“Cuatro características corresponden al juez: Escuchar cortésmente, responder sabiamente, ponderar prudentemente y decidir imparcialmente.”   Sócrates 

Ludo Van der Heyden, Christine Blondel y Randel S. Carlock, expertos de la empresa familiar de INSEAD, aseguran que la observancia de procesos justos en la empresa familiar favorecen el desempeño favorable del negocio y la armonía familiar.  Por el contrario, advierten que el origen de la mayoría de los conflictos familiares son las percepciones de injusticia por parte de los afectados. 

La justicia es un concepto controversial en la empresa familiar, ya que no es lo mismo la perspectiva de un miembro de la familia, que el punto de vista de un directivo o de un accionista.  Por su propia naturaleza, la justicia puede significar cosas diferentes para los empleados de la empresa, para los dueños y para los familiares. 

La familia siempre esta pendiente del cuidado de sus integrantes y tiende a utilizar como criterio básico para cualquier decisión, la debida atención de las necesidades de los familiares.  Por su parte, la empresa depende de sus resultados para sobrevivir y tiende a decidir con base a los méritos de los argumentos o de los resultados.  Los dueños de la empresa le dan mayor importancia a la equidad, considerando que todos los accionistas tienen derecho a la misma información y a los mismos dividendos. 

A su vez, la justicia tiene varias dimensiones, una tiene que ver con el proceso que se sigue para llegar a una decisión (“procedural justice”), otra dimensión se concentra en el desenlace del proceso (“distributive justice”) que resulta en beneficios o perjuicios para los involucrados. 

Por ello, la empresa familiar presenta muchos retos para lograr la justicia, ya que, que los familiares, los empleados y los propietarios pueden utilizar criterios diferentes para determinar si algo es justo o injusto. 

Como familia, se puede pensar que los beneficios que la empresa genera deben repartirse con base en las necesidades de cada familiar; los empleados de la empresa, pueden considerar que solo los que trabajan deben recibir un beneficio y de acuerdo a los méritos de su trabajo; por su parte, los propietarios, pueden argumentar que los beneficios deben ser solo para ellos y de manera equitativa, en función del número de acciones que cada quien tiene. 

La aplicación de la justicia en la empresa familiar es un reto importante para quien tiene la autoridad y responsabilidad de impartirla.  Para facilitar su trabajo, los expertos de INSEAD, proponen seguir un proceso con los siguientes pasos y cumpliendo con ciertas características: 

Paso 1: Enmarcar el problema, involucrar y escuchar a los afectados.

Paso 2: Explorar todas las opciones y eliminar las que no sean viables.

Paso 3: Decidir con base en fundamentos y explicar a los afectados.

Paso 4: Describir la manera en que se va a implementar la decisión y ejecutar las acciones necesarias.

Paso 5: Evaluar los resultados de la decisión y aprender para el futuro. 

Este proceso debe cumplir con las siguientes características: se debe favorecer la comunicación efectiva dando voz a todos los involucrados; el proceso debe ser claro para no crear falsas expectativas; los criterios se deben aplicar con base en principios éticos y de manera consistente a todas las personas y en todos los casos; debe existir la posibilidad de cambiar la decisión si se cuenta con nueva información relevante; y se debe actuar siempre con un compromiso real y fehaciente de buscar la justicia con base en la cultura y los valores de la familia. 

La enseñanza  importante para el empresario familiar, es que, la aplicación de “procesos justos” fomenta la confianza, que a su vez genera el compromiso de todos y así, se logra la armonía familiar. 

¿Cómo se imparte la justicia en tu empresa familiar? ¿Se logra evitar conflictos o se generan problemas peores?  ¿Puedes mejorar tus procesos para lograr mejores resultados? 

Visita: www.profitconsulting.com

Sigueme en twitter: @mrbprofit

 

 

Nota: Las opiniones que se presentan en la sección de blogs de CNNExpansión.com, son responsabilidad única de sus autores y no reflejan necesariamente la opinión periodística de CNNExpansión.
Términos y condiciones