“Para ser virtuoso se necesita naturaleza, razón y hábito.”  Aristóteles 

Las virtudes no florecen de manera espontánea, se requiere, un contexto, un clima favorable.  Para ello, es necesario tener una vida balanceada, integral y disciplinada.  Para alcanzarla, Alejandro Ortega, nos exhorta a seguir su modelo de la “Decena Vital”. 

El autor señala que la semana tiene 168 hrs. que debemos aprovechar para atender 10 aspectos vitales de nuestra vida. Los 10 aspectos quedan organizados de la siguiente manera: 3 de supervivencia (dormir, comer y espiritualidad); 3 aspectos personales (trabajo/estudio, ejercicio/deporte y lectura personal); 3 de aspectos referentes a los demás (familia, vida social y servicio comunitario); el décimo elemento es de gozo personal, un “hobby”. 

La supervivencia es el primer aspecto, debemos dormir entre 6 y 8 horas diarias para un total de 56 hrs. semanales. Está demostrado por investigaciones médicas que las personas que duermen bien, tienen mayor concentración, son más productivas y tienen más energía.  La alimentación sana y nutritiva es básica para tener la salud y vitalidad necesaria, a la cual dedicamos 14 hrs. semanales.  También debemos nutrir nuestra alma, dedicando entre 3 a 5 hrs. semanales a la meditación, la oración, el culto y demás actividades espirituales

Los aspectos personales comprenden principalmente el trabajo y/o estudio, al cual le dedicamos al menos 48 hrs. semanales.  Aquí lo importante es que seamos eficientes y eficaces en nuestras labores para poder alcanzar las metas fijadas. Para complementar nuestro trabajo es importante tener una actividad física, ya sea la práctica de un deporte o ejercicio individual.  Se recomienda al menos 30 mins. diarios o de preferencia, entre 4 y 7 hrs. a la semana. Para desarrollar una cultura general se recomienda leer al menos 2 hrs. semanales, sobre temas de arte, ciencias, política, filosofía, psicología, etc. 

Con respecto a nuestra relación con los demás, debemos comenzar con nuestra propia familia, a quien solemos descuidar por las otras actividades.  Debemos procurar una convivencia familiar de al menos  24 hrs. semanales.  La vida social, de acudir a eventos o celebraciones familiares o empresariales nos suele demandar en promedio, entre 3 y 5 hrs. semanales. También debemos estar activos en tareas comunitarias a las cuales le debemos dedicar al menos 2 hrs. a la semana. 

Si cumplimos con todo lo anterior nos hemos ganado tiempo (3-5 hrs. semanales) para nuestro “hobby”, algo que disfrutamos intensamente, que puede variar desde tocar un instrumento musical, realizar actividades artísticas, ir al cine, teatro o a conciertos, coleccionar algo, o seguir a nuestro equipo favorito en nuestro deporte predilecto, ya sea en el estadio o por la tv. 

¿Tienes una vida balanceada? ¿A que le dedicas más tiempo? ¿Estas feliz y satisfecho con tus actividades semanales? ¿Hay algo que puedes cambiar para mejorar? 

Visita: www.profitconsulting.com

Sigueme en twitter: @mrbprofit

Nota: Las opiniones que se presentan en la sección de blogs de CNNExpansión.com, son responsabilidad única de sus autores y no reflejan necesariamente la opinión periodística de CNNExpansión.
Términos y condiciones