¿Recuerdas cuando uno navegaba en internet sólo para entretenerse y chatear con los amigos? Qué tiempos. Ahora desde internet me persiguen montones de páginas que prometen volverme super sabio en mis finanzas personales.

Los bancos y el gobierno ya se obsesionaron con eso de educar en finanzas al “pueblo mexicano”, así que me dicen que pague mis deudas, no gaste de más, cocine churros en mi casa para ahorrar, haga mi presupuesto y entienda la magia del interés compuesto.

Y ¿en verdad alguien está tan dispuesto a meterse horas y horas a preguntarse cómo le va a hacer para financiar su retiro? ¿O cómo protegerse ante los riesgos?

El más reciente en esta ola de ñoños en internet es Bansefi, que acaba de sacar www.finanzasparatodos.com. Las animaciones están buenas, pero la información es tan básica que va a vacunar a todos y al final no servirán ni para el ciudadano de a pie ni para el egresado del ITAM. Por ejemplo, para explicar la necesidad de que te asegures contra ciertos problemas que se pueden presentar en tu vida, ponen un video superñoño de una pareja que se pierde en el bosque, porque al empezar su aventura no tomó en cuenta el riesgo de despistarse.

En la página de Condusef, una imagen de un búho te da lecciones de economía, con las que podrías echarte un sueñecito.  Ojalá que tantos datos no nos hagan olvidarnos de lo esencial: que el dinero sirve para alcanzar nuestros propósitos, que sería bueno que registráramos lo que gastamos y que hay que guardar algo, porque lo vas a necesitar después.

Lo rescatable: la página de Profeco puede llegar a ser adictiva. Las calculadoras de Condusef (que no están en el micrositio de educación financiera) y las calculadoras de Visa, Mastercard, Bancomer y Banamex.

Mira un ejemplo de la Profeco: una receta para hacer churros. Gastas menos, te diviertes y no tienes que aprender miles de conceptos financieros. Eso, puedes navegar en internet sin temor a que vengan a hacerte un examen.



Nota: Las opiniones que se presentan en la sección de blogs de CNNExpansión.com, son responsabilidad única de sus autores y no reflejan necesariamente la opinión periodística de CNNExpansión.
Términos y condiciones