En España el sistema bancario es una de las industrias más importantes. Pineda recuerda que fue apasionante al inicio de AUSBANC estar en un pleito por los derechos de un usuario de la banca contra un gran banco y sus abogados, despachos de los mejores del mundo, y ganarles.
El sistema de AUSBANC es empírico, no quiere cambiar el mundo, simplemente que sea mejor. Estudia las cosas que pasan y no las que van a pasar. A raíz de la metodología del abogado, quienes no se inventan los problemas, les llegan y los resuelven. La mente jurídica no se sorprende ante ninguna complejidad, lo que hace es sistematizarla y convertirla en una demanda o en una negociación y sacarla adelante.
AUSBANC está muy cerca del público y de la realidad social. Lo que les acerca mucho a los jueces, a quienes define como sus aliados estratégicos, de quienes quieren que estén bien pagados, que funcionen y se les respete y se les otorgue autoridad. “Son los número uno entre los iguales, tienen un poder enorme para conformar una mejor sociedad”, dice.
La magistratura y la abogacía son la palanca más revolucionaria del siglo XXI. Normas hay muchas y muy buenas, pero resultan inútiles sin el ejército de los abogados recordando que existen y sin los jueces para que se apliquen.
La crisis financiera mundial es la constatación de que todo lo que decíamos era verdad. El sistema financiero que es adjetivo se convirtió en sustantivo y es un error trágico. Es como si los jueces pusieran las demandas. El sistema financiero tiene que hacer que funcione el resto del sistema real, no ser ese sistema real. “Tiene que dar servicio a los clientes, no servirse de los clientes”.
AUSBANC se lo ha estado diciendo a la banca con artículos en prensa y con demandas judiciales que se han ganado.
Pineda destaca que AUSBANC ha hecho:

  • Reverdecer leyes que ya existen, buenas leyes que no se han derogado y que intencionalmente se olvida que ya existen. Desde el código de Hammurabi, hasta el código Justiniano, pero también leyes recienten que nacen de crisis. 
  • Re-editar interpretaciones de leyes y normas, donde como el interprete es un juez y el solicitante siempre era un banco, pues las sentencias eran siempre de banca. Al punto que los juzgados llegaban a convertirse en los cobradores de los bancos. Y recordemos que cuando alguien no paga un préstamo, tiene una obligación pero también significa que alguien no hizo bien su trabajo, si tu trabajo es dar préstamos y no te los pagan, entonces no estás haciendo bien tu trabajo. Que todo el Estado tenga que pagar una organización judicial para salvar tu mala gestión dando préstamos es un error. Todos pagamos los cobradores de los bancos. Y esto no es correcto, puntualiza.
  • Nuevas normas, AUSBANC ha colaborado con algunos gobiernos para que existan normativas más equilibradas y justas en materia bancaria. Por ejemplo, hemos conseguido una norma que acaba con el redondeo abusivo en el cálculo de las cuotas de los préstamos. A través de sentencias se pone fin a pequeños abusos que repetidos millones de veces suman grandes cantidades a favor de los bancos.

Otro triunfo es en el uso de la tarjeta de débito, donde por utilizar los servicios en red te cobraban sin avisar una comisión por usar un cajero que no es de tu banco. En España, los cajeros ahora piden tu autorización, porque son los dos elementos para la celebración de un contrato, el consentimiento y la aceptación de la oferta. Eso lo logró AUSBANC y se cambiaron 44mil cajeros automáticos en España y otros países nos han seguido.
Hay personas que tienen un seguro de vida y no lo saben y otras que son los beneficiarios y tampoco lo saben. Entonces, AUSBANC creó el registro de seguros de vida por ley. Ahora cualquier persona cuando muere, cualquier persona cercana puede preguntar y no se pierde el beneficio del contrato. Los seguros unidos a la banca muchas veces proceden para no pagar los beneficios. Para dar a conocer esos logros, AUSBANC Internacional está presente en muchos países a través de una red informativa llamada Mercado de Dinero, con presencia en los mercados americano, venezolano, colombiano, español e inglés.
La diferencia de AUSBANC con otras organizaciones es que les acompañan las sentencias. Lo que decimos lo sustentamos con documentación, sentencias y leyes.
AUSBANC se considera el mejor aliado de los buenos banqueros y son respetados por quienes tienen respeto por el sistema financiero.
En México van a comenzar con la parte informativa para fomentar la transparencia e incentivar la competencia. El reto es grande considerando la crisis económica, pero la intención es que AUSBANC tenga presencia este año entre los mexicanos, en alianza con buenos abogados mexicanos.
En México está el ambiente propicio para que hayan más organizaciones o despachos jurídicos que defiendan esos derechos que ya existen en la legislación mexicana. Hay muchos derechos que se incumplen por desconocimiento de quienes se beneficiarían: los consumidores, el ciudadano del siglo XXI.
Entrevista por Edith Ávila, licenciada en Economía por la Universidad Panamericana, con estudios posgrado en derechos humanos, finanzas y seguridad social.

Nota: Las opiniones que se presentan en la sección de blogs de CNNExpansión.com, son responsabilidad única de sus autores y no reflejan necesariamente la opinión periodística de CNNExpansión.
Términos y condiciones