“La tarea del coachee, es encontrar sus propias soluciones y el de su coach, proporcionar el marco de referencia.”  Jenny Rogers

El coaching es una actividad muy útil para los empresarios familiares. En muchas empresas se reconoce su importancia pero no se cuenta con una metodología clara que se pueda utilizar para lograr mejores resultados.

Los expertos británicos, Jenny Rogers, Karen Whittleworth y Andrew Gilbert, han desarrollado un modelo de coaching, al cual han llamado OSCAR, que reúne en una palabra las 5 etapas del proceso.  La letra O representa el outcome”, o desenlace esperado; la letra S se refiere a la situación actual, la letra C implica “choices and consequences”, es decir, las opciones y consecuencias, la letra A, determina la acción que se tiene que llevar a cabo y finalmente la letra R significa la revisión de todo el proceso.

Para entender mejor el modelo es necesario ver a OSCAR en acción.

Las sesiones de coaching normalmente son reuniones o conversaciones, uno a uno, entre el coach y su coachee, en las que se pretende avanzar en aspectos precisos para lograr resultados que se puedan medir.  El proceso se describe a continuación:

O, “outcome-desenlace”; las preguntas básicas en esta etapa son; ¿Qué deseamos lograr en la sesión de hoy? ¿A corto plazo? ¿A largo plazo? ¿Qué desenlace buscamos? ¿Qué puede demostrar el éxito? En esta etapa el coach debe apoyar al coachee, para que éste defina que desenlace busca alcanzar sobre el tema en cuestión.

S, “situación”; ¿Cuál es la situación actual? ¿Qué está pasando? ¿Quién esta involucrado? ¿Qué hace que el tema sea importante ahora? En esta etapa se busca obtener claridad del coachee en cuanto a su situación. El propósito es lograr la autoconciencia objetiva del coachee.

C, “choices-opciones y consecuencias.”; ¿Qué has intentado? ¿Qué opciones tienes? ¿Cuáles son las consecuencias de cada opción? ¿Cuáles opciones generan las mejores consecuencias? Aquí se tiene que ayudar al coachee a generar el mayor número de opciones, pero siendo objetivos en cuanto a las consecuencias, favorables y desfavorables, de cada una de ellas.

A, “acción”; ¿Qué acciones puedes tomar? ¿Qué vas a hacer? ¿Cuál es el siguiente paso? ¿Cómo lo vas a hacer? ¿Cuándo lo vas a hacer? ¿Con quien lo vas a hacer? ¿Qué tan dispuesto estás para hacerlo? Aquí se ayuda al coachee a revisar sus opciones, aclarar cuales son los siguientes pasos y asumir la responsabilidad de su plan de acción.

R, “revisión”; ¿Cuáles son los pasos para revisar tu avance? ¿Cuándo vamos a revisar el nivel de avance? ¿Qué acciones realmente estás tomando? ¿Cómo te están llevando al desenlace deseado tus acciones? En esta etapa, se ayuda al coachee a verificar que va en el camino deseado.  Se mide el verdadero progreso hacia el fin que se quiere.

El uso del modelo OSCAR te facilita lograr mejores resultados en tus actividades de coaching en la empresa familiar.

¿Aplicas el coaching en tu empresa familiar? ¿Tienes una metodología que te permita ser más efectivo? ¿Puedes utilizar el modelo OSCAR en tu empresa?

 Visita: www.profitconsulting.com

Sígueme en twitter: @mrbprofit

 

Nota: Las opiniones que se presentan en la sección de blogs de CNNExpansión.com, son responsabilidad única de sus autores y no reflejan necesariamente la opinión periodística de CNNExpansión.
Términos y condiciones

Deja tu comentario