“Lo que no se mide no se cumple.”     Anónimo

 La evaluación del desempeño es una actividad primordial para revisar el funcionamiento de los directivos y empleados.  Sirve para comprobar la debida atención de sus responsabilidades, el logro de sus objetivos y en su caso, determinar sus niveles de remuneración. 

La evaluación del desempeño se lleva a cabo en dos fases: la fase de planeación y organización y la fase de ejecución. 

La planeación y organización responde lo siguiente: ¿Qué se espera de la persona en cada puesto? y ¿Cuáles son los indicadores de gestión que sirven para medir los resultados? 

Para que la persona conozca claramente lo que se espera de ella, es indispensable describir precisamente las facultades y obligaciones de cada puesto.  En los niveles directivos de las empresas familiares, no se cumple con este precepto de establecer los roles y responsabilidades de cada ejecutivo.  Esto produce un traslape de funciones y de actividades que reduce la eficiencia de la persona y causa confusiones en la estructura organizacional.  Muchas veces los empleados no saben a quien deben obedecer ni como y cuando deben rendir cuentas de su actuación. 

Es indispensable que las funciones y las responsabilidades de los altos niveles directivos y los mandos medios sean definidas para el conocimiento y cumplimiento de la persona y de todos los demás empleados. 

Una vez definidas, se establecen los objetivos por alcanzar.  Los objetivos pueden ser cuantitativos y cualitativos dependiendo de las tareas a realizar.  Para cada uno de estos objetivos se tienen que identificar los indicadores de gestión que servirán para medir los resultados alcanzados. 

Asimismo, se deben identificar y describir las competencias profesionales que la persona debe tener para cumplir adecuadamente con su trabajo. En este sentido, se deben describir los comportamientos esperados para cada una de tales competencias. 

La segunda fase comprende llevar a cabo la evaluación formal del desempeño.  Esto debe suceder anualmente pero con varias sesiones de avance durante el año.  La evaluación debe tener por objeto revisar los resultados de la persona y ayudarlo a identificar oportunidades para mejorar aun en el caso de un desempeño sobresaliente. 

Para cada persona se deben considerar 5 niveles de actuación: 

A: trabajo excelente muy por encima de las expectativas

B: trabajo que excede las expectativas

C: trabajo que cumple con las expectativas y requerimientos

D: trabajo que requiere mejorar para poder cumplir

E: trabajo que no cumple con las expectativas del puesto 

¿Cuál es la metodología de evaluación del desempeño que utilizas en tu empresa?  ¿Te da buenos resultados? ¿Cómo la puedes mejorar? 

Visita: www.profitconsulting.com

Sigueme en twitter: @mrbprofit

Nota: Las opiniones que se presentan en la sección de blogs de CNNExpansión.com, son responsabilidad única de sus autores y no reflejan necesariamente la opinión periodística de CNNExpansión.
Términos y condiciones

Deja tu comentario