“La educación es la mejor herencia que pueden dar los padres a los hijos”   Proverbio Popular

Se considera que coaching es “el arte de facilitar el aprendizaje, desarrollo y desempeño de otra persona”. El coaching incrementa la autoconciencia de la persona y le ayuda a identificar opciones.  A través del coaching, las personas pueden encontrar sus propias soluciones, desarrollar sus propias habilidades y cambiar sus propias actitudes y comportamientos.  El propósito del coaching es cerrar la brecha entre el potencial y el desempeño de una persona.

La esencia del coaching es fomentar que las personas asuman la responsabilidad sobre si mismos, que se consideren a cargo de su propio desarrollo, que son capaces de seguir aprendiendo, de ser creativos en la búsqueda de soluciones, de tomar excelentes decisiones y de alcanzar su potencial.

El coaching puede ser interno o externo.  El coaching externo normalmente está a cargo de un profesional independiente que ofrece sus servicios al director general y su plana directiva.  El interno es la tarea de coaching que llevan a cabo los lideres de la empresa con sus subordinados.  En todos los casos el coaching es un proceso de uno a uno entre el coach y su coachee.

 La empresa familiar tiene el reto de lograr el desarrollo del potencial de los empleados familiares y del resto del personal.  En particular la empresa familiar tiene que fomentar el desarrollo de las siguientes generaciones de la familia, para promover una buena sucesión y así lograr la continuidad de la empresa en manos de la familia.

Muchos empresarios familiares han sido capaces de iniciar una nueva empresa sin ningún antecedente empresarial y lograr el éxito a través de mucho trabajo.  Estos dirigentes suelen asumir el papel de líder autoritario, que soló da órdenes y no procura el desarrollo de su personal ni les enseña lo que sabe, ni les transmite sus experiencias.  Estos líderes suelen tomar todas las decisiones y no preparan a sus sucesores para asumir la responsabilidad de dirigir.

Existen otros empresarios, que consideran que sus hijos no necesitan repetir el esfuerzo de los padres y prefieren mantenerlos en una zona de confort, sin exigencias y sin asumir la responsabilidad por el futuro de la empresa.

Sin embargo, las experiencias de las empresas familiares longevas nos demuestran que sólo aquellas que logran llevar a cabo un proceso de sucesión efectivo, en el cual la siguiente generación, capaz y comprometida asume el liderazgo y la propiedad, logran sobrevivir a través del tiempo.  Este proceso requiere de una tarea de coaching efectiva entre el fundador (o líder actual) y su sucesor (es), mediante el cual la generación anterior prepara a la siguiente generación.

 ¿Conoces el coaching? ¿Procuras realizar una tarea de coaching para los sucesores? ¿El coaching lo realiza un externo o es de carácter interno?

 Visita: www.profitconsulting.com

Sígueme en twitter: @mrbprofit

 

Nota: Las opiniones que se presentan en la sección de blogs de CNNExpansión.com, son responsabilidad única de sus autores y no reflejan necesariamente la opinión periodística de CNNExpansión.
Términos y condiciones