1. La gente que cuida nuestro dinero para la jubilación respiró más feliz esta semana. Según ellos, tenían una buena noticia que comunicar. Los fondos para el retiro en México ya volvieron a crecer, después del pésimo año de 2008. Y llegaron a la astronómica cifra de 1 billón de pesos, o sea de un millón de millones.
Tampoco es para ponerse tan contento. En realidad el dinero en las afores sólo aumentó 7.32% en un año. Imagínate ese pequeño avance es el resultadito de: lo que aportaste tú durante el año, lo que hayan dado de rendimiento y las aportaciones de los nuevos trabajadores. Mira el informe que presentó la Consar a los diputados el jueves. Pícale en donde dice 16 de abril.
Las afore todavía tienen poco dinero. Eso significa que la mayoría de quienes ya tienen una afore no tendrán dinero suficiente para su retiro, porque la aportación en realidad es muy pequeña. Ya puedo ver a mucha gente quejándose del sistema y no haciendo absolutamente nada extra para compensar la carencia. La lección de la semana: corre y abre ya una cuenta extra para tu retiro. Puedes hacer aportaciones extras en tu afore. Fíjate cuánto han dado de rendimiento las cuentas dedicadas a recibirlas. Por ejemplo, la de Bancomer dio 3.5% de rendimientos ¡reales! Por arriba de inflación. La de Metlife dio 3.63 y la de Banamex, 1.99%.

2. Es hora de pagar impuestos. Lo más seguro es que como eres empleado, dejas que tu empresa haga la declaración por ti y no guardes absolutamente ningún comprobante de gastos. Repite conmigo: mi propósito de año nuevo es juntar las facturas de gastos y comprobantes de inversiones que pueda deducir. Lo más divertido es deducir las inversiones, porque además te quedas con el dinero. Si el año pasado hubieras empezado a ahorrar para tu retiro en un plan personal, el gobierno te estaría regresando dinero el próximo mes. Hazlo este año. Mira: si ahorras 1,000 pesos mensuales, al final del año tendrás 12,000 pesos. Si pones ese dinero en una afore, una aseguradora o una distribuidora de fondos, el año próximo el gobierno te va a dar, sí, te va a dar: 2,400 pesos, prácticamente regalados, siempre y cuando dejes el dinero guardado hasta que cumplas 65 años. Déjalo guardado, en serio, lo vas a necesitar.

3. Las aseguradoras están bajando precios. Bueno, no es que te vayan a cobrar menos por la prima. Lejos de ellas tal pensamiento. Pero sí están ofreciendo seguros más baratos, para que cuando menos tengas algo con qué protegerte en estos tiempos difíciles. Les llaman seguros temporales, y hasta el momento GNP, Zurich y Seguros Monterrey New York Life los están promoviendo, que yo sepa. Tú pagas una prima mucho más pequeña que con un seguro tradicional y tu familia está cubierta por cinco o 10 años. Yo supongo que te conviene más un seguro de vida más completo, pero cuando menos con éstos tienes algo de protección. El problema es que pasado el tiempo, no recuperas lo que pagaste en primas. Aunque recuerda que en ese tiempo tuviste una preocupación menos.

4. Ya hay que meternos en la Bolsa. ¿Qué te parece si invertimos un poquito en la Bolsa de Valores? Necesitas 10,000 pesos para empezar. No te asustes, no te vas a poner a invertir en empresas que no conoces, sino que entrarás en muchas empresas al mismo tiempo. Ve a una distribuidora de fondos, como Mas Fondos, Skandia, Fóndika, American Express o Banregio, y pregúntales por un fondo que siga al índice de la Bolsa (fondo indizado). Yo voy a seguir al fondo ST&ER-I.B, que es el indizado de Santander. Tú escoge el que sea y vamos a revisarlo de vez en cuando. Mira. Si hoy compro 500 acciones, me costarán 10,864.14 pesos. Veamos dentro de unos días a cuánto están esas acciones. Puedes seguir la evolución de los fondos aquí. Y lo puedes comparar con lo que le pasa a la Bolsa.

5. Gasta bien. Los blogs de finanzas personales hablan sólo de ahorrar y de pasarte horas en un Excel anotando el más nimio de tus gastos. ¡Basta! Relájate, diviértete, disfruta tu dinero. Para eso corre al blog Vivir como reina, que acaba de salir esta semana



Nota: Las opiniones que se presentan en la sección de blogs de CNNExpansión.com, son responsabilidad única de sus autores y no reflejan necesariamente la opinión periodística de CNNExpansión.
Términos y condiciones