Resulta atractivo deducir los intereses pagados por haber contratado créditos hipotecarios de casa habitación, ya que puede disminuir considerablemente la base del impuesto anual.

Dentro de las deducciones personales reguladas en el  artículo 176 de la Ley del Impuesto sobre la Renta (LISR), se establece, entre otras, la relativa al pago de intereses derivados de la contratación de créditos hipotecarios por la adquisición de casa habitación. Al respecto, la fracción IV de ese artículo, dispone que se podrán deducir los intereses reales efectivamente pagados en el ejercicio; la institución con la que se contrató el crédito hipotecario será la encargada de expedir la constancia anual de intereses devengados y pagados.

Asimismo, los intereses serán deducibles si se pagan utilizando los retiros, aportaciones y rendimientos provenientes de la subcuenta de vivienda de la cuenta individual del Infonavit, FOVISSSTE o del fondo de vivienda previsto en la Ley de Instituto de Seguridad Social para las Fuerzas Armadas Mexicanas.

Aquí  cabe señalar que resultan deducibles los intereses pagados por haber contratado dos o más créditos hipotecarios para casa habitación siempre que el monto  total de los créditos contratos no excedan de  un millón quinientas mil  unidades de inversión.

Tratándose de créditos hipotecarios en los cuales los deudores sean varias personas, se considerará que los intereses fueron pagados en la proporción que a cada uno de ellos les corresponda de la propiedad del inmueble, si no se especifica, se entenderá hecho el pago en partes iguales.

Cuando se trate de cónyuges o copropietarios, y sólo uno de ellos perciba ingresos acumulables, podrá deducir la totalidad de los intereses reales pagados y devengados en el ejercicio respectivo (artículo 230 RLISR).

 

Nota: Las opiniones que se presentan en la sección de blogs de CNNExpansión.com, son responsabilidad única de sus autores y no reflejan necesariamente la opinión periodística de CNNExpansión.
Términos y condiciones