“Más vale prevenir que tener que lamentar.”

  Proverbio popular 

El día de ayer se registró un fuerte terremoto de 8.8 grados en Chile.  Los primeros informes señalan que hubo grandes daños materiales en la infraestructura, en vías de comunicación y en vivienda.  Sin embargo, son pocas las personas fallecidas y el pueblo se reporta en calma. 

Existe una gran diferencia entre la tragedia de Haití y lo que ahora esta sucediendo en Chile.  La gran diferencia reside en el nivel de preparación de Chile para enfrentar un sismo de estas dimensiones. 

Nosotros en México, por nuestra ubicación geográfica, estamos expuestos como Chile, a experimentar movimientos telúricos periódicos de grandes proporciones.  La pregunta es ¿Que tan preparados estamos para enfrentarlos? 

La gran enseñanza de las tragedias suscitadas por las fuerzas de la naturaleza, es mostrarnos nuestra fragilidad humana y la necesidad de prepararnos con antelación para lo que pueda venir. 

Las empresas como los países, viven problemáticas, tanto previsibles como inesperadas, pero una vez más, la pregunta es: ¿Estamos preparados para enfrentarlas? 

Debemos preguntarnos, cual es el nivel de preparación en nuestras empresas; ¿Estamos preparados para caídas en nuestros mercados de productos y servicios con un plan estratégico?; ¿Tenemos un plan financiero para soportar los movimientos en los mercados financieros?; ¿Contamos con un protocolo familiar para atender los conflictos familiares antes de que se presenten?; ¿Tenemos un plan de sucesión y patrimonial para enfrentar la muerte del líder empresarial? 

Para conocer estos temas visita: www.profitconsulting.com

 


“El que se enoja, pierde.”        Refrán popular 

Los Santos de Nueva Orleáns derrotaron a los favoritos, Potros de Indianápolis y son los campeones del Super Bowl XLIV.  El trabajo de equipo de los Santos encabezados por el coach Peyton y el quarterback Brees, demuestra una vez más que los triunfadores son los que aprenden a utilizar sus talentos de manera coordinada y con un plan de trabajo, agresivo pero realista. 

Los estudiosos del funcionamiento de las empresas han dedicado mucho tiempo en demostrar que el trabajo en equipo rinde mejores frutos que los esfuerzos aislados de personas muy destacadas. 

En el partido de ayer, se vió a un Peyton Manning, quarterback de los Potros, enojado y frustrado por las incidencias del juego y en el último cuarto cometió su único error del partido al ser interceptado su pase y devuelto a las diagonales para una anotación de los Santos.  Manning, es sin duda uno de los mejores jugadores de la historia del fútbol americano, pero ayer pecó de soberbia y arrogancia y fue superado por el joven y humilde Drew Brees. 

Ciertamente los empresarios tenemos mucho que aprender de los jugadores profesionales, pues la visión, motivación y ejecución de los grandes equipos es lo que queremos lograr en nuestros grupos directivos y de mandos medios.  En este caso el aprendizaje se amplía a una lección de responsabilidad social, pues el triunfo de los Santos es una señal de aliento para la reconstrucción de la ciudad de Nueva Orleáns después de los estragos que causó el huracán Katrina. 

¿Qué podemos aprender del juego en equipo de los Santos para aplicarlo a nuestras empresas? ¿Tenemos líderes que saben motivar y dirigir a nuestros empleados? ¿Estamos dispuestos a incurrir en riesgos calculados para lograr nuestros objetivos?

Para aprender más sobre estos temas visita:  www.profitconsulting.com


“Si todo el año fuese fiesta, divertirse sería más aburrido que trabajar.”           William Shakespeare 

Los verdaderos aficionados al fútbol americano esperamos con gran interés la llegada del super domingo en el cual se enfrentan los campeones de la Conferencia Nacional y de la Conferencia Americana para definir al campeón de la NFL.  Este año son los Santos de Nueva Orleáns y los Potros de Indianápolis los protagonistas. 

Yo he tenido la oportunidad de estar presente en varios juegos de Super Bowl, la experiencia es inolvidable, por la gente, el ambiente, la fiesta y hasta por los excesos en comercialización. Desafortunadamente, en varios casos los juegos dejaron mucho que desear, pues un equipo fue dominante y no hubo mucha emoción. 

Sin embargo, los últimos dos Super Bowl’s han sido muy emocionantes y se han decidido hasta el ultimo minuto, esperamos que este año sea un buen juego y que ganen los Santos. 

Los que puedan ir, les recomiendo que hagan el viaje a Miami (espero que no les llueva como nos llovió en el Super Bowl entre Osos y Potros hace 2 años).  Los que nos quedamos en casa, esta vez, lo vamos a ver con la familia y los amigos en nuestro hogar o en algún restaurante. 

El Super Bowl es una oportunidad para medir el grado de comprensión y amor que reina en nuestro hogar, si las mujeres permiten a los hombres disfrutar una larga tarde de gritos y golpes (en la cancha), sin interrupciones. 

En tu familia,¿Cómo disfrutas el fútbol americano? ¿Te reúnes con la familia? ¿Con los amigos? 

La convivencia familiar es importante, revisa como la puedes mejorar en:

 www.profitconsulting.com


“El hombre que ha cometido un error y no lo corrige comete otro error mayor.”           Confucio 

Toyota, es la compañía automotriz más grande del mundo y ésta semana reconoce fallas en el pedal del acelerador de sus vehículos.

En Estados Unidos este problema ha ocasionado la muerte de varios conductores, en México no se ha reportado ningún incidente mortal, pero se informa que serán revisados unos 30,000 autos para corregir la falla mencionada. 

Las empresas automotrices japonesas como Toyota, han logrado una reputación importante por la seguridad y confiabilidad de sus productos, y por ofrecer un producto de calidad a un precio razonable.  Por ello, es indispensable que actúen en beneficio de sus consumidores, pues de lo contrario pueden perder un buen número de ventas. 

Las empresas familiares mexicanas, al igual que las grandes multinacionales como Toyota, están expuestas a que sus productos tengan alguna falla que incomode al consumidor o en el caso actual, que ponga en peligro su vida.  En épocas pasadas, los productos japoneses eran copias burdas de productos americanos, que se vendían básicamente por sus bajos precios, no obstante su poca calidad.   Al paso de los años, los japoneses se convirtieron en los líderes en control de calidad y sus productos pasaron a ser el “benchmark” del mercado, así se posicionaron en el mercado americano y en todo el mundo, logrando desplazar a las empresas norteamericanas. 

Hoy vemos con preocupación que surgen problemas en la calidad de los vehículos que comercializan en México y que los consumidores tenemos que llevar a reparar nuestras unidades. 

¿Cual es el nivel de calidad de los productos de tu empresa? ¿Tienes un sistema de control de calidad? ¿Qué haces cuando los clientes te reclaman alguna falla en tu producto o servicio?

Para aprender a ser más competitivo visita:

www.profitconsulting.com



Nota: Las opiniones que se presentan en la sección de blogs de CNNExpansión.com, son responsabilidad única de sus autores y no reflejan necesariamente la opinión periodística de CNNExpansión.
Términos y condiciones