Es un complot: muchos recién egresados de la escuela se pusieron de acuerdo para enviar este tipo de currículum vitae, supuestamente para pedir trabajo. Lo que logran es que el que los recibe se desespere y los borre. No es literal, pero esto es lo que se lee de un currículum vitae hecho con flojera y enviado a una lista masiva (o sea que también se tuvo flojera a la hora de decidir a quién enviarlo). Recuerda: no estás vendiendo tornillos, estás vendiendo tus capacidades. No estás pidiendo trabajo, estás ofreciendo soluciones. Mira lo que dice un mal currículum de ti:

Quiero ganar dinero, pero me da flojera interesarme por un trabajo en particular. Así que por eso le hago el favor de enviarle a usted, Como Se Llame, mi curriculum en el que se describe que he hecho algo en mi vida, aunque no quede muy claro qué.

Es de dos páginas porque supongo que usted tiene mucho tiempo para leer un documento largo y aburrido, sin ningún diseño. Por supuesto que viene en un documento adjunto. Además, trae vagos detalles de mis estudios y una descripción imprecisa de lo que he hecho en mis trabajos anteriores. Alguien me dijo que tenía que poner un resumen al principio, pero para qué, si ya en el texto del correo le puse que “me interesa trabajar con usted, para aportar valor a la empresa”. El texto del correo no dice nada más, porque usted, Como Se Llame, está obligado a llegar a su oficina y leerlo, ¿cómo cree que debo captar su atención desde que ve su correo en su smartphone?

La verdad, la verdad, ni siquiera se qué puesto tenga usted, Como Se Llame, ni qué haga, ni exactamente a qué se dedica la empresa en la que trabaja. Porque está clarísimo que me importa un cacahuate lo que a usted y a su aburrida empresa les interese, lo que importa es lo que yo quiero. Bueno, seré generoso y agregaré por ahí perdido este párrafo:

“Objetivo personal: Desarrollarme en las diversas áreas del _____  y aplicar todos mis conocimientos para tener una evolución tanto en lo profesional como lo personal, superándome día con día y así tomar las decisiones correctas de los retos que se me presenten para realizarlos de manera exitosa”.

Me queda claro que en su empresa hacen algo, que a la mejor tiene relación con lo que estudié y con mis trabajos anteriores. En mi caso, con el periodismo y la comunicación, pero eso da igual, porque este machote de CV también podría servir para “pedir trabajo” en alguna empresa farmacéutica o de productos de consumo.


Mira qué “suave”, por usar una expresión de mi abuela juarense. De pronto te quedas sin trabajo o necesitas pagar algo de urgencia y tú muy confiado vas y le pides dinero a tu compadre o a tus papás.

Hasta el momento, así más o menos han servido las redes de seguridad en México: la familia y los amigos te sirven de fondo de emergencia. En realidad, sería mejor que tú tuvieras un fondo para enfrentar los imprevistos, porque no siempre habrá algún incauto que esté dispuesto a pagar tus gastos de hospital o a servirte de seguro de desempleo.
¿De cuánto debería ser tu fondo de emergencia?

1. Tener mucho dinero guardado en el banco te puede salir caro. Imagina que logras ahorrar 10 meses de tu sueldo. Si ganas 20,000 pesos tendría 200,000 guardados. Como los tienes disponibles, el banco te paga una tasa de cerca de 2% anual. La mala noticia es que, en realidad estás perdiendo, porque una parte de ese dinero podría obtener rendimientos de 7, 10 o 20% si lo arriesgaras un poco (lo que dejas de ganar es el costo de oportunidad, en lenguaje de los economistas). Entonces debes limitar el dinero que tengas en una cuenta a la vista.

2. Tener poco te puede salir caro. Si tienes guardado sólo el equivalente a un mes de tu sueldo, y tienes que enfrentar el desempleo o alguna enfermedad grave, también te puede salir caro porque es probable que no tengas crédito suficiente. Por ejemplo, si te enfermas y te hospitalizan, tal vez tengas que pagar unos 50,000 pesos de deducible del seguro de gastos médicos (porque tienes seguro, ¿verdad?).

3. ¿Cuánto tener, entonces? Lo que te recomiendan es tener entre tres y seis meses de tu sueldo en ese fondo de emergencia. Aquí hay una calculadora de Practical Money Skills, que te ayuda a estimar lo que vas a necesitar y cuánto tiempo requerirás para acumularlo.

//



Nota: Las opiniones que se presentan en la sección de blogs de CNNExpansión.com, son responsabilidad única de sus autores y no reflejan necesariamente la opinión periodística de CNNExpansión.
Términos y condiciones