Acabo de toparme con un artículo muy curioso: un estudio de la University of California-Berkeley que relaciona el contacto visual con la riqueza. 

Según este informe los ‘ricos’ no gustan del contacto visual, no miran a los ojos de extraños. El estudio, publicado en el Journal of Psychological Science, afirma que mientras las personas con un alto ingreso prefieren mirar hacia abajo revisar sus uñas, los pobres están buscando permanentemente el contacto visual y buscando la situación para incluso esbozar una sonrisa. 

Este estudio afirma que los acciones no verbales pueden decir de la posición económica de una persona tanto o más que su auto o la marca de ropa que usa. 

¿La razón de evitar el contacto visual? Según los propios entrevistados, ellos se sienten como ‘walking wallets’ (carteras caminantes) y por eso tratan de mirar a la gente a los ojos y ser más cuidadosos.

Nota: Las opiniones que se presentan en la sección de blogs de CNNExpansión.com, son responsabilidad única de sus autores y no reflejan necesariamente la opinión periodística de CNNExpansión.
Términos y condiciones